Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 10 de octubre de 2014

ya perdone !!

Ya perdoné errores casi imperdonables,
traté de sustituir personas insustituibles,
y olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso,
ya me decepcioné con personas
cuando nunca pensé decepcionarme,
mas también decepcioné a alguien.

Ya abracé para proteger,
ya me reí cuando no podía,
ya hice amigos eternos,
ya amé y fui amado,
pero también fui rechazado,
ya fui amado y no supe amar.

Ya grité y salté de tanta felicidad,
ya viví de amor e hice juramentos eternos,
pero también ¡"rompí la cara" muchas veces!

Ya lloré escuchando música y viendo fotos,
ya llamé sólo para escuchar una voz,
ya me enamoré por una sonrisa,
ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y...

...tuve miedo de perder a alguien especial
(y terminé perdiéndolo).

¡¡Pero sobreviví!!

¡Y todavía vivo!

No paso por la vida...
y vos tampoco deberías pasar...

¡¡¡Viví!!!

Bueno es ir a la lucha con determinación,
abrazar la vida y vivir con pasión,
perder con clase y vencer con osadía,
porque el mundo pertenece a quien se atreve.

Y...

LA VIDA ES MUCHO...
¡para ser insignificante!

te hace feliz tu pareja ?

TE HACE FELIZ TU PAREJA? (Reflexión)

En cierta ocasión durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a un Hombre:

-' ¿Te hace feliz tu esposa? ', ¿Verdaderamente te hace feliz?

En ese momento la esposa levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposo diría que sí, pués el jamás se había quejado durante su matrimonio.

Sin embargo el esposo respondió con un rotundo - 'No...... No me hace feliz'
Y ante el asombro de la mujer... Continuó:
- 'No me hace feliz......... ¡Yo soy feliz!... El que yo sea feliz o no, eso no depende de ella, sino de mí. Yo soy la única persona, de quien depende, mi felicidad.

Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera... De alguna persona, cosa... ó circunstancia.... Sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta vida, cambia continuamente....... el ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc. Y así podría decir una lista interminable. A través de toda mi vida, he aprendido algo; decido ser feliz y lo demás lo llamo...

'experiencias' , amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar.

Hay gente que dice:

- No puedo ser feliz... Porque estoy enfermo, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor, porque alguien me insultó, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró...

Pero... Lo que no sabes es que.... PUEDES SER FELIZ......
aunque... Estés enfermo,
aunque... Haga calor,
aunque... No tengas dinero,
aunque... Alguien te haya insultado,
aunque... Alguien no te amó ,
o no te haya valorado.
La vida es como andar en bicicleta,.....
te caes, solo si dejas de pedalear

SER FELIZ ES.... UNA ACTITUD ANTE LA VIDA
QUE CADA UNO DECIDE...!!

miércoles, 8 de octubre de 2014

necesito inventar palabras !!

Necesito, inventar palabras,
de esas, que al escucharlas
te hacen estremecer,
como al escuchar tu nombre
temblaba todo mi ser.

Necesito, inventar una canción,
una linda melodía
que alegre mi corazón,
pero que no se parezca
ni un poquito, al sonido de tu voz.

Necesito, inventarme un mundo
lleno de risas, de amor, y
de una mágica luz,
para que nunca recuerde
que un día, todo mi mundo eras tú.

abismo !!

ABISMO

Cuándo la ilusión se ha perdido
y esperanza ya no hay,
el alma queda vacía
y anida la soledad.
Cuándo la alegría
se convierte en tristeza,
el corazón callado está.
Las palabras suenas huecas
y es en vano llorar,
las lágrimas no curan,
cuando se pierde
un amor de verdad.
Se nubla la sonrisa
y se enmudece la voz,
la risa es finjida,
cuando llora el corazón.
La tristeza invade el cuerpo
hasta se pierde la razón,
al borde del abismo,
me encuentro hoy.
Desgarrada por la herida
que me dejaste tu,
al partir aquel día,
sin decir adiós.

nadie me piensa !!

“Estuve pensando que nadie me piensa. Que estoy absolutamente sola. Que nadie, nadie siente mi rostro dentro de sí ni mi nombre correr por su sangre. Nadie actúa invocándome, nadie construye su vida incluyéndome. He pensado tanto en estas cosas. He pensado que puedo morir en cualquier instante y nadie amenazará a la muerte, nadie la injuriará por haberme arrastrado, nadie velará por mi nombre. He pensado en mi soledad absoluta, en mí destierro de toda conciencia que no sea la mía. He pensado que estoy sola y que me sustento sólo en mí para sobrellevar mi vida y mi muerte. Pensar que ningún ser me necesita, que ninguno me requiere para completar su vida.”

-Alejandra Pizarnik

que facil callar !!

"Qué fácil callar, ser serena y objetiva con los seres que no me interesan verdaderamente, a cuyo amor o amistad no aspiro. Soy entonces calma, cautelosa, perfecta dueña de mí misma. Pero con los poquísimos seres que me interesan... Allí está la cuestión absurda: soy una convulsión, un grito, una sangre aullando. De allí proviene mi imposibilidad absoluta para sustentar mi amistad con alguien mediante una comunicación profunda y armoniosa. Tanto me doy, me fatigo, me arrastro y me desgasto que no veo que instante de "liberarme" de esa prisión tan querida. Y si no llega mi propio cansancio, llega el del otro, hastiado ya de tanta exaltación y presunta genialidad, y se va en busca de alguien que sea como yo con la gente que no me interesa..."

- Alejandra Pizarnik

sábado, 4 de octubre de 2014

TUS PALABRAS

Tus palabras quedaron retumbando un largo rato en mi mente. Te odie un instante, me dieron ganas de lanzarme contra ti y golpearte con fuerza. Se me estaba quebrando la ilusión, la esperanza estaba agonizando. Abriste la boca y pronunciaste las palabras precisas para dejarme en claro que este juego sólo lo estaba jugando yo.
En ese instante no entendí, me moleste y comencé a llorar. Noche tras noche me repetía lo que me habías dicho, cucharadas masoquistas de amarga realidad para matar las dudas. Todavía llegaba a pensar, a imaginar que no querías lastimarme y por eso me pedías de manera sutil que no te amara, que no me enamorara de ti, que tú no podías, ni sabias quererme. Creí que eras injusto y malo, que aun sabiendo lo que sentía por ti, me arrojabas al desierto, al desamparo.
Pero no, hoy entendí que estaba lastimada y mi mente me hacía sentir víctima. Me estabas liberando, me estabas dando libertad. Quitabas las cadenas que tontamente até a tus huellas, a tus pasos. Liberabas la esperanza que había enjaulado por ti. Me regalabas paz, ahora no me comerían las ansias por pensarte lejos y ajeno mío. Me regalabas autonomía y amor. Al pronunciar esas palabras desatabas los nudos de mi mente. Llore al darme cuenta que habías sido bueno, muy bueno conmigo. Que me arrojabas al universo, al infinito para que el sol me cubriera y el viento acariciara los lugares que me dolían. Me habías liberado, me habías regalado el amor a manos llenas.”

CARTA DE UNA MADRE PARA SUS HIJOS

CARTA DE UNA MAMA A SUS HIJOS" Por Isabel Allende.
Siempre que quieren hablar de madres en la televisión muestran mujeres con chicos en los brazos, sonrientes, dulces, cariñosas, sin una pizca de cansancio, espléndidamente maquilladas y a eso agregan maravillosas frases de posters. ¡Mentiras! Las mamás no somos abnegadas amantes del sacrifico y aguerridas guerreras que todo lo pueden. Las mamás lloramos abrazadas a la almohada cuando nadie nos ve, pedimos la epidural en el parto y puteamos en 17 idiomas cuando tenemos que poner el despertador a las 2 de la mañana para ir a buscarlos a una fiesta. Cuando les decimos que no se peleen con ese compañerito que les dice 'enano' o 'cuatro ojos', y les damos toda clase de explicaciones conciliatorias, en realidad querríamos tener el cogote del pequeño verdugo entre nuestras manos. Y también pensamos que la vieja de geografía es un mal bicho cuando les baja la nota porque no saben cuántos metros mide el Aconcagua que, al final, a quién cuernos le importa. Pero no lo podemos decir. No es que nos encante pasarnos horas en la cocina tratando de que el pescado no tenga gusto a pescado y disimulando las verduras en toda clase de brebajes, en lugar de tirar un Patty a la plancha, es que tenemos miedo de que no crezcan como se debe. No es que nos preocupe realmente que se pongan o no un saquito, es que tenemos miedo de que se enfermen. Porque ser mamá no tiene que ver con embarazos, pañales y sonrisas de aspirinetas. Tiene que ver con querer a alguien más que a una misma. Con ser capaz de cualquier cosa con tal de que ustedes no sufran. NADA, nunca, jamás. Ustedes nos hacen felices cuando les encantan nuestras milanesas, cuando nos consideran sabias por contestar todas las preguntas de los concursos de la tele. Cuando vienen llorando a gritos porque se rasparon la rodilla y nos dan la posibilidad de darles consuelo y curitas. Cuando recién levantadas nos dicen, qué linda que estás, mamá. Ustedes nos hacen mejores. Nos dan ganas y fuerzas. Nos comeríamos un gurka crudo antes de que les toque un dedito del pie. Nos lavamos la cara y salimos del baño con una sonrisa de oreja a oreja para hacerles saber que la vida es buena, aunque nos vaya como el reverendo... Cantamos las canciones de Chiquititas y vemos Barney y escuchamos a Los piojos y compramos Nopucid y repasamos 500 veces la tabla del 2 y arreglamos el carburador para llevar a los pibes a fútbol, a inglés, a dibujo, a la psicóloga, a básquet, a volley, a danzas, a la casa de la amiga, a la maestra particular, al dentista, al médico, a comprar un pantalón. Y armamos 24 bolsitas con anillitos y pulseritas y tratamos de que la torta parezca un Pikachu y nos buscamos otro trabajo y sacamos créditos y nos compramos libros y vamos al psiquiatra y al pediatra y a los videos y negociamos con los maestros y los acreedores y recortamos figuritas y estudiamos junto a ustedes ríos, provincias, las capitales de los países de Europa y nos ponemos lindas y nos enojamos y nos reímos y nos salimos de quicio y nos convertimos en la bruja y la princesa de todos los cuentos. SOLO Y EXCLUSIVAMENTE PARA VERLOS FELICES. VERLOS FELICES ES LO QUE NOS HACE FELICES. Ojalá pudiéramos pegar el mundo con cinta scotch (como el velador que cayó en combate en la última guerra de pijamas party), para que fuera un lugar mejor para ustedes. GRACIAS POR HACERME SU MAMÁ. GRACIAS POR HACERME TAN IMPORTANTE. Gracias, por esas porquerías que hacen en el colegio con corchitos y escarbadientes (que casi nunca entiendo para que sirven, pero guardo religiosamente) gracias por los abrazos, los besos, las lágrimas, los dolores, los dientes de leche, las cartitas, los dibujos en la heladera, el Amoxidal de tantas noches sin dormir, los boletines, las plantas rotas del jardín por jugar a la pelota, por mi maquillaje arruinado por ser usado para jugar a la mamá, por las fotos de la primaria. Son mis mejores medallas. Gracias porque LOS AMO. Y ese es el amor que ME HACE GRANDE... Lo demás es marketing

yo no reparo corazones rotos

"Yo no reparo corazones rotos,
yo no arreglo personas incompletas;
yo disfruto las ruinas, los relieves de las
cicatrices,
yo no reparo, destruyo los escombros,
termino el trabajo sucio, doy el golpe final,
porque no hay otra forma de renacer que morir
primero;
el dolor es siempre requerido,
se toca fondo y cuando ya no hay más hacia donde
descender,
se empieza el ascenso.
Así que yo no sirvo de consuelo,
sirvo de soporte para quien quiera conmigo volver
a volar."

q nadie sepa


"QUE NADIE SEPA"
Que nadie se entere que te extraño, que te espero por las noches, que te lloro al ver la luna y las estrellas, que ahogo mis suspiros y me los trago con dolor para que no resuenen en tus oídos, que no se sepa que me frustra perderte, que nunca sepas que los escalofríos que recorren tu piel son los besos que mis labios te mandan a distancia, que nunca entiendas que cada que sientes un sutil aire en la nuca, soy yo susurrando que te quiero, que no te expliques de dónde proviene el olor a flores frescas de cada oración que es para ti, que no comprendas que esas luces de colores vivos de las mariposas que te rondan son las esperanzas que tenía en ti, que te confunda el dulce sabor de la miel de cada te amo que nunca pronuncié y que siempre tuve en mi mente... porque si lo que fue dicho, hecho y sentido no te fue claro, mucho menos claridad tendrá mi alma aunque la tengas frente a ti.
252 Me gusta · 28 comentarios

jueves, 2 de octubre de 2014

le abri las puertas !!

Le abrí las puertas, lo dejé ver dentro de mi alma.
Vio mis grietas, mis infiernos y hasta a mis demonios.
Recorrió poco a poco los caminos de mi piel, pasó cerca de mi seco corazón, vio mis carencias, mis dudas, mis misterios y mis miedos. Y a pesar de eso se quedó, decidió amarme, prestarme sus alas, despejarme el cielo y lanzarse conmigo a volar."

te odie un instante !!

Tus palabras quedaron retumbando un largo rato en mi mente. Te odie un instante, me dieron ganas de lanzarme contra ti y golpearte con fuerza. Se me estaba quebrando la ilusión, la esperanza estaba agonizando. Abriste la boca y pronunciaste las palabras precisas para dejarme en claro que este juego sólo lo estaba jugando yo.
En ese instante no entendí, me moleste y comencé a llorar. Noche tras noche me repetía lo que me habías dicho, cucharadas masoquistas de amarga realidad para matar las dudas. Todavía llegaba a pensar, a imaginar que no querías lastimarme y por eso me pedías de manera sutil que no te amara, que no me enamorara de ti, que tú no podías, ni sabias quererme. Creí que eras injusto y malo, que aun sabiendo lo que sentía por ti, me arrojabas al desierto, al desamparo.
Pero no, hoy entendí que estaba lastimada y mi mente me hacía sentir víctima. Me estabas liberando, me estabas dando libertad. Quitabas las cadenas que tontamente até a tus huellas, a tus pasos. Liberabas la esperanza que había enjaulado por ti. Me regalabas paz, ahora no me comerían las ansias por pensarte lejos y ajeno mío. Me regalabas autonomía y amor. Al pronunciar esas palabras desatabas los nudos de mi mente. Llore al darme cuenta que habías sido bueno, muy bueno conmigo. Que me arrojabas al universo, al infinito para que el sol me cubriera y el viento acariciara los lugares que me dolían. Me habías liberado, me habías regalado el amor a manos llenas.”

puse tu risa en un vaso de lagrimas !!

Puse tu risa en un vaso con lágrimas y la vertí sobre mi garganta, seca de tragar letras. Y ahogado en ti, te dejé salir.
No hace falta que te pares por aquí si no quieres, voy a dejar escrito cuánto te quiero. Te quiero, sí que lo hago.
Te quiero como me mira la noche infinita, cuando forma constelaciones sin saberlo, así te quiero cuando me miras y no te das cuenta de lo que veo.
Te quiero como me abraza el viento frío, cuando me abriga entre el sol y el mundo, así te quiero cuando me abrazas y no te das cuenta de lo que siento.
Te quiero como me roza el alma un buen poema, y me eriza la piel cada verso, así te quiero cuando recuerdo tus labios.
Te quiero de tantas formas que no sé quererte.
Te quiero nada más para un tiempo o dos tiempos, no sé cuántos de esos tenga una vida.

miércoles, 1 de octubre de 2014

envuelta en el misticismo !!!

Ella, envuelta en el misticismo, en el acercamiento a la perfección, en el lejano vacío de la ausencia, en el anhelo del mañana. Si, ella. Aquella que en sueño desvela, endulza y envenena, que sin duda se acerca a la experiencia de la muerte, de la vida que vuelve tras la agonía.
Me traslada al pasado, me emociona y trastorna mis sentidos, me hunde en sueños de un matiz rojo y dorado, al más esplendoroso goce de amor.
No es su presencia, no es el idilio que exacerba nuestra unión, es el contrabando de ilusiones, el camino que se extiende de manera infinita.
Se levanta de ese trémulo silencio, susurra con despiadada franqueza, con aire de redención e inseguridad, reduce la dicha a un acorde ahogado, a un universo de palabras.
Ella que sin duda el alma revoluciona, a quien en medio de la noche se llama y evoca, parte de un ritual que exilia la razón, que engrandece la bondad. Aquella que rodeada por un éxtasis intransigente, por una desbordada soledad se entrega en alma y destierro a el castigo de la distancia. Me arropa…desahucia su alma para entregarla en mis labios, para enaltecer mis palabras y reforzar el reinado de su corazón sobre mis deseos. Se transforma ante mis ojos, se disipa en el candor de la noche, dejando solo un poco del hechizo bienhechor de su mirada.
Ella, la que endulza, la que ilusiona, la que mata en ausencia y revive en esperanza…

martes, 30 de septiembre de 2014

no quiero que tu mundo se de la vuelta

No quiero
que tu mundo se dé la vuelta
cada vez que yo me marche,
quiero que darte la espalda
solo signifique
libertad
para
tus
instintos
más
primarios.
Yo no quiero
dejar huella en tu vida,
quiero ser tu camino,
quiero que te pierdas,
que te salgas,
que te rebeles,
que vayas a contracorriente,
que no me elijas,
pero que siempre regreses a mí para
encontrarte.
Yo no quiero prometerte,
quiero darte
sin compromisos ni pactos,
ponerte en la palma de la mano
el deseo que caiga de tu boca
sin espera,
ser tu aquí y ahora.
Yo no quiero
que me eches de menos,
quiero que me pienses tanto
que no sepas lo que es tenerme ausente.
Yo no quiero ser tuya
ni que tú seas mío,
quiero que pudiendo ser con cualquiera
nos resulte más fácil ser con nosotros.
Yo no quiero
tener que estar a tu lado
para no faltarte,
quiero que cuando creas que no tienes nada
te dejes caer,
y notes mis manos en tu espalda
sujetando los precipicios que te acechen,
y te pongas de pie sobre los míos
para bailar de puntillas en el cementerio
y reírnos juntos de la muerte.
Yo no quiero
que me necesites,
quiero que cuentes conmigo
hasta el infinito
y que el más allá
una tu casa y la mía.
Yo no quiero
hacerte feliz,
quiero darte mis lágrimas
cuando quieras llorar
y hacerlo contigo,
regalarte un espejo
cuando pidas un motivo para sonreír,
adelantarme al estallido de tus carcajadas
cuando la risa invada tu pecho,
invadirlo yo
cuando la pena atore tus ojos.
Yo no quiero
que no me tengas miedo,
quiero amar a tus monstruos
para conseguir que ninguno
lleve mi nombre.
Yo no quiero hacerte el amor,
quiero deshacerte el desamor.
Yo no quiero ser recuerdo,
mi amor,
quiero que me mires
y adivines el futuro.

deja que la vida te despeine

DEJA QUE LA VIDA TE DESPEINE .!!

Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad… El mundo está loco… Definitivamente loco… Lo rico, engorda. Lo lindo sale caro. El sol que ilumina tu rostro, te arruga. Y lo realmente bueno de esta vida, te despeina…

- Reírte a carcajadas, despeina.
- Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina

- Quitarte la ropa, despeina.
- Besar a la persona que amas, despeina.
- Jugar, despeina.
- Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.

Así que cada vez que nos veamos yo voy a estar con el cabello despeinado…

Sin embargo, no tengas duda de que estaré pasando por un momento muy feliz de mi vida.

Es una ley universal: siempre va a estar más despeinada la mujer que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que la que prefiera no subirse.

Puede ser que me sienta tentada a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera. El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Péinate, ponte, sácate, cómprate, corre, adelgaza, camina derechita, ponte seria…

Y quizá debería seguir las instrucciones pero, ¿cuándo me van a dar la orden de ser feliz?

Lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que debo ser. Por eso mi recomendación a todas las mujeres:

Entrégate, Come rico, Besa, Abraza, Haz el amor, Enamórate, Relájate, Viaja, Salta, Levántate temprano, Corre, Vuela, Canta, Ponte linda, Ponte cómoda, Admira el paisaje, Disfruta…

…y sobre todo, deja que la vida te despeine…!!!

Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar

te escribi !!

Te escribí con pasión porque quería hacerte sentir deseado y nada me causaba más placer, que imaginar tu rostro, preso de la euforia que produce contener las ansias de tener a alguien entre los brazos.
Te escribí con ternura porque no podía evitar que escapara de mí, la dulzura desbordada que nunca logré dosificar y que me hacía parecer más cursi de lo acostumbrado.
Te escribí con amor, porque necesitaba decirlo, gritarlo, de una forma hasta exagerada y absurda, pues caminaba entre las nubes en medio de un sentimiento que apenas empezaba a descubrir y me cegaban las ganas inmensas de abrazarte y decirte "te amo"
Luego, cuando supe tu verdad, cuando la imagen del hombre fuerte, tierno y sutil se desmoronó como una galleta entre mis dedos; escribí con dolor, como si hubieras muerto y me sangraron los dedos, los ojos, el alma, y los sueños, me sangró el amor.
Escribí también con ira cuando te supe mentiroso, sátiro, estúpido y acomplejado, escupí mis textos con tu nombre y escribí con asco, limpié mi boca de ti, la vida, la psiquis, los insomnios, las fotos.
Y aún te escribía con reproche, con angustia, con desdén, con melancolía, mucha melancolía. No ha sido suficiente, aún falta escribirte de una forma especial y sincera: con agradecimiento, si, así como lees... te agradezco el haber puesto todo de cabeza, me mostraste que no tenía la vida de muñeca que creía tener.
Agradezco que me hayas mentido, me mostraste que no todo el mundo es honesto y que se debe tener los ojos bien abiertos.
Agradezco que me hayas rechazado, aprendí que no soy una niña pequeña en el cuerpo de una mujer grande, y que no puedo insistir en el amor, pues el amor no se merece, se construye. Agradezco todas esas veces esperando que contestes, que llames, que vengas, que me devuelvas los "te quieros" pues descubrí lo miserable que era esperando migajas, y así desde lo profundo del desamor, aprendí a quererme de forma real, como solo uno mismo puede hacerlo. Pero sobre todo te agradezco, por haberte ido y haberme dejado rota, pues solo rota se puede iniciar desde el principio, cuando ya no queda nada.
Ojalá llegue a tu vida quien te ame igual que tú, que tenga tus mismos sueños, que su forma de pensar se complemente con la tuya, que abrace como tú, que tenga el ego así de inflamado. En conclusión alguien que sea tu reflejo, que te recuerde todos los días quien en realidad eres, alguien igual que tú, pues no mereces menos.

lunes, 29 de septiembre de 2014

el amor o la dependencia !!

Es amor o dependencia? Cuando tu felicidad o amargura siempre se somete a los deseos, gustos, o necesidades de la pareja, quizás eso ya no se llame amor, sino dependencia emocional; este trastorno produce una relación inestable, destructiva, donde crees que sin esa persona tu vida se acaba, porque tú no vales nada sin ella o sin él; y por eso aceptas sufrir lo que sea para seguir a su lado: humillaciones, infidelidad, indiferencia, maltrato, abuso, golpes, o lo que sea, pues tu vida es solo un manojo de nervios, miedos, y enfermedades. Si eso te sucede, y hoy te das cuenta que siempre estás esperando su cariño, necesitando su atención, o toda la vida sufriste mucho en las relaciones de amor, lo mejor es buscar ayuda en terapia; o aprender a reflexionar, para encontrarte contigo, liberarte de cualquier dependencia tóxica, y volver a vivir. Hoy es un buen día para empezar, porque la salida está en tu mente, en tus pensamientos, y solo tienes que buscar el camino, pasito a pasito, sin apuro, con mucha paciencia. Y más que obvio... nunca te rindas!

lectura para esta noche

Lectura para esta noche:

La ley de Jante

-¿Qué piensa de la princesa Marta Luisa?
El periodista noruego me entrevistaba a orillas del lago de Ginebra. Normalmente no respondo a preguntas ajenas a mi trabajo, pero en este caso la curiosidad del periodista tenía un motivo: la princesa había hecho bordar, en el vestido que lució en su 30º cumpleaños, el nombre de algunas personas importantes en su vida, entre los cuales se encontraba el mío (a mi mujer le pareció ésta una idea tan buena que decidió hacer lo mismo al cumplir cincuenta años, e hizo bordar en su vestido una pequeña inscripción que decía "inspirado por la princesa de Noruega").
-Me parece una persona sensible, delicada, e inteligente -respondí-. Tuve ocasión de conocerla en Oslo, cuando me presentó a su marido, que es escritor, como yo.
No quería decir más, pero no pude contenerme:
-Y hay una cosa que de verdad no entiendo: ¿por qué la prensa noruega pasó a atacar el trabajo literario de su marido después de su boda con la princesa? Antes las críticas siempre eran positivas.
No era propiamente una pregunta, sino una provocación, puesto que yo imaginaba la respuesta: la crítica cambió porque la gente tiene envidia, el más amargo de los sentimientos humanos.
El periodista, sin embargo, fue más sofisticado que eso:
-Porque había violado la ley de Jante.
Evidentemente yo jamás había oído hablar de semejante ley, y el periodista tuvo que explicarme en qué consistía. Al continuar el viaje, me di cuenta de que en cualquier país de Escandinavia es difícil encontrar a alguien que no conozca dicha ley. Una ley que, aunque existe desde el comienzo de la civilización, no fue enunciada oficialmente hasta 1933, en la novela Un refugiado sobrepasa sus límites, del escritor Aksel Sandemose.
La triste constatación es que la Ley de Jante no se limita a Escandinavia: es una regla que se aplica en todos los países del mundo, por mucho que digan los brasileños que "esto sólo pasa aquí", o los franceses que "desgraciadamente, en nuestro país es así". Como el lector ya estará irritado porque lleva más de media columna sin saber qué es esta Ley de Jante, intentaré resumirla aquí con mis propias palabras:
"No vales nada, a nadie le interesa lo que piensas, la mediocridad y el anonimato son la mejor elección. Actúa de acuerdo con estos principios y no tendrás grandes problemas en tu vida."
La Ley de Jante explica, en su contexto, los celos y la envidia que tanto dolor de cabeza le dan a personas como Ari Behn, el marido de la princesa. Éste es uno de sus aspectos más negativos, pero existe algo mucho más peligroso.
Por culpa de esta ley el mundo ha sido manipulado de todas las maneras posibles, por gente que no teme el comentario ajeno, y que hace tanto mal como quiere. Acabamos de asistir a una guerra inútil en Iraq, que aún hoy sigue cobrándose muchas vidas; vemos un abismo entre los países ricos y los pobres, injusticia social por todas partes, violencia descontrolada, personas obligadas a renunciar a sus sueños por culpa de ataques injustos y cobardes. Antes de iniciar la segunda guerra mundial, Hitler dio señales de sus intenciones, y lo que le hizo seguir adelante fue saber que, gracias a la Ley de Jante, nadie se atrevería a desafiarlo.
La mediocridad puede ser cómoda, hasta que un día la tragedia llama a la puerta. Es entonces cuando la gente se pregunta: "¿por qué nadie dijo nada, cuando todo el mundo veía lo que iba a ocurrir?"
Muy sencillo: nadie dijo nada porque tampoco la gente dijo nada.
Por lo tanto, para evitar que las cosas se pongan cada vez peor, tal vez sea ahora el momento de escribir la anti-ley de Jante:
"Vales mucho más de lo que piensas. Aunque no lo creas, tu trabajo y tu presencia en este mundo son importantes. Claro que, si piensas de esta manera, puede que tengas muchos problemas por transgredir la Ley de Jante. Pero no te dejes intimidar, sigue viviendo sin miedo y al final vencerás."

yo no quiero ser recuerdo

Yo no quiero ser recuerdo
A la mierda el conformismo:
Yo no quiero ser recuerdo.
Quiero ser tu amor imposible, tu dolor no correspondido, tu musa más puta, el nombre que escribas en todas las camas que no sean la mía, quien maldigas en tus insomnios, quien ames con esa rabia que solo da el odio.
Yo no quiero que me digas que mueres por mí, quiero hacerte vivir de amor, sobre todo cuando llores, que es cuando más viva eres.
Yo no quiero que tu mundo se dé la vuelta
cada vez que yo me marche, quiero que darte la espalda solo signifique libertad para tus instintos más primarios.
Yo no quiero quitarte las penas y condenarte, quiero ser la única de la que dependa tu tristeza porque esa sería la manera más egoísta y valiente de cuidar de ti.
Yo no quiero hacerte daño, quiero llenar tu cuerpo de heridas para poder lamerte después, y que no te cures para que no te arda.
Yo no quiero dejar huella en tu vida, quiero ser tu camino, quiero que te pierdas, que te salgas, que te rebeles, que vayas a contracorriente, que no me elijas, pero que siempre regreses a mi lado, no quiero prometerte, quiero darte sin compromisos ni pactos, ponerte en la palma de la mano el deseo que caiga de tu boca sin espera, ser tu aquí y ahora.
Yo no quiero que me extrañes, quiero que me pienses tanto que no sepas lo que es tenerme ausente.
Yo no quiero ser tuya ni que tú seas mía,
quiero que pudiendo ser con cualquiera nos resulte más fácil ser con nosotras.
Yo no quiero quitarte el frío, quiero darte motivos para que cuando lo tengas pienses en mi cara y se te llene el pelo de flores.
Yo no quiero viernes por la noche, quiero llenarte la semana entera de domingos y que pienses que todos los días son fiesta
y están de oferta para ti.
Yo no quiero tener que estar a tu lado para no faltarte, quiero que cuando creas que no tienes nada te dejes caer, y notes mis manos en tu espalda sujetando los precipicios que te acechen, y te pongas de pie sobre los míos para bailar de puntillas en el cementerio y reírnos juntas de la muerte.
Yo no quiero que me necesites, quiero que cuentes conmigo hasta el infinito y que el más allá una tu casa y la mía.
Yo no quiero hacerte feliz, quiero darte mis lágrimas cuando quieras llorar y hacerlo contigo, regalarte un espejo cuando pidas un motivo para sonreír, adelantarme al estallido de tus sonrisas cuando la risa invada tu pecho, invadirlo yo cuando la pena atore tus ojos.
Yo no quiero que no me tengas miedo, quiero amar a tus monstruos para conseguir que ninguno lleve mi nombre.
Yo no quiero que sueñes conmigo quiero que me soples y me cumplas.
Yo no quiero hacerte el amor, quiero deshacerte el desamor.
Yo no quiero ser recuerdo, mi amor, quiero que me mires y adivines el futuro...

carta a mi ex

Carta a mi Ex

Hola, después de tanto tiempo que juré no volver a hablarte o escribirte, aquí me encuentro escribiéndote esta carta y dándome cuenta que aún me tiembla el pulso al pensar en ti.... Pero el motivo de la carta no es el mismo que el de otros, no te escribo para decir que aún te amo ni para decir todo el rencor que te guardo porque sinceramente ya no siento ninguna de esas dos cosas... Quería expresarte lo que sentí al mirarte en la calle hace un par de días.
¡Al mirarte a los ojos aquel instante me quedé helado! y solo se me cruzó por mi cabeza una palabra... ¡Gracias!, Gracias por haberme hecho esta persona que soy ahora, por haberme hecho más seguro, más inteligente, más sensible y menos inocente.
Gracias por haberme enseñado que los cuentos de amor de príncipes y princesas son solo eso, cuentos... Me enseñaste que en la vida hay personas buenas, pero también personas malas que se disfrazan de buenas.
Gracias por haberme enseñado que decir te amo no son palabras sagradas, que son palabras que cualquiera puede decir, pero no todos podemos sentir... Me enseñaste a que por más que yo le abra a alguien las puertas de mi casa, de mi familia, de mi corazón, de mi cama, de mi vida, no quiere decir que esa persona me las abra a mí también.
Gracias por haberme dicho mirándome a los ojos que me amabas, que nunca me engañarías, que yo era el hombre de tú vida con el que querías tener hijos y llegar hasta viejos... En fin, gracias por tantas mentiras.
Aprendí que de bellas palabras se enamoran las personas... Aprendí a ya no enamorarme de palabras sino de hechos.
Gracias por todas las veces que me culpaste por nuestra relación... Ahora sé que yo hice todo lo que estaba a mi alcance por buscar lo mejor para todos y creo que lo logré.
Mirando atrás, puedo decir que el año pasado me trajo más cosas malas que buenas pero también fue el año que más crecí... Me di cuenta de lo mucho que me desvalorizaba y lo mucho que me desvalorizaron... Y ya no soy aquel tipo inocente que se creía todo lo que le decían.
Cuando te mire, en la calle al ver tus ojos ya no vi a aquella mujer dulce de la que hace años me enamoré... Dentro de tus ojos solo vi un gran vacío y me di cuenta de que estaba enamorado de una ilusión, de una mentira, de un cuento, de una máscara... Pero no te culpo por eso, al contrario, te agradezco porque la desilusión me genera más ganas de conocer a una persona verdadera que me devuelva todo lo que yo le doy, sin tantas palabras y con más hechos.
Creo que ya te dije todo lo que sentí, realmente necesitaba desahogarme, espero no haber sido mucha molestia.
Finalmente gracias por haber sido la mejor lección... Tantas lágrimas no fueron en vano.

viernes, 26 de septiembre de 2014

si hoy volvieras !!

“Si hoy volvieras con los ojos cargados de promesas, con las manos cargadas de caricias; Si hoy volvieras con la mente ya limpia de traiciones, con el alma ya limpia de rencores, ¿qué podría yo darte? Mis ojos ya vieron muchos paisajes, mis manos se han hastiado de caricias, tu imagen se ha borrado de mi mente y tengo una alma nueva cada día… Si hoy volvieras a amarme, serías en mi vida un pobre extraño… para el perdón, el tiempo no ha corrido, para poder amarte es ya muy tarde.”— Alfonsina Storni

adoro las rosas !!

"Adoro las rosas!! tal vez porque en mi corazón hay una encajada bien adentro, haciendo estragos con sus espinas en mi pecho"
Adoro las rosas!! tal vez porque en mi corazón hay una encajada bien adentro, haciendo estragos con sus espinas en mi pecho.

Me la encajaste con besos, pero luego te fuiste y uno a uno sus pétalos fueron cayendo.

Esa rosa que marcó mi vida dibujó en ella sueños y nostalgias, hidrató con cada néctar mis sueños, plasmando esperanzas, siendo las espinas el pincel que escribió mi historia.

Pero a vos también le gustan las rosas... y coleccionas pétalos dejando las espinas de ellas.

****MARIPOSA KLANDESTINA****

quiza !!!

"Quizá"

Quizá en otra ocasión, cuando el sol vuelva a iluminar tus ojos de forma exacta para enamorarme, quizá en esa ocasión te entrego estos besos que me quedé con ganas de darte. Quizá en otro momento la vida vuelva a juntarnos, esa vez seré más certero nada podrá separarnos.

Quizá en otra ocasión pueda abrazarte más veces, que importa si no alcanza el tiempo, ya habrá otro quizá en que pueda hacerlo. Quizá la vida nos regrese la oportunidad de amarnos, quizá este no era el momento y nos está ayudando. Quizá no te dije lo suficiente cuanto te amo, quizá en otra ocasión pueda comprobarlo. Quizá todo esto pase, pero lo que sí es seguro es que yo no sobreviviré sin ti para aprovecharlo.

–Tony Hr-

amores expirados !!!

Si de amores expirados y bien vividos se trata, de eso está lleno mi libro , esas páginas antiguas que solo catapultan momentos agridulces , días de sonrisas,abrazos y besos y de buenas noches donde no bastaban las caricias y un buen abrazo para dejar en claro que clase de amor era.
Si de gustos y nuevos cielos se trata, de eso se está volviendo a escribir mi historia, la paz que dejas , que me haces vivir … llegas a mi vida cargado de experiencia , de historias nuevas , de sonrisas , no me había topado con alguien tan sincero , tan serio y tan sonriente a la vez.
No dudo de que me hagas vivir el cielo y el infierno, si es más que claro que contigo hasta los lunes son buenos.
Ya no tengo miedo , no tengo miedo de abrazarte , de robarte un beso , de amanecer contigo , me desligo de mis ataduras interiores , me desligo de mis temores , tu vales más que un simple amorío de una noche , tu vales los días , las semanas y los meses que vengan.
Serás historia porque te quedas a conocer mi mundo, mi yo , no importa que tan incierto sea el futuro , a mi bríndame los días y las alegrías que del amor me encargo yo .

-Berenisse Peralta

miércoles, 24 de septiembre de 2014

a veces pasa !!

A veces pasa que amamos mucho a quien ya no quiere amar nada. Así se forma una relación desigual, que solo trae dolor, amargura, o mucha tristeza... para empeorar todo, tampoco sabemos como terminar esa relación sin futuro, y no conocemos el camino para salir de ese pozo depresivo. La buena noticia es que con reflexión personal la autoestima se recupera, encontramos la fuerza para liberarnos, y para volver a vivir. La reflexión es un proceso que puedes comenzar hoy mismo. Muchos no saben aún como se hace, y sienten que nada tiene sentido, porque no ven ninguna luz al final del túnel. Los que ya comenzaron el proceso, por primera vez en su vida se están comenzando a amar, para ponerse en primer lugar en su lista, y se dan cuenta que hay esperanzas; otros ya aprendieron, ya se liberaron, y nos animan para aprender que la felicidad solo viene cuando te encuentras contigo, te amas más que a nadie, por tanto ya no permites que nadie te haga daño. La buena noticia es que todos podemos aprender a reflexionar, para vivir en paz; hoy seguiremos dando detalles de como se hace. En cualquier etapa que estés sobre la reflexión personal, sigue intentando. Y obvio... no te rindas!

(Si estás aprendiendo, o ya lo superaste, me encantaría que escribas un comentario, para motivar a los amigos que están buscando el camino. Gracias!)

martes, 23 de septiembre de 2014

quien puede ver detras de tu sonrisa!!

tas de corazón
¿Quién puede ver, detrás de tu sonrisa
y en ese pícaro café de tu mirada,
ó detrás de esa chispa de alegría
un triste corazón que se desangra?..
¿Quién puede sentir, al escuchar tu risa
que es un río sinfín de carcajadas,
que la tristeza y la melancolía
se acomodan junto a ti sobre tu almohada?
Es lindo ver que tu sonrisa es verdadera
y esa chispa de alegría no es fingida,
pues las lágrimas del corazón dan fortaleza
y aprendiste a sonreír... con mil heridas

no te rindas !!

NO TE RINDAS

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

un cafe en la distancia

Un café en la distancia…

''Tomemos café esta mañana de frío,
siente la taza resbalar sobre tus manos,
caliente, humeante y relajante
imagina que es mi cuerpo resbalando junto al tuyo…
que el humo del café
te haga imaginar mi respiración agitada
de tantos besos que compartimos…
que su sabor sea como degustar
el sabor de los labios al besarnos…
Que saborear un café a la distancia
sea como si estuviéramos sentados
uno junto al otro,
tomados de la mano,
mirándonos el rostro
compartiendo lo bueno y lo malo de la vida
y por ese único momento
olvidándonos de todo y de todos…''

entonces asi es como decide q terminara

"Entonces así es como decidí que terminara todo, como una buena cobarde no tuve la fuerza suficiente como para enfrentarlo y decirle que no estaba dispuesta a tener su amistad, que después de haber probado las mieles de su amor, como una niña adicta al azúcar, me convertí en una adicta a sus labios, a su piel, a los hoyuelos de sus mejillas. No reuní la entereza suficiente como para decirle: basta, me marcho. Sólo tomé la ventaja de la distancia, me desaparecí de su vida… Y así como me fuí, el no volvió... Ni me buscó, fue exactamente como él dijo... “Será como si nunca hubieses aparecido en mi vida”…Y aquí estoy yo, escribiéndole a quien no debo, pensándolo aún, sabiéndolo ajeno."

quisiera ser como ella

Quisiera ser como ella, que no entrega el corazón
cada vez que abre las piernas, que no hace el amor
sino que tiene sexo, que solo gime sin decir nunca
un "te amo"; desearía tener el corazón para mí
misma como lo tiene ella, ser su única dueña para
no seguir entregándolo apasionada a tantos idiotas
que no supieron cuidarlo y me lo devolvieron
destrozado.
Quisiera ser libre y despreocupada como ella, que
no sufre desilusiones porque no se interesa por
nada que la ate, quisiera tener siempre una
canción en los labios y una sonrisa en la mirada
como ella que sabe contagiar de alegría a quien le
hable...
Quisiera ser como ella, arriesgada, fuerte,
independiente, que todo le resulta un desafío que
está dispuesta a superar, es tan admirable puesto
que se ama por encima de cosas que ahora a mí me
están aniquilando...

Olivia Ismael

no te enamores a distancia !!

Señorita Occidental
No te enamores a distancia

No te enamores si ella está lejos. Parece
bonito pero no lo tomes a la ligera.
Querrás darle todo pero no podrás tocarla.
Soñarás con su tacto, pintarás su sonrisa,
pero no disfrutarás de la calidez que
transmite; te harán falta los momentos
espontáneos en los que te inunde con su
cuerpo. Imaginarás sus labios pero no
conocerás su intoxicaste frescura; su
físico y la pasión que incita será un
fantasma que atormente tu vida. Dolerá
cuando las palmas de tus manos no puedan
tocar sus caderas y acercarla a ti desde los
kilómetros que los separan. Perderás las
noches imaginando su presencia pero no
saldrá del mundo de lo hipotético. Lo
decimos en serio. Te volverás miserable,
dependiente de una cadena, un cable, una
señal, conectado a un teléfono como si
fuera un respirador artificial.

No te enamores si estás lejos. Tu corazón
será prisionero de la distancia. Te
imaginarás apreciando el mar, tomados de
la mano cuando en realidad estás
estacionando el auto en un crudo invierno
ansiando el calor que en tu casa no
hallarás. Vivirás flotando en la información
de la comunicación digital, alejado de la
vida que te espera del otro lado de la
puerta. Te dolerán los oídos de tanto
esperar un susurro que vibre por tu cuello,
ese que nunca llegará. Te ofenderá la
forma en la que otros desperdician y
despilfarran su amor. Ordenarás tu cama
para que no quede impresa tu figura
solitaria, esa que pasó la noche arañando
sábanas simulando con almohadas la suya,
como un placebo necesario para poder
evitar otro desvelo.

Cuando las cartas no llegan con la
frecuencia de siempre y las horas se van
cargando de silencio descubrirás la
frustración de la geografía y la amargura
del dolor. Cuando la presión en tu pecho se
vuelve demasiado difícil de soportar, déjalo
ir. Escríbele en mayúsculas de tu fe, del
amor con el que compensas la ausencia. Dile
que no conoces su olor, la presencia de su
sonrisa, ni la forma en la que sostiene la
pluma; que no conoces el grosor de sus
letras ni la sensación de su piel, que entre
tus manos sostienes el espacio que
pertenecen a las suyas, que necesitas sabe
qué hacer sin él. Desenreda tus esperanzas
del teléfono, desconecta tus sueños de la
computadora y cuélgalos de una estrella
otra vez. Ve a la cama creyendo que aquel
mar lavará el amor y se lo llevará la
marea, un día lo hará. Después de tantas
pruebas, si viniera a casa contigo,
entenderás que incluso sin distancia
podrán sentirse lejanos.

—Denise Márquez y Ave Literaria

lunes, 15 de septiembre de 2014

amar una mujer!!


Amar a una mujer es una profesión que muy pocos ejercen. Es la más bella de todas las artes. La más excelsa y soberbia de las expresiones. Es un acto desinteresado; un juramento inquebrantable. Es un proyecto de vida, y es también un proyecto de muerte. Es el más sagrado de los pecados, la enfermedad más saludable, el más dulce de los sueños, el poema más hermoso y la más absoluta de las verdades.

Para amar a una mujer no existe libro, ni manual, ni instructivo, ni guía paso a paso. No hay escuela del amor donde se enseñe la anatomía de un beso, la forma de los abrazos, la clasificación de las caricias según la presión de la mano sobre el cuerpo, o como tocar a una mujer en lo oscuro y hacerla sentir que navega por el universo.

Amar a una mujer es un trabajo de tiempo completo; una jornada que da inicio con la mirada, se desempeña con las manos, se labora con el cuerpo, se ejecuta con los labios y se termina sobre la cama. Es un juego interminable donde nadie pierde; una batalla sin fin donde ambos ganan.

Para amar a una mujer no existen modos ni maneras. No hay ley, ni decreto, ni axioma, ni ecuación, ni fórmula infalible que indique como quererla. No existe un secreto ancestral que revele la clave de cómo amarla o entenderla. No hay forma correcta, ni tampoco incorrecta.

Amar a una mujer es un acto religioso, una entrega constante de fe ciega. Es elogiar a la naturaleza y agradecerle por su obra más soberbia. Es purgarse el alma de toda lacra, sanar el corazón de todo achaque. Es una comunión infinita con su cuerpo. Es hacer su voluntad en cada encuentro. Es predicar su doctrina con cada beso y llevar a cabo su palabra todas las noches.

Amar a una mujer es ir por el mundo vestido de ilusión incierta, de incertidumbre continua, de pasión surrealista. Es someter nuestra existencia a esa voz, a ese canto, que de tanto cantar, nos lleva

viernes, 12 de septiembre de 2014

benedetti

...y de pronto él sintió
que sin ella sus brazos estaban tan vacíos
que sin ella sus ojos no tenían qué mirar
que sin ella su cuerpo de ningún modo era
la otra copa del brindis

y de nuevo se dijo
qué sencillo
pero ahora
lamentó que el futuro fuera oscura maleza
sólo entonces pensó en ella
eligiéndola
y sin dolor sin desesperaciones
sin angustia y sin miedo
dócilmente empezó como otras noches
a necesitarla.

Mario Benedetti

hoy me dio por extrañarte !!!!!

No sé por qué, pero hoy me dio por extrañarte, por echar de menos tu presencia. Será tal vez porque el primer amor le deja a uno más huellas que ningún otro. Lo cierto es que estaba en la cama, junto a Patricia plácidamente dormida, y de pronto rememoré otra noche del pasado, junto a vos, plácidamente dormida, y sentí una aguda nostalgia de aquel sosiego de anteayer.

Alguien dijo que el olvido está lleno de memoria, pero también es cierto que la memoria no se rinde. Dos por tres suenan como campanitas en el ritmo cardíaco y una escena se hace presente en la conciencia como en una pantalla de televisión. Y aquel cuerpo que las manos casi habían olvidado vuelve a surgir como un destello hasta que otra vez suenan las campanitas y el destello se apaga. ¿Te ocurre a veces algo así? ¿O será que me estoy volviendo un poco loco? Puede ser. Mientras tanto este probable loco te envía un invulnerable abrazo.

Mario Benedetti

carta a mi ex !!

Carta a mi ex.

Quiero que sepas lo que no supe hasta ayer, que sepas que dentro tuyo hay un poder enorme, que tan pequeña te ves y tan enorme eres. Que quiero, que sepas que vos decidís tu futuro, y que el miedo, ese que nos corta la respiración, son solo las palabras que gritan no saber, pero si estás segura con vos, ese miedo ya no tiene voz. ¡Quiero que te animes! ¡Qué saltes! Que hagas siempre lo que queres, que te escuches, porque vos, sos tu mejor consejo. Que vivas ahora, porque ahora, es lo único que hay. Y más que nada quiero que sonrías, en acto solidario, para hacer feliz a gente como yo.
¡Hace cuanto no te veo y hace cuanto te sonrío! Te conozco desde los pies hasta el alma, y vos conoces mi alma, que tiene un poco de la tuya y la tuya un poco de la mía.
Sos linda del ser a los pies, y al revés. Sos tierra y cielo, mitad y mitad, como un ángel que ni sabe que lo es. Me encantaría, claro que me encantaría, que cuando te mires al espejo, veas lo que yo veo en vos.

¡Sos luz!

Creé, nunca dejes que te empape el mundo de su estupidez, de su falsa madurez. Ya sé, yo soy un soñador, incorregible, pero vos también lo sos. Que los que no se animaron a soñar no digan que no existe un mundo de hadas, un lugar ideal, porque existe, porque te lo juro, porque lo vas a conocer.

-Nicolás Anderoli.

no te detengas !!

NO TE DETENGAS -Walt Whitman

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas

no te enamores de una mujer que lee!!!

No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe...
''No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe...
No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca.
No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma.
No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.
No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y vertigue un inmenso horror por las injusticias. Una a la que le gusten los juegos de fútbol y de pelota y no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.
No te enamores de una mujer intensa, lúdica y lúcida e irreverente.
No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, jamas se regresa."

MARTHA RIVERA GARRIDO- Poeta Dominicana

miércoles, 10 de septiembre de 2014

se miran.....

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, se despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden, y se entregan.
Oliverio Girondo

el amor es una enfermedad

El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas. A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados noche tras noche por los abrazos, o por la ausencia de los abrazos, y padecemos fiebres devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de decir estupideces.
El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quiéreme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir. No lo impide el agua bendita, ni lo impide el polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brebajes con garantía y todo.

EDUARDO GALEANO

cuando sepas de mi

CUANDO SEPAS DE MI...
“Cuando sepas de mí, tú disimula. No les cuentes que me conociste, ni que estuvimos juntos, no les expliques lo que yo fui para ti, ni lo que habríamos sido de no ser por los dos. Primero, porque jamás te creerían. Pensarán que exageras, que se te fue la mano con la medicación, que nada ni nadie pudo haber sido tan verdad ni tan cierto. Te tomarán por loca, se reirán de tu pena y te empujarán a seguir, que es la forma que tienen los demás de hacernos olvidar.
Cuando sepas de mí, tú calla y sonríe, jamás preguntes qué tal. Si me fue mal, ya se ocuparán de que te llegue. Y con todo lujo de detalles. Ya verás. Poco a poco, irán naufragando restos de mi historia contra la orilla de tu nueva vida, pedazos de recuerdos varados en la única playa del mundo sobre la que ya nunca más saldrá el sol. Y si me fue bien, tampoco tardarás mucho en enterarte, no te preocupes. Intentarán ensombrecer tu alegría echando mis supuestos éxitos como alcohol para tus heridas, y no dudarán en arrojártelo a quemarropa. Pero de nuevo te vendrá todo como a destiempo, inconexo y mal.

Qué sabrán ellos de tu alegría. Yo, que la he tenido entre mis manos y que la pude tutear como quien tutea a la felicidad, quizás. Pero ellos… nah.

A lo que iba.

Nadie puede imaginar lo que sentirás cuando sepas de mí. Nadie puede ni debe, hazme caso. Sentirás el dolor de esa ecuación que creímos resuelta, por ser incapaz de despejarla hasta el final. Sentirás el incordio de esa pregunta que jamás supo cerrar su signo de interrogación. Sentirás un qué hubiera pasado si. Y sobre todo, sentirás que algo entre nosotros continuó creciendo incluso cuando nos separamos. Un algo tan grande como el vacío que dejamos al volver a ser dos. Un algo tan pequeño como el espacio que un sí le acaba siempre cediendo a un no.

Pero tú aguanta. Resiste. Hazte el favor. Háznoslo a los dos. Que no se te note. Que nadie descubra esos ojos tuyos subrayados con agua y sal.

Eso sí, cuando sepas de mí, intenta no dar portazo a mis recuerdos. Piensa que llevarán días, meses o puede que incluso años vagando y mendigando por ahí, abrazándose a cualquier excusa para poder pronunciarse, a la espera de que alguien los acogiese, los escuchase y les diese calor. Son aquellos recuerdos que fabricamos juntos, con las mismas manos con las que construimos un futuro que jamás fue, son esas anécdotas estúpidas que sólo nos hacen gracia a ti y a mí, escritas en un idioma que ya nadie practica, otra lengua muerta a manos de un paladar exquisito.

Dales cobijo. Préstales algo, cualquier cosa, aunque sólo sea tu atención.

Porque si algún día sabes de mí, eso significará muchas cosas. La primera, que por mucho que lo intenté, no me pude ir tan lejos de ti como yo quería. La segunda, que por mucho que lo deseaste, tú tampoco pudiste quedarte tan cerca de donde alguna vez fuimos feliz. Sí, feliz. La tercera, que tu mundo y el mío siguen con pronóstico estable dentro de la gravedad. Y la cuarta, -por hacer la lista finita-, que cualquier resta es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier sitio menos al lugar del que se partió.

Nada de todo esto debería turbar ni alterar tu existencia el día que sepas de mí. Nada de todo esto debería dejarte mal. Piensa que tú y yo pudimos con todo. Piensa que todo se pudo y todo se tuvo, hasta el final.

A partir de ahora, tú tranquila, que yo estaré bien. Me conformo con que algún día sepas de mí, me conformo con que alguien vuelva a morderte de alegría, me basta con saber que algún día mi nombre volverá a rozar tus oídos y a entornar tus labios. Esos que ahora abres ante cualquiera que cuente cosas sobre mí.

Por eso, cuando sepas de mí, no seas tonta y disimula.

Haz ver que me olvidas.

Y me acabarás olvidando.

De verdad.”

Autor: Risto Mejide

ya sabes todo !!

Bueno supongo que ahora ya sabes todo, sabes de mis miedos y traumas, sabes que suelo huir todo el tiempo y que terminar y cerrar ciclos es todo un reto para mi. Ahora ya sabes que me pierdo mirando las nubes y que me da por hablar sin control si noto que me pones atención. Ahora ya sabes que eso de que estoy loca no es broma, así como sabes que decir para que pierda el control. Supongo ya sabes que camino lento y me río tan alto, tan libre. Ahora sabes que soy vulnerable y frágil. Que suelo ser confianzuda y que a la menor provocación acaricio. Me sorprendió que no corrieras, que te quedaras como los valientes a mirarme hablar y a escucharme con los ojos. A observarme mientras yo fingía que no lo hacia y aparentar que no lo notaba. Ahora que lo sabes y no has huido, ahora que te quedas y ves el mundo conmigo, amigo, cómplice por favor… Abrázame y junta mis pedacitos despacio. Ahora que has visto a este monstruo abrázame fuerte, abrázame alto."
-Habla mi ego, Mercedes Reyes Arteaga

como poder explicarlo

Como poder explicarlo
Con palabras apenas
Sin que la pasion del sentimiento
Se apodere de las letras.
No escribo solamente,...
siento y vivo cada verso.

como gotas de la lluvia
van cayendo mis lagrimas
sobre mi mas fiel testigo
como lo es este pedazo de papel.

Quiero pensar que no vivo
sino solo sueño,
duermo nada mas.
quiero pensar que el mundo
es solo una ilusión.......

lectura para esta noche

Lectura para esta noche:

Desafiando al maestro

¿El pájaro está vivo?

El joven estaba concluyendo su periodo de preparación, y muy pronto pasaría a enseñar. Como todo buen alumno, necesitaba desafiar a su profesor, y desarrollar su propia manera de pensar. Así que capturó un pájaro, lo agarró con una mano, y lo llevó hasta él:

-Maestro: ¿este pájaro está vivo o muerto?

Su plan era el siguiente: si el maestro dijera “muerto”, él abriría la mano y el pájaro se echaría a volar. Si la respuesta fuese “vivo”, él lo aplastaría entre los dedos. De esa manera, el maestro siempre estaría equivocado.

-Maestro, ¿el pájaro está vivo o muerto? – insiste.

-Mi querido alumno, esto va a depender de ti – es el comentario del maestro.

El aprendiz indeseable

-No tenemos puertas en nuestro monasterio –le comentó Shantih al visitante.

-¿Y qué pasa con las personas inoportunas, que vienen a perturbar la paz del lugar?

-Las ignoramos, y acaban marchándose.

-¿Nada más? ¿Y eso da resultado?

Shantih no respondió. El visitante insistió algunas veces más. Viendo que no obtenía respuesta, resolvió partir.

“¿Has visto como sí que funciona?”, se dijo Shantih, sonriendo.

El yogui y el loco

Nasrudin, el maestro loco de la tradición sufí, pasa frente a una gruta, ve a un yogui en plena meditación, y le pregunta lo que está buscando.

-Observo los animales, y he aprendido de ellos muchas lecciones que pueden transformar la vida de un hombre – dijo el yogui.

-Enséñame lo que sabes, y yo te enseñaré lo que aprendí, pues, en cierta ocasión, un pez me salvó la vida – responde Nasrudin.

El yogui se queda asombrado: si un pez salvó la vida de aquel hombre, debe tratarse sin duda de un santo. Decide, por tanto, enseñarle todo lo que sabe.

Cuando termina, le dice a Nasrudin:

-Ahora que te he enseñado todo lo que sé, sería para mí un honor escuchar la historia de cómo un pez te salvó la vida.

-Fue sencillo. Yo estaba casi muriéndome de hambre cuando lo pesqué, y gracias a él conseguí sobrevivir tres días.

Iluminación en siete días

Buda afirmó frente a sus discípulos: el que se esfuerza, puede alcanzar la iluminación en siete días. Si no lo consigue, sin duda lo logrará en siete meses, o en siete años.

Un joven se propuso conseguirlo en una semana, y quiso saber cómo debía actuar. “Concentración” fue la respuesta.

El joven empezó a practicar, pero diez minutos más tarde ya se había distraído, y consideró que no estaba perdiendo el tiempo, sino habituándose consigo mismo.

Un buen día decidió que no era necesario llegar tan rápido a su meta, pues el camino le estaba enseñando muchas cosas.

Y fue en este momento cuando alcanzó la iluminación.

lunes, 8 de septiembre de 2014

las mujeres !!

LAS MUJERES .

Todas las mujeres bellas son las que yo he visto,
las que andan por la calle con abrigos largos y minifaldas,
las que huelen a limpio y sonríen cuando las miran.

Sin medidas perfectas, sin tacones de vértigo.
Las mujeres más bellas esperan el autobús de mi barrio,
o se compran bolsos en tiendas de saldo.
Se pintan los ojos como les gusta
y los labios de carmín de chino.

Las flores del desierto son las mujeres
que tienen sonrisas en los ojos,
que te acarician las manos cuando estas triste,
que pierden las llaves al fondo del abrigo,
las que cenan pizza en grupos de amigos
y lloran solo con unos pocos,
las que se lavan el pelo y lo secan al viento.

Las bellezas reales son las que toman cerveza
y no miden cuantas patatas han comido,
las que se sientan en bancos del parque con bolsas de pipas,
las que acarician con ternura a los perros que se acercan a olerlas.
Las preciosas damas de chándal de domingo.
Las que huelen a mora y a caramelos de regaliz.

Las mujeres hermosas no salen en revistas, las ojean en el medico,
y esperan al novio ilusionadas con vestidos de fresas.
Y se ríen libres de los chistes de la tele,
y se tragan el fútbol a cambio de un beso.

Las mujeres normales derrochan belleza, no glamour,
desgastan las sonrisas mirando a los ojos,
y cruzan las piernas y arquean la espalda.
Salen en las fotos rodeadas de gente sin retoques,
riéndose a carcajadas, abrazando a los suyos
con la felicidad embotellada de los grandes grupos.

Las mujeres normales son las auténticas bellezas,
sin gomas ni lápices. Las flores del desierto son las que están a tu lado.
Las que te aman y las que amamos.
Sólo hay que saber mirar más allá del tipazo, de los ojazos ,
de las piernas torneadas, de los pechos de vértigo.

Efímeros adornos, vestigios del tiempo, enemigo de la forma y
enemigo del alma. Vértigo de divas, y llanto de princesas.
La verdadera belleza está en las arrugas de la felicidad.

Mario Vargas Llosa.

domingo, 31 de agosto de 2014

cuando yo llegue a vieja

Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego- y me mire al espejo y me cuente las arrugas como una delicada ortografía de distendida piel. Cuando pueda contar las marcas que han dejado las lágrimas y las preocupaciones, y ya mi cuerpo responda despacio a mis deseos, cuando vea mi vida envuelta en venas azules, en profundas ojeras, y suelte blanca mi cabellera para dormirme temprano -como corresponde- cuando vengan mis nietos a sentarse sobre mis rodillas enmohecidas por el paso de muchos inviernos, sé que todavía mi corazón estará -rebelde- tictaqueando y las dudas y los anchos horizontes también saludarán mis mañanas."

Desafío a la vejez — Gioconda Belli

hay abrazos q te hacen sentir segura

Hay abrazos que te hacen sentir segura, así como hay personas que te hacen sentir en casa, si juntas a los dos es algo maravilloso. Me gusta pensar que el amor se trata de eso, de estar con alguien más sin sentirte perdida, de pasear por su vida como si la conocieras. Yo quiero bonito, casi puedo asegurarlo, porque aprendí a querer de la mejor manera: queriéndome a mí misma. Mi casa siempre soy yo. Mis brazos, mis ojos, mi piel, a mí es a quién pertenezco. Si yo me abandono me quedo a la deriva, dormida en el suelo, sin cobijas que me tapen el frío. Por eso me cuido tanto, porque ha costado trabajo, y no permitiré a nadie que venga a derribar lo que con tanto amor he logrado construir.”
-Estefanía Mitre

para entender el valor

'Para entender el valor de una hermana, pregúntale a alguien que no tiene una. Para entender el valor de 10 años, pregúntale a una pareja recién divorciada. Para entender el valor de 4 años, pregúntale a un recién graduado. Para entender el valor de 1 año, pregúntale a un estudiante que fracasó en su examen final. Para entender el valor de 9 meses, pregúntale a una madre que acaba de dar a luz. Para entender el valor de un mes, pregúntale a una madre que acaba de dar a luz a un bebé prematuro. Para entender el valor de 1 semana, pregúntale a un editor de un periódico semanal. Para entender el valor de 1 minuto, pregúntale a alguien que ha perdido el tren, autobús o avión. Para entender el valor de 1 segundo, pregúntale a alguien que haya sobrevivido un accidente. El tiempo no espera a nadie. Atesora cada momento que tienes. Lo apreciarás más si lo compartes con la gente que quieres. Porque ... para entender el valor de un ser querido o un amigo ... basta con perderlo.''
Pintura: Zoltan Hornyik

solo son recuerdos

Los muertos no se aman, ni se besan, amiga.
Solo son un recuerdo, un miedo y una fosa.
Un poco de dolor en las manos amigas
y un pedazo de tierra más negra y más porosa.
Por eso quiero amarte, amiga, esposa mía,
cada vez que le arranque una astilla al trabajo.
Amarte de rodillas, amarte en la agonía,
amarte por encima, por dentro y por debajo.
Todo se desmorona, se ahueca y se desgasta.
Nosotros, grito a grito, tendremos que gastarnos.
Por eso hemos de darnos noche a noche en subasta
hasta que no nos queden esquinas para amarnos.
Por eso yo te pido hasta el rencor los besos
y los mundos calientes de tu cuerpo excitado.
Porque el amor, amiga, nos vive entre los huesos
y muy pronto tendremos los huesos apagados.
La vida tira brasas en nuestras juventudes
y los cuerpos se vuelven enormes, deliciosos.
Hay que amarse sin tregua, porque los ataúdes
nos acechan a diario desde todos los pozos.
El fuego que ahora suena tambor en nuestras venas
será pronto una mancha bajo una alfombra de años,
será pronto una tierra vestida por la arena,
un país arrugado bajo los desengaños...
Esposa, los plantíos que ahora nos florecen,
las yerbas que nos hunden, son carnes repentinas
que de pronto se doblan, se crujen y perecen
y solo serán sombras de ruinas en las ruinas.
Por eso duele tanto la ausencia cuando el sueño
aún viene cuajado de sábanas sensuales
y se siente uno solo, desbocado y pequeño
oyendo correr chorros de cántaros nupciales.
Por eso es necesario que nos busquemos locos,
arañando paredes, despedazando almohadas,
porque el amor y el beso se nos van poco a poco
como un montón de brasas podridas y apagadas.
Porque pronto la muerte nos pondrá su fatiga
sobre estas carnes anchas, maduras y porosas.
Y los muertos no se aman, ni se besan, amiga:
los muertos son tan solo recuerdo, miedo y fosa

realmente no estoy tan solo

Me tomo un café con tu ausencia,
y le enciendo un cigarro a la nostalgia,
le doy un beso en el cuello a tu espacio vacío..
Me juego un ajedrez con tu historia
y le acaricio la espalda a la memoria,
seduciendo al par de zapatos azules que olvidaste.
Y charlo de política con tu cepillo de dientes con visión tan analítica, como cuando te arrepientes.
realmente no estoy tan solo, quién te dijo que te fuiste? si aún te encuentro cocinando algún recuerdo en la cocina,
o en la sombra que dibuja la cortina.
Realmente no estoy tan solo, quién te dijo que te fuiste?
si uno no está donde el cuerpo, sino donde más lo extrañan..
y aquí se te extraña tanto!...
Tú sigues aquí, sin ti, conmigo
quién está contigo si ni siquiera estás tú.....

dos historias sobre montañas

Lectura para esta noche:

Dos historias sobre montañas

Aquí donde estoy

Después de haber ganado muchos concursos de arco y flecha, el joven campeón de la ciudad fue a buscar al maestro zen.

- Soy el mejor de todos – dijo. – No aprendí religión, no busqué ayuda de los monjes y conseguí llegar a ser considerado el mejor arquero de toda la región. He sabido que durante una época, usted también fue considerado el mejor arquero de la región, y le pregunto: ¿había necesidad de hacerse monje para aprender a tirar?

- No – respondió el maestro zen.

Pero el campeón no se dio por satisfecho: sacó una flecha, la colocó en su arco, disparó, y atravesó una cereza que se encontraba muy distante. Sonrió, como quien dice “podía haber ahorrado su tiempo, dedicándose solamente a la técnica”, y dijo:

- Dudo que pueda usted hacer lo mismo

Sin demostrar la menor preocupación, el maestro entró, cogió su arco y comenzó a caminar en dirección a una montaña próxima. En el camino existía un abismo que sólo podía ser cruzado por un viejo puente de cuerda en proceso de podredumbre, a punto de romperse. Con toda la calma, el maestro zen llegó hasta la mitad del puente, sacó su arco, colocó la flecha, apuntó a un árbol al otro lado del despeñadero y acertó el blanco.

- Ahora es tu turno – dijo gentilmente al joven, mientras regresaba a terreno seguro.

Aterrorizado, mirando el abismo a sus pies, el arquero fue hasta el lugar indicado y disparó, pero su flecha aterrizó muy distante del blanco.

- Para eso me sirvieron la disciplina y la práctica de la meditación – concluyó el maestro, cuando el joven volvió a su lado. – Tú puedes tener mucha habilidad con el instrumento que elegiste para ganarte la vida, pero todo esto es inútil si no consigues dominar la mente que utiliza este instrumento.

Contemplando el desierto

Tres personas que pasaban en una pequeña caravana vieron a un hombre que contemplaba el atardecer en el desierto del Sahara, desde lo alto de una montaña.

- Debe de ser un pastor que perdió una oveja y procura saber donde está – dijo el primero.

- No creo que esté buscando nada, y mucho menos a la hora de ponerse el sol, cuando la visión se hace confusa. Creo que espera a algún amigo.

- Estoy seguro de que es un hombre santo, en busca de la iluminación – comentó el tercero.

Comenzaron a comentar lo que el tal hombre estaría haciendo y tanto se empeñaron en la discusión que casi terminan peleándose. Finalmente, para decidir quien tenía razón, decidieron subir a la montaña e ir a hablar con él.

- ¿Está usted buscando su oveja?- preguntó el primero.

- No, no tengo rebaño.

- Entonces seguramente espera a alguien – afirmó el segundo.

- Soy un hombre solitario, que vive en el desierto – fue la respuesta.

- Por vivir en el desierto y en la soledad, debemos creer que es usted un santo en busca de Dios, y está meditando – dijo, contento, el tercer hombre.

-¿Es que todo en la Tierra necesita tener una explicación? Pues entonces me explico: estoy aquí solamente mirando la puesta del sol, ¿es que eso no basta para dar sentido a nuestras vidas?

jueves, 28 de agosto de 2014

en el camino aprendi


En el camino aprendíque llegar a algo no es crecer,que mirar no es siempre ver,ni que escuchar es oír,ni lamentarse sentir,ni acostumbrarse querer.

En el camino aprendí que andar solo no es soledad,que cobardía no es paz,ni ser feliz, sonreír y que peor que mentires silenciar la verdad.

En el camino aprendí que la ignorancia no es no saber,ignorante es ese ser cuya arrogancia más viles de bruto presumir y no querer aprender.

En el camino aprendíque puede un sueño de amorabrirse como una flor y como esa flor morir,y que su breve existir fue todo aroma y color.

En el camino aprendíque la humildad no es sumisión,la humildad es ese donque se suele confundir.No es lo mismo ser servil que ser un buen servidor.

En el camino aprendíque la ternura no es doblez,ni vulgar la sencillez,ni lo solemne verdad;vi al poderoso mortal y a tontos con altivez.

En el camino aprendíque es mala la caridad del ser humano que daesperando recibir,que no hay defecto más ruin que presumir de bondad.

En el camino aprendí que en cuestión de conocer,de razonar y saber,es importante, entendí,mucho más que lo que vi,lo que me queda por ver.

la amante

LA AMANTE

Un matrimonio estaba cenando en un exclusivísimo restaurante,
cuando de pronto, una chica muy mona, elegante, de fino estilo y
de cuerpo casi perfecto, entra, se acerca a la mesa, le da al marido
un beso que quita el aliento, diciéndole "nos vemos en otro momento"
continuación se retira...
Su esposa lo mira con los ojos desorbitados y le dice:
-¿Me puedes explicar quién es esa?
-Es mi amante,respo y a nde el hombre tranquilamente.
-¡Ah no! Esto es la gota que colmó el vaso, explota ella
- ¡Quiero el divorcio! Voy a contratar al abogado más maldito
y de peor fama que exista,y no voy a parar hasta encontrar
la forma de hacerte la vida totalmente miserable.
-Francamente, te entiendo, responde tranquilamente el esposo,
pero debes tener en cuenta que si nos divorciamos, no habrá más viajes
a Europa, especialmente a esquiar, se acabaron los cruceros por
el Caribe y el buceo también, ni hablar
de los BMW y Mercedes en el garaje siempre disponibles y no más restaurantes exclusivos. Por favor anda pensando en la venta de
la mansión de 26 habitaciones que poseemos,
para comprar dos casas más chicas, pero, obviamente,
la decisión es tuya.
En ese mismo momento como interfiriendo en la conversación,
entra al restaurante un amigo de la pareja acompañado por
una despampanante y enloquecedora mujer.
-¿Quién es esa que está con Alfredo ? pregunta la mujer
-Es la amante, responde tranquilamente el esposo
Y ella distraídamente menea su cabeza y agrega:
-Aaah...pero la nuestra es mucho más linda
Jajajajaja
Así, si

viernes, 22 de agosto de 2014

los amorosos callan


Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.

Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor
como una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida.

(Jaime Sabines)

miércoles, 20 de agosto de 2014

yo no quiero ser tu recuerdo !!!

A la mierda el conformismo: yo no quiero ser
recuerdo. Quiero ser tu amor imposible, tu dolor
no correspondido, tu musa más puta, el nombre
que escribas en todas las camas que no sean la
mía, quién maldigas en tus insomnios, quien
ames con esa rabia que solo da el odio.
Yo no quiero que me digas que mueres por mí,
quiero hacerte vivir de amor, sobre todo cuando
llores, que es cuando más vivo eres.
Yo no quiero que tu mundo se dé la vuelta cada
vez que yo me marche, quiero que darte la
espalda solo signifique libertad para tus
instintos más primarios.
Yo no quiero quitarte las penas y condenarte,
quiero ser la única de la que dependa tu
tristeza porque esa sería la manera más
egoísta y valiente de cuidar de ti.
Yo no quiero hacerte daño, quiero llenar tu
cuerpo de heridas para poder lamerte después,
y que no te cures para que no te escueza.
Yo no quiero dejar huella en tu vida, quiero ser
tu camino, quiero que te pierdas, que te salgas,
que te rebeles, que vayas a contracorriente,
que no me elijas, pero que siempre regreses a
mí para encontrarte.
Yo no quiero prometerte, quiero darte sin
compromisos ni pactos, ponerte en la palma de
la mano el deseo que caiga de tu boca sin
espera, ser tu aquí y ahora.
Yo no quiero que me eches de menos, quiero que
me pienses tanto que no sepas lo que es
tenerme ausente.
Yo no quiero ser tuya ni que tú seas mío,
quiero que pudiendo ser con cualquiera nos
resulte más fácil ser con nosotros.
Yo no quiero quitarte el frío, quiero darte
motivos para que cuando lo tengas pienses en
mi cara y se te llene el pelo de flores.
Yo no quiero viernes por la noche, quiero
llenarte la semana entera de domingos y que
pienses que todos los días son fiesta y están de
oferta para ti.
Yo no quiero tener que estar a tu lado para no
faltarte, quiero que cuando creas que no tienes
nada te dejes caer, y notes en mis manos en tu
espalda sujetando los precipicios que te
acechen, y te pongas de pie sobre los míos para
bailar de puntillas en el cementerio y reírnos
juntos de la muerte.
Yo no quiero que me necesites, quiero que
cuentes conmigo, hasta el infinito y que el más
allá una tu casa y la mía.
Yo no quiero hacerte feliz, quiero darte mis
lágrimas cuando quieras llorar, regalarte un
espejo cuando quieras un motivo para sonreír
adelantarme al estallido de tus carcajadas
cuando la risa invada tu pecho, invadirlo yo
cuando la pena atore tus ojos.
Yo no quiero que no me tengas miedo, quiero
amar a tus monstruos para conseguir que
ninguno lleve mi nombre.
Yo no quiero que sueñes conmigo, quiero que me
soples y me cumplas.
Yo no quiero hacerte el amor, quiero deshacerte
el desamor.
Yo no quiero ser recuerdo, mi amor, quiero que
me mires y adivines el futuro.’’

martes, 19 de agosto de 2014

yo quiero ser una mujer !!!

Yo quiero ser una mujer
consciente del privilegio
y milagro de la vida…
de sentir que tengo todo el derecho a vivir
y disfrutar lo que ella me ofrece…

Yo quiero ser feliz siendo yo misma,
sin máscaras, sin sentimientos de culpa, conforme a mi vocación, a mi misión y a mis sueños…
Yo quiero tener el coraje de ser y sentirme libre, para elegir mis caminos, vencer mis miedos y temores, y asumir las consecuencias de mis actos…
Yo quiero tener alegría para reír,para hacer y recorrer mi camino a la felicidad, para sentir la energía de vivir plena e intensamente…
Yo quiero sentir que soy una mujer completa,amarme, reconocer que soy única, irrepetible e irreemplazable; que valgo, porque en mí han instalado una luz divina, y porque en mi interior hay mucho para dar…
Yo quiero hacer conciencia de que nadie puede lastimarme a menos que yo lo permita; que nadie puede agredirme porque no lo merezco…
Yo quiero ser luz
Yo quiero ser luz para mi sol, mi familia y mis hijos, porque así, les ayudaré a crecer, sin miedos y con responsabilidad.
Yo quiero dejar de ser y sentirme víctima, para retomar o tomar por primera vez en mi vida, la capacidad de autogobernarme, de ser protagonista de mi historia…
Yo quiero amar el presente, elegir el futuro y luchar para hacerlo, con el corazón sin renunciarme, ni cansarme jamás… Yo quiero recordar el pasado, pero no vivir en él, para aprender a no cometer los mismos errores.
Quiero soñar con un futuro brillante, lleno de estrellas; sin dejar de vivir y disfrutar mi presente, teniendo plena conciencia, que lo único seguro, es el hoy, el aquí y el ahora…Yo quiero perdonarme mis errores, mis culpas, mis caídas y liberar la carga, para hacer más liviano mi caminar, hacia una vida nueva…
Yo quiero, todos los días de mi vida, en esta dimensión, agradecer cada instante de aliento, cada sonrisa, cada lágrima, cada amigo que me ha dado la mano en mi peregrinaje; cada experiencia vivida, que me han hecho SER quien soy, con mis defectos y virtudes.


Yo quiero ser una mujer auténtica,
positiva y buena para con quienes me rodean.
autor: Shoshan.

el amor es una enfermedad !!

El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas. A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados noche tras noche por los abrazos, o por la ausencia de los abrazos, y padecemos fiebres devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de decir estupideces.
El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quiéreme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir. No lo impide el agua bendita, ni lo impide el polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brebajes con garantía y todo.

EDUARDO GALEANO

buscame cuando te apetezca !!!

Búscame cuando te apetezca, cuando notes que me echas de menos, cuando te mueras de ganas de tenerme, cuando no tengas a nadie que te diga que te quiere, cuando extrañes las risas, las caricias, las conversaciones, los abrazos y las locuras. Búscame cuando necesites a alguien que te sorprenda, cuando te des cuenta que nadie tiene esos detalles, cuando necesites que te digan lo especial que eres, lo bonita que es tu sonrisa y lo bien que te ves cuando te enfadas. Búscame cuando mires el celular esperando que te hable, cuando salgas y sin darte cuenta me busques con la mirada entre la gente… cuando inesperadamente alguien te toque la espalda y al girarte esperes que sea yo... Entonces vas a quererme de nuevo… y yo, yo seré fuerte y te diré que ya no."

no eran la pareja perfecta !!!

No eran la pareja perfecta. No estaban hechos a la medida. Ninguno de los dos era la mitad del otro.
Se conocieron por casualidad. Sin buscarse, sin anhelarse.
Planetas opuestos, almas desiguales.
Ella tan frágil como el papel, él tan duro como una roca.
Ella tan tímida, él tan resuelto.
Ella enamorada de la luna, él no creía en el amor.
Ella tan té, él tan café.
Amargo, frío, cortante. En cambio ella tan dulce como azúcar, tan suave cual pétalos de una flor.
Un mundo de diferencia lo dividía, sin embargo, en ambos renacía aquel sentimiento, llamado amor, que rompía con cualquier ideología y los unía con sus misteriosos lazos.
Y ahí estaban ellos felices, disfrutando de su romance, aunque no fueran la pareja perfecta, y tuvieran un sinnúmeros de diferencias. Pero entendieron que cuando el amor toca a tu puerta no nos queda más alternativas que entregarnos por completo, porque él ya te escogió y nada tú puedes hacer.

sábado, 16 de agosto de 2014

"Eres, un amor destinado a no ser! A pesar de que aún nos amamos, sabemos que esto tendrá que terminar, tarde o temprano, entre risas o llantos. Ambos sospechamos lo que callamos, intuimos qué nos depara el destino solo que desconocemos cuándo, cómo o dónde será, ó, más bien cuándo, cómo o dónde dejará de ser lo que esto es. Por ahora sonreímos, nos acariciamos, nos besamos, nos amamos... con pasión, devoción, locura, y sobretodo con mucho, pero mucho amor. Somos, una pareja destinada a no ser...todo eso que sospechamos lo ocultamos, ¡no queremos saber! ¡tenemos miedo a perder! a perdernos. No podemos soportar la idea de que esto terminará, tarde o temprano, ya sea como amigos o enemigos, sellado con un beso o con escupitajos. Tengo miedo de perder, tengo miedo a dejar de ser lo que soy cuando estoy contigo, cuando somos...suena más hermoso decir <somos> pero pronto -no sé bien cuando- tendré que decir éramos; pasado, lejano. Eres mi amor destinado a no ser, estamos destinados a dejar de ser lo que somos, lo que fuimos para ser otros, distintos, a ser por separado. Sólo es cosa de tiempo, tarde o temprano llegará el momento, sólo espero que sea en el crepúsculo de nuestras vidas, sólo unos segundos antes de mi muerte –o de tu muerte–. Sólo deseo que la vida y la muerte se alíen y nos separen cuando uno de los dos deba dejar de caminar sobre suelo para pasar a vivir eternamente debajo de él. Sólo espero que dejemos de ser cuando se revele nuestro destino y espero y confío, sueño y rezo, con que ese día tenga que ser cuando deje de correr sangre por mis venas y mis párpados se cierren para siempre; cuando ya no te pueda besar ni amar, cuando no pueda mirarte nunca, nunca jamás.” — Sinfonías perdidas. William Osorio Nicolas

viernes, 15 de agosto de 2014

Recuérdeme. Cuando sea ya demasiado tarde para hablar con palabras. Cuando llegue la noche a nuestros ojos y estemos a plena luz del día. Cuando nos ataque de repente lo inevitable, sea forzado o sea cosa de nuestros cuerpos que sólo están cumpliendo con ese deber impuesto. Si tenemos una herramienta en las manos, sabremos que hemos decidido el resto. Si no tenemos una herramienta, ¿qué será de nuestro camino? Llegaremos a cualquier punto en donde ya no podremos saber lo que es levantarse de nuevo y querer sentir las ganas de seguir viviendo. Hemos muerto. Llegaremos a cualquier punto y dejaremos de mirar nuestra muñeca para encontrar consuelo falso en las horas y en los minutos. Llegaremos a cualquier punto y dejaremos de correr para alcanzar lo que sea que nos atormenta. Ya no hay citas, ya no hay trabajo, ya no hay un escritorio, ya no hay velorios, ya no hay nada que incluya algo exacto y entonces me pregunto si alguna vez lo hubo. Ya no, al menos ya no. Llegaremos a la esquina, qué bonito sería abrazarla y decirle, ya no tenes que preocuparte, he llegado hasta aquí y si vos estás también aquí, seguramente algo hice bien, o las dos hicimos muy mal, pero al menos la tendría aunque fuera un poquito de aquella eternidad. Recuérdeme de olvidar cualquier cuaderno, cualquier lapicero, tengo una pluma favorita en estos momentos, haga el favor de recordarme que la tire en cualquier puente. Esa tinta de cartuchos no alcanzará para mucho más y a cualquiera que venga le será más útil comprar una nueva que usar la vieja que ha debido guardar tantas cosas en letras. La preocupación se acabará. Las lamentaciones ya no existirán, las lágrimas quizá ahora tengan un sabor dulce ¿y el mar? Tal vez algunas cosas no cambian. Tal vez aquí se olvida lo que es llorar. Tal vez aquí no necesitemos aprender nuevamente a nadar. Entonces venga, venga madre mía. Venga, vamos a nadar, aunque nunca supo usted cómo. Vamos a nadar y después podremos ir al parque, a comer cualquier cosa, y tomar el sol, o a ser las mismas personas que nunca nadie conoció. Nos sentaremos cerca de otros y pretenderemos seguir siendo lo que ellos son. Vamos, que otros lo han hecho antes, hasta estando muerto uno debe levantarse. Poly Cinco - Semblanza

miércoles, 13 de agosto de 2014

En la vida pasamos por momentos difíciles que a lo mejor dejaron una herida profunda en tu corazón, puede ser que tu no tuviste el amor de un padre o una madre ni estuvo contigo en los momentos que mas lo necesitaste o la necesitaste, puede ser que tu familia te dio la espalda en un momento determinado, puede ser que tuviste problemas con una persona por la cual sentías un cariño especial y que sin duda te afecto mucho, puede ser que te traiciono quien menos te lo esperabas y eso hizo que en tu corazón quedaran partículas de resentimiento, o puede ser que no tuviste una infancia agradable. Hay tantas circunstancias en la vida que pudieron marcar de una manera profunda nuestros corazones, y es que hay heridas que solo Dios puede sanar pero que también depende de ti para que esto ocurra por que muchas veces no dejamos que nuestro Dios actué. Hay momentos en los que vienen a tu mente esos recuerdos desagradables que viviste y que provocaron esa herida tan difícil de sanar, y es que no se por que los seres humanos tenemos esa mala costumbre de recordar lo pasado,de empeñamos en traerlos a nuestro presente pues no nos dejan ser del todo felices. Pero Dios te dice en esta hora que no importa que tan profunda haya sido esa herida que aun esta ahí y que por tanto tiempo te ha estado lastimando. Por que este día viene a ti para consolarte, para sanarte, para liberarte, para llenarte y para que tú puedas sentir ese amor único y especial que solo Él te puede dar.

sábado, 9 de agosto de 2014

He oído decir que acaban de abrir una tienda nueva: la “Tienda de Maridos”. Cuando las mujeres van a elegir un marido, tienen que seguir las instrucciones que se indican a la entrada: Sólo se puede visitar esta tienda una vez. Hay 6 plantas y el valor de los maridos aumenta a medida que se va subiendo de planta. Se puede elegir marido en cualquier planta o seguir subiendo a las siguientes plantas. NO SE PUEDE volver a bajar, excepto para salir del edificio. Enterada de la apertura de la Tienda de Maridos, una mujer se dirige hacia ella para encontrar uno. En la primera planta, el cartel de la puerta indica: Primera Planta: Estos hombres tienen trabajo. El cartel de la segunda planta dice: Segunda Planta: Estos hombres tienen trabajo y adoran a los niños. En el cartel de la tercera planta se puede leer: Tercera Planta: Estos hombres tienen trabajo, adoran a los niños y son guapísimos. ¡Vaya! Piensa la mujer, pero se siente obligada a seguir subiendo. Llega a la cuarta planta y el cartel dice: Cuarta Planta: Estos hombres tienen trabajo, adoran a los niños son guapísimos y ayudan con las tareas de la casa. ¡Madre mía! -Exclama- ¡Casi no puedo creerlo! Pero a pesar de ello sube a la quinta planta. En el cartel pone: Quinta Planta: Estos hombres tienen trabajo, adoran a los niños son guapísimos, ayudan en casa y son súper-románticos. Siente la tentación de quedarse, pero no puede resistirse a seguir subiendo. Accede a la sexta planta y el cartel dice: Sexta Planta: Eres la visitante nº 31.456.012 de esta planta. En esta planta no hay hombres, sólo existe como prueba de que las mujeres son imposibles de complacer. Gracias por visitar la Tienda de Maridos. Para evitar un conflicto de géneros, el propietario de la tienda ha abierto también una “Tienda de Esposas” justo enfrente. Esto es lo que hay: La primera planta tiene esposas que adoran el sexo. En la segunda Planta hay esposas que adoran el sexo y tienen dinero. Se desconoce el contenido de las plantas tercera hasta la sexta. ¡Nunca han sido visitadas!

miércoles, 6 de agosto de 2014

MUY BUENO, LEANLO! Solo para gente con sentido del humor) "MONOLOGO DE LA MUJER ENAMORADIZA..." Por Favio Posca Sí, a vos... Hola Tonta enamoradiza! A vos que te enamorás de todo bicho que vuela o camina, que cuando llega alguien a tu vida y decís... es lo que estaba esperando!! Y qué haces …… Dejas el celular prendido 25 hrs. al día, esperando que te llame... Durante una semana te vestis como una reina y creés, ciegamente, que te va a llamar.... le sonreís a cualquier estupidez con cara de boluda... Te ponés perfume todo el día...Te peinás cada 5 minutos y te depilás cada 2 horas para estar lista... porque: Vos SABÉS que está por llamar!!!!!!!! Y suena el teléfono!!!!!! Que hasta pusiste en vibrador para que sea más emocionante... Y sudáaaaaaaas... Y cada vez que crees que se movió se te para el corazón!!!!! y tu sonrisa sale de tu cara!!!! y mirás la pantallita con la misma cara de boluda y seguís esperando porque....... no es él, pero no te importa. Volvés a tu casa contenta porque pensás que va a estar en la puerta con un ramo de flores, arrodillado.... No!!, tirado en el piso pidiéndote disculpas!!!!! .... Y llegás, pero está el portero, que te dice que no llegó ni la revista de cablevisión.... Y como todavía no llamó Qué haces??........ LO LLAMÁS!!!!! Pero no te contesta... Porque se fue a cagar... Y TODAVÍA NO TE CONFORMÁS, le mandás un puto mensaje Y pensás: este no falla ni cagando... Y ahí te quedás esperando a que se le ocurra contestarte y encima pensas.. seguro no tiene crédito!! Aaaaaaaaaaaah!!! Entonces seguro que te mandó un mail!!! Y que hacés??? Prendés la computadora contenta, segura de que te mandó una declaración cibernética donde explica todo.... Pero ningún correo nuevo.. hijo de puta!! Ni si quiera una cadena donde te condenan con la maldición gitana que si no la reenvías a 1300 personas en menos de 3 segundos NO conocerás al amor de tu vida ... Y te enojas... Reventás!!!!... EL BASTARDO HIJO DE SU PUTA MADRE, NO LO AGUANTO ES UNA MIERDAAAA!!! Y le sacás todas las groserías que te sepas a los cuatro vientos!!! llamás a todas tus amigas y les quemás el cerebro con la inexplicabilidad de los hechos y te acordás de todo lo que te hizo ese imbécil de mierda que no te merece!! Y que hacés????? Puteas, Le echás todas las maldiciones que te sepas, querés que se haga mierda contra un puente y que pierda la memoria y que lo único que se acuerde es de lo bien que la pasaba con vos!! Y decís:..... A este idiota no le contesto ni aunque venga con la excusa de que: me internaron porque casi muero y nadie sabía tu número para avisarte y como yo estaba en coma no podía hacer nada... No igual!! No le contesto nunca! Se va a arrepentir toda su vida!!!!! Y.............te manda un puto mensaje!!!! Y ahí esta ese número que esperaste TODA la puta semana..........titilando en tu pantallita!!!.... Y que hacés????? SIIIIIIIIIIIIIII!!!!! le contestás!!!!! Sí, ahí mismo!!!! NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!! Porque haces eso???? Qué hacés?????? ESTÁS LOCA????? MASOQUISTA????!!!! NOOOOOOO!!!!!! Sabés lo que te va a pasar??????? Te va a decir que estuvo ocupado ...que se reunió con un amigo de la facultad que es todo un capo y que estuvo estudiando hasta tarde, que estaba ensayando, que tenía parcial, que no durmió en toda la semana por estudiar y que se olvidó el celular en la casa de su amigo... que se le acabo la batería, que lo apagó un rato, que no tenía señal porque estaba en el medio del campo.... que estaba trabajando sin comer ni dormir, porque el éxito de la compañía descansa sobre sus hombros!!!!! y claro, VOS LE VAS A CREER.....sabés porque???............ POR PELOTUDA!!!!!!!!!!!!!!! Y lo peor es que te va a invitar a salir... y todo lo que puteaste y lo que le tenías planeado decir te lo vas a meter en el orto!!!!... y vas a terminar con él !!!! Durmiendo con el enemigo.....y después te va a meter en el auto (si es que no te acompaña a tomar un taxi porque 'no tiene nafta') y te vas para tu casa ...de donde nunca tendrías que haber salido!!! prendés el celular por si llama a ver si llegaste bien.. y esperás un rato laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo!!!!!! *...Haceme caso amiga...* esperá a que te llame ese imbécil.... pero mientras, llamá a tu OTRO HONGO!!! Agarrá tu banco suplente y armate un partidito de reserva!!! divertite ...deja que te busquen, que festejen sus goles, y mandalos al carajo antes de que se le suba la fama a la cabeza. Llamá a tus amigas y salí a bailar, quién mierda dice que no hay algo mejor por ahí hecho especialmente para vos? hacé lo que quieras, partuseá, empedate y... Dejate de joder que todavía hay cabezas que cortar y ni te digo las velas por soplar!!! NO PIERDAS EL TIEMPO ESPERANDO POR UN CHONGO CUANDO HAY EN EL MUNDO MUCHOS OTROS QUE ESPERAN POR VOS!!!!! Muchos otros que serán tan igual o más pendejos que el otro, pero que en ese momento los tenes de reserva para darte cuenta que el mundo esta lleno de tipos y que por ninguno de ellos tenes que sufrir!!!!!!!!!!!!

sábado, 2 de agosto de 2014

HAY QUE TENER UN AMANTE AMANTE Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores. Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas. Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro: ”Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno. Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto. Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!. Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición: Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido. A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby…En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de durar. ¿Y qué es durar? – Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia. Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana. Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, se vos también un amante y un protagonista… de la vida. Pensá que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie. Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar. La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental: “Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida”. -Jorge Bucay.

Un padre económicamente acomodado, queriendo que su hijo supiera lo que es ser pobre, lo llevó para que pasara un par de días en el monte con una familia campesina. Pasaron tres días y dos noches en su vivienda del campo. En el automóvil, retornando a la ciudad, el padre preguntó a su hijo: - ¿Qué te pareció la experiencia?.. - Buena - contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia. - Y... ¿qué aprendiste? - insistió el padre... El hijo contestó: 1.- Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro. 2.- Nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a la mitad del jardín... y ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos. 3.- Que nosotros importamos linternas del Oriente para alumbrar nuestro jardín...mientras que ellos se alumbran con las estrellas, la luna y velas sobre la mesa. 4.- Nuestro patio llega hasta la cerca.y el de ellos llega al horizonte. 5.- Que nosotros compramos nuestra comida;...ellos, siembran y cosechan la de ellos. 6.- Nosotros oímos CD's... Ellos escuchan una perpetua sinfonía de golondrinas, pericos, ranas, sapos, chicharras y otros animalitos....todo esto a veces dominado por el sonoro canto de un vecino que trabaja su monte. 7.- Nosotros cocinamos en estufa eléctrica... Ellos, todo lo que comen tiene ese sabor del fogón de leña. 8.- Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas.... Ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos. 9.- Nosotros vivimos conectados al teléfono móvil, al ordenador, al televisor... Ellos, en cambio, están "conectados" a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus siembras, a su familia. El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo...y entonces el hijo terminó: - Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos! Cada día estamos más pobres de espíritu y de apreciación por la naturaleza que son las grandes obras del universo. Nos preocupamos por TENER, TENER, TENER y nos olvidamos del SER, SER, SER.... Me gus

viernes, 25 de julio de 2014

Un banquero de inversiones americano estaba en el muelle de un pueblito costero mexicano cuando llegó un botecito con un solo pescador. Dentro del bote habían varios atunes amarillos de buen tamaño. El gringo elogió al mexicano por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo le había tomado pescarlos. El mexicano respondió que sólo un poco tiempo. El gringo luego le preguntó por qué no permanecía más tiempo y sacaba más pescado? El mexicano dijo que el tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia. El gringo luego preguntó, "pero qué hace usted con el resto de su tiempo?" El pescador mexicano dijo, "duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi señora María, y voy todas las noches al pueblo donde toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida ocupada y amena. El gringo replicó, "Soy un MBA de Harvard y podría ayudarte. Deberías invertir más tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote más grande; con los ingresos del bote más grande podrías comprar varios botes; eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros. En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador; eventualmente abrir tu propia procesadora. Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este "mugroso" pueblo e irte a Ciudad de México, luego a Los Angeles y eventualmente a Nueva York, donde manejarías tu empresa en expansión". El pescador mexicano preguntó, "¿Pero, cuanto tiempo tarda todo eso?". A lo cual respondió el americano, "entre 15 y 20 años". "¿Y luego qué?, preguntó el mexicano" El "americano" se río y dijo que esa era la mejor parte."Cuando llegue la hora deberías anunciar un IPO (Oferta inicial de acciones) y vender las acciones de tu empresa al público. Te volverás Rico, tendrás millones.” “Millones… y luego que?” El gringo respondió, "Luego te puedes retirar. Te mueves a un pueblito en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, ir todas las noches al pueblo donde podrás tocar guitarra con tus amigos, libre de preocupaciones". El mexicano respondió, ¿acaso no es eso lo que tengo ahora? MORALEJA: Cuántas vidas desperdiciadas buscando lograr una felicidad que ya se tiene pero que muchas veces no vemos. La verdadera felicidad consiste en amar lo que tenemos y no sentirte triste por aquello que no tienes.

martes, 15 de julio de 2014

Nos hicieron creer que el “gran amor”, sólo sucede una vez, generalmente antes de los 30 años. No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado. Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece cargar en las espaldas la responsabilidad de completarlo que nos falta. Las personas crecen a través de la gente. Si estamos en buena compañía es más agradable. Nos hicieron creer en una fórmula llamada "dos en uno": dos personas pensando igual, actuando igual... que era eso lo que funcionaba! No nos contaron que eso tiene un nombre: anulación. Que sólo siendo individuos con personalidad propia podremos tener una relación saludable. Nos hicieron creer que el casamiento es obligatorio y que los deseos fuera de término, deben ser reprimidos. Nos hicieron creer que los lindos y flacos son más amados. Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad. No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas. Ah, tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto: cada uno lo va a tener que descubrir solito. Y entonces, cuando estés “enamorado de ti mismo" podrás ser feliz y te enamorarás de Alguien. "Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor aunque la violencia se practica a plena luz del día." - John Lennon

lunes, 14 de julio de 2014

viernes, 11 de julio de 2014

Los tamaños varían conforme el grado de compromiso. Una persona es enorme para uno, cuando habla de frente y vive de acuerdo a lo que habla, cuando trata con cariño y respeto, cuando mira a los ojos y sonríe inocente. Es pequeña cuando solo piensa en si misma, y le hace creer a los otros que piensa en ellos cuando se comporta de una manera poco gentil, cuando no apoya, cuando abandona a alguien justamente en el momentoen que tendría que demostrar lo que es mas importante entre dos personas: La Amistad, el compañerismo, el cariño, el respeto, el celo y asimismo el amor. Una persona es gigante cuando se interesa por tu vida, cuando busca alternativas para tu crecimiento, cuando sueña junto contigo, cuando trata de entenderte aunque no piensen igual. Una persona es grande cuando perdona, cuando comprende, cuando se colocaen el lugar del otro, cuando obra, no de acuerdo con lo que esperan de ella, pero de acuerdo con lo que espera de si misma. Una persona es pequeña cuando se deja regir por comportamientos clichés. Cuando quiere quedar bien con todos, cuando maneja a la gente como un titiritero y lamentablemente siempre hay gente que se deja manejar. Una misma persona puede aparentar grandeza o pequeñez dentro de una relación, puede crecer o disminuir en un corto espacio de tiempo. Una decepción puede disminuir el tamaño de un amor que parecía ser grande. Una ausencia puede aumentar el tamaño de un amor que parecía ser ínfimo. Una decepción puede terminar con el respeto por alguien, una acción correcta puede enaltecer a otros. Es difícil convivir con esta elasticidad: las personas se agigantan y se encogen a nuestros ojos. Ya que nosotros no juzgamos a través de centímetros y metros, sino de acciones y reacciones, de verdades o falsedades de expectativas y frustraciones. Una persona es única al extender la mano,y al recogerla inesperadamente, se torna otra. El egoísmo unifica a los insignificantes, a los perdedores, a los falsamente llamados diplomáticos. No es la altura, ni el peso, ni la belleza ni un titulo o mucho dinero lo que convierte a una persona en grande, es su honestidad, su decencia, su amabilidad y respeto por los sentimientos e intereses de los demás. Por su sensibilidad sin tamaño.

lunes, 7 de julio de 2014

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… AUTOESTIMA. Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… AUTENTICIDAD. Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… MADUREZ. Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… RESPETO. Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… AMOR HACIA UNO MISMO. Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… SIMPLICIDAD. Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… HUMILDAD. Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… PLENITUD. Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… SABER VIVIR! No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas. Charles Chaplin.

viernes, 4 de julio de 2014

OCULTAME" Ocultame detrás de esa fingida sonrisa tus pesares Y en esas ojeras maquilladas tus noches de insomnio Ocultame las lágrimas caídas en el escudo de tu dulzura Y regalame los miedos que yacen en tu soledad. Ocultame tus inseguridades disfrazadas con orgullo Y entrégame cada mañana tus cabellos despeinados Ocultame tus malestares con sobredosis de caprichos Y brindame estar a tu lado cuando finjas ser más fuerte Ocultame tus decepciones en golpes de indiferencia Y obsequiame tu silencio mientras leo tus ojos Ocultame tus sueños puros tildados de inmaduros Y concédeme escucharlos todos, aferrado a tu mano Ocultame tus cicatrices de batallas ante la vida Y enséñame que solo eres perfecta ante mis ojos Ocultame tus temores encubiertos en tu almohada Y abrázame mientras el tiempo subyuga al destino

Me tienes en tus manos y me lees lo mismo que un libro. Sabes lo que yo ignoro y me dices las cosas que no me digo. Me aprendo en ti más que en mi mismo. Eres como un milagro de todas horas, como un dolor sin sitio. Si no fueras mujer fueras mi amigo. A veces quiero hablarte de mujeres que a un lado tuyo persigo. Eres como el perdón y yo soy como tu hijo. ¿Qué buenos ojos tienes cuando estás conmigo? ¡Qué distante te haces y qué ausente cuando a la soledad te sacrifico! Dulce como tu nombre, como un higo, me esperas en tu amor hasta que arribo. Tú eres como mi casa, eres como mi muerte, amor mío. (Jaime Sabines)

Los amorosos callan. El amor es el silencio más fino, el más tembloroso, el más insoportable. Los amorosos buscan, los amorosos son los que abandonan, son los que cambian, los que olvidan. Su corazón les dice que nunca han de encontrar, no encuentran, buscan. Los amorosos andan como locos porque están solos, solos, solos, entregándose, dándose a cada rato, llorando porque no salvan al amor. Les preocupa el amor. Los amorosos viven al día, no pueden hacer más, no saben. Siempre se están yendo, siempre, hacia alguna parte. Esperan, no esperan nada, pero esperan. Saben que nunca han de encontrar. El amor es la prórroga perpetua, siempre el paso siguiente, el otro, el otro. Los amorosos son los insaciables, los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos. Los amorosos son la hidra del cuento. Tienen serpientes en lugar de brazos. Las venas del cuello se les hinchan también como serpientes para asfixiarlos. Los amorosos no pueden dormir porque si se duermen se los comen los gusanos. En la oscuridad abren los ojos y les cae en ellos el espanto. Encuentran alacranes bajo la sábana y su cama flota como sobre un lago. Los amorosos son locos, sólo locos, sin Dios y sin diablo. Los amorosos salen de sus cuevas temblorosos, hambrientos, a cazar fantasmas. Se ríen de las gentes que lo saben todo, de las que aman a perpetuidad, verídicamente, de las que creen en el amor como una lámpara de inagotable aceite. Los amorosos juegan a coger el agua, a tatuar el humo, a no irse. Juegan el largo, el triste juego del amor. Nadie ha de resignarse. Dicen que nadie ha de resignarse. Los amorosos se avergüenzan de toda conformación. Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla, la muerte les fermenta detrás de los ojos, y ellos caminan, lloran hasta la madrugada en que trenes y gallos se despiden dolorosamente. Les llega a veces un olor a tierra recién nacida, a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas, a arroyos de agua tierna y a cocinas. Los amorosos se ponen a cantar entre labios una canción no aprendida, y se van llorando, llorando, la hermosa vida. (Jaime Sabines)

jueves, 3 de julio de 2014

¿Cómo será el mundo cuando no pueda yo mirarlo ni escucharlo ni tocarlo ni olerlo ni gustarlo? ¿cómo serán los demás sin este servidor? ¿o existirán tal como yo existo sin los demás que se me fueron? sin embargo ¿por qué algunos de éstos son una foto en sepia y otros una nobe en los ojos y otros la mano de mi brazo? ¿cómo seremos todos sin nosotros? ¿qué color qué ruidos qué piel suave qué sabor qué aroma tendrá el ben(mal)dito mundo? ¿qué sentido tendrá llegar a ser protagonista del silencio? ¿vanguardia del olvido? ¿qué será del amor y el sol de las once y el crepúsculo triste sin causa valedera? ¿o acaso estas preguntas son las mismas cada vez que alguien llega a los sesenta? ya sabemos cómo es sin las respuestas mas ¿cómo será el mundo sin preguntas?

Tengo una soledad tan concurrida tan llena de nostalgias y de rostros de vos de adioses hace tiempo y besos bienvenidos de primeras de cambio y de último vagón. Tengo una soledad tan concurrida que puedo organizarla como una procesión por colores tamaños y promesas por época por tacto y por sabor. Sin temblor de más me abrazo a tus ausencias que asisten y me asisten con mi rostro de vos. Estoy lleno de sombras de noches y deseos de risas y de alguna maldición. Mis huéspedes concurren concurren como sueños con sus rencores nuevos su falta de candor yo les pongo una escoba tras la puerta porque quiero estar solo con mi rostro de vos. Pero el rostro de vos mira a otra parte con sus ojos de amor que ya no aman como víveres que buscan su hambre miran y miran y apagan mi jornada. Las paredes se van queda la noche las nostalgias se van no queda nada. Ya mi rostro de vos cierra los ojos y es una soledad tan desolada. Mario Benedetti

miércoles, 2 de julio de 2014

Lectura para esta noche: Conversando con los niños ¿Qué es la traición? Caminando por la calle, el profeta preguntaba: -¿Acaso no somos todos hijos del mismo Padre Eterno? La multitud asentía. Y el profeta continuaba: -Entonces, ¿por qué traicionamos a nuestro hermano? Un chico que estaba presente le preguntó a su padre: -¿Qué es traicionar? -Es engañar a un compañero para sacar algún provecho. -¿Y por qué traicionamos a nuestro compañero? –insistió el chico. -Porque alguien empezó en el pasado y desde entonces nadie ha sabido cómo romper la cadena: o estamos traicionando o alguien nos está traicionando. Así siempre. -Entonces yo no voy a traicionar a nadie –dijo el chico. Y así lo hizo. Creció, recibió muchos golpes en la vida, pero cumplió su promesa. Sus hijos sufrieron menos y fueron menos castigados por la vida. Sus nietos ya nada sufrieron. Sobre los celos Cuando tenía once años, Anita fue a quejarse a su madre: -No consigo hacer amigas. Como soy muy celosa, al final todas me dejan sola. La madre estaba cuidando a unos pollitos recién nacidos. Anita cogió uno, que inmediatamente comenzó a luchar para libertarse. Cuanto más lo apretaba la niña en su mano, más se debatía el pollito. La madre comentó: -¿Por qué no pruebas a sostenerlo con suavidad? Anita obedeció. Abrió las manos, y el pollito paró de debatirse. Empezó a acariciarlo muy suavemente, y el animalito se arrellanó entre sus dedos. -Los seres humanos también son así –dijo la madre. –Si lo que quieres es atraparlos sea como sea, se te escapan. Pero si eres dulce con ellos, se quedarán siempre junto a ti. Las tres cosas Chen Ziquin le preguntó al hijo de Confucio: -¿Tú padre te enseña algo que no sepamos? El otro respondió: -No. Una vez que yo estaba solo, me preguntó si leía poesía. Le respondí que no, y él me mandó que leyera algunos poemas, porque abren en el alma el camino de la inspiración divina. »En otra ocasión me preguntó si practicaba los rituales de adoración a Dios. Dije que no, y él me mandó que lo hiciera, pues el acto de adorar lograría que yo me entendiese a mí mismo. Pero nunca se puso a vigilarme para ver si lo obedecía. Una vez que Chen Ziqin se había alejado, se dijo a sí mismo: -He hecho una pregunta y he obtenido tres respuestas. He aprendido algo sobre la poesía. He aprendido también sobre los rituales de adoración. Y he aprendido también que un hombre honesto nunca se preocupa por vigilar la honestidad de los otros. Detrás de la lluvia Tras cuatro años de sequía, el párroco del pequeño pueblecito reunió a todo el mundo para realizar una peregrinación a la montaña, donde realizarían una oración colectiva rogando el regreso de la lluvia. Entre el grupo, el párroco se fijó en un chico que iba todo abrigado y con impermeable. -Pero, ¿te has vuelto loco? –le preguntó-. ¡En esta región hace cinco años que no llueve, y te vas a morir de calor subiendo a la montaña! -Estoy resfriado, padre. Y si vamos a pedir a Dios que llueva, ¿se imagina cómo va a ser la vuelta? Va a caer una que lo mejor es ir preparado. En ese preciso momento, se escuchó un gran estruendo en el cielo, y comenzaron a caer las primeras gotas. La fe de un niño fue suficiente para realizar un milagro esperado por millares de personas.

lunes, 30 de junio de 2014

“Que sepas que sigo siendo la misma loca, la tuya, la mía, la nuestra, la de nadie. Que sepas que sigo cerrando los ojos y te miro por todas partes, que el viento me sigue trayendo tu risa y la lluvia me sigue mojando de ti. Que sigo siendo la misma loca, la romántica, la cursi. La que desgasta insomnios pensándote, la que te sueña y amanece sin ti. La que reza, la que te susurra antes de cerrar los ojos. Yo, la que sólo tú conoces, mujer de mil letras y caricias calmas. Que sepas que sigo siendo yo, que soy, que estoy, que vivo y suspiro para llenarte el alma en cada sorbo que le das al aire. Que sepas que sigo siendo yo, con piel nueva todas las mañanas, con sueños eternos. Que sigo siendo yo, contigo, sin ti, extrañándote, escribiéndote, susurrando en tu oído, no me olvides, no me olvides. Sigo siendo tan yo y tan tuya, como siempre, como nunca

Erotika Espero curarme de Ti. JAIME SABINES Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada. Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: "qué calor hace", "dame agua", "¿sabes manejar?", "se hizo de noche"... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho "ya es tarde", y tú sabías que decía "te quiero".) Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tú quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón

TODO HIJO ES PADRE DE LA MUERTE DE SU PADRE "Hay una ruptura en la historia de la familia, donde las edades se acumulan y se superponen y el orden natural no tiene sentido: es cuando el hijo se convierte en el padre de su padre. Es cuando el padre se hace mayor y comienza a trotar como si estuviera dentro de la niebla. Lento, lento, impreciso. Es cuando uno de los padres que te tomó con fuerza de la mano cuando eras pequeño ya no quiere estar solo. Es cuando el padre, una vez firme e insuperable, se debilita y toma aliento dos veces antes de levantarse de su lugar. Es cuando el padre, que en otro tiempo había mandado y ordenado, hoy solo suspira, solo gime, y busca dónde está la puerta y la ventana - todo corredor ahora está lejos. Es cuando uno de los padres antes dispuesto y trabajador fracasa en ponerse su propia ropa y no recuerda sus medicamentos. Y nosotros, como hijos, no haremos otra cosa sino aceptar que somos responsables de esa vida. Aquella vida que nos engendró depende de nuestra vida para morir en paz. Todo hijo es el padre de la muerte de su padre. Tal vez la vejez del padre y de la madre es curiosamente el último embarazo. Nuestra última enseñanza. Una oportunidad para devolver los cuidados y el amor que nos han dado por décadas. Y así como adaptamos nuestra casa para cuidar de nuestros bebés, bloqueando tomas de luz y poniendo corralitos, ahora vamos a cambiar la distribución de los muebles para nuestros padres. La primera transformación ocurre en el cuarto de baño. Seremos los padres de nuestros padres los que ahora pondremos una barra en la regadera . La barra es emblemática. La barra es simbólica. La barra es inaugurar el “destemplamiento de las aguas”. Porque la ducha, simple y refrescante, ahora es una tempestad para los viejos pies de nuestros protectores. No podemos dejarlos ningún momento. La casa de quien cuida de sus padres tendrá abrazaderas por las paredes. Y nuestros brazos se extenderán en forma de barandillas . Envejecer es caminar sosteniéndose de los objetos, envejecer es incluso subir escaleras sin escalones. Seremos extraños en nuestra propia casa. Observaremos cada detalle con miedo y desconocimiento, con duda y preocupación. Seremos arquitectos, diseñadores, ingenieros frustrados. ¿Cómo no previmos que nuestros padres se enfermarían y necesitarían de nosotros? Nos lamentaremos de los sofás, las estatuas y la escalera de caracol. Lamentaremos todos los obstáculos y la alfombra. Feliz el hijo que es el padre de su padre antes de su muerte, y pobre del hijo que aparece sólo en el funeral y no se despide un poco cada día . Mi amigo Joseph Klein acompañó a su padre hasta sus últimos minutos. En el hospital , la enfermera hacía la maniobra para moverlo de la cama a la camilla, tratando de cambiar las sábanas cuando Joe gritó desde su asiento: - Deja que te ayude . Reunió fuerzas y tomó por primera vez a su padre en su regazo. Colocó la cara de su padre contra su pecho. Acomodó en sus hombros a su padre consumido por el cáncer: pequeño, arrugado, frágil , tembloroso. Se quedó abrazándolo por un buen tiempo, el tiempo equivalente a su infancia, el tiempo equivalente a su adolescencia, un buen tiempo, un tiempo interminable. Meciendo a su padre de un lado al otro. Acariciando a su padre. Calmado el su padre. Y decía en voz baja : - Estoy aquí, estoy aquí, papá! Lo que un padre quiere oír al final de su vida es que su hijo está ahí".—con Krissia Jael y 4

viernes, 27 de junio de 2014

Amame, como aquellos que se amaron sin límites. como aquellos que se salvaron por el Amor. como aquellos que se iluminaron por el Amor. como aquellos que se transmutaron por el Amor. Amame, sin prejuicios ni condiciones. sin esperas ni reservas. sin egoísmos ni sombras. sin cadenas ni sumisiones. Amame, con la profundidad insondable del océano. con la claridad del Sol de las montañas. con la fuerza suprema de vientos huracanados. Amame, con la blanca llama de tu alma despierta. con la alegría de cielos infinitos.

Princesa, sonríe.No agaches tu mirada. Limpia tus lagrimas. Sal debajo de esas cobijas amarradas a ti. Ponte el vestido mas hermoso que tengas. La ropa que tanto te gusta. No mires hacia abajo. Enciende el reproductor, sube el volumen a la música. Empieza a bailar, levanta tus manos al cielo, mira al techo, da vueltas, las que quieras, infinitas vueltas, que no acaben nunca. Y cuando caigas, ríe. Ríe tanto como nunca lo lograste, ríe de todo lo malo, ríe del pasado, ríe de la gente, ríe de ella, de el, ríe de esos pensamientos que tanto te destruyen. No mires hacia abajo. Levántate, con fuerza, pero no borres esa sonrisa. Ve tu reloj, sabes que falta mucho para que acabe el día. Piensa. Piensa en lo que siempre te gusto pero nunca lo intentaste, por medio, por dolor, por soledad. Baja las escaleras, abre la puerta de tu casa, y sal, corre, corre sin pensar en los que te rodean, ellos no importan, ellos nunca van a importar, sigue corriendo, pero no dejes de sonreír. Detente un segundo. Y admira. Ahí esta. El mar. ¡No te detengas! Corre hacia las olas, juega con ellas, disfruta, porque tal vez es lo que siempre deseaste, ser libre por un momento, ser feliz. Ríe. Esas personas que están cerca de ti ¡No existen! Ellos no pueden controlar lo que sientes, ya no lo harán. Olvida los errores, olvídalos a ellos por favor. Sigue sin mirar hacia abajo. Y corre. Come lo que nunca pudiste por miedo a ellos. Tu físico no importa. Ve a todas a esas chicas plásticas cerca de ti y solo sonríe. Por qué sabes que eres mucho más hermosa que ellas. Corre, ve a tu parque preferido, disfruta, en los carros chocones, ríe como nunca, te fijas en un chico lindo a quien chocaste, y sólo ríes. El solo dice "tu sonrisa es hermosa". Ningún chico te había sonreído, porque nunca demostraste lo bonita que podía ser tu sonrisa. Comes algodón de azúcar. Y en la montaña rusa te sientas junto a ese chico. Los dos impresionados, sólo se dedicaron miradas, empezó a avanzar la montaña, estas emocionada y gritas. Gritas como nunca lo hiciste, te sujetas fuerte, y el chico sostiene tu mano, lo miras y viste la belleza misma ante tus ojos. Bajaron los dos, mirándose por un minuto y allí le dices "muchas gracias". Corre, ya se hace de noche. Ves los mas hermosos fuegos artificiales, los disfrutas. Llegaste a tu casa, abre lentamente la manilla, ahí esta tu mama, mírala, abrázala, pídele disculpas, por los gritos, por haberla ignorado, y le das un enorme beso. Corre luego a tu habitación, suspira. Retira tus zapatos, baja volumen a la música. Y mira hacia tu ventana y di "Gracias Dios". Vuelve a tu cama, retira esas cobijas. Recuerdas haber dejado tu móvil encima de ellas, lo enciendes y sonríes, ahí estaba ese mensajes que decía "Princesa, sonríe". Duermes cómo un ángel y a partir de ese momento, decides empezar a vivir. Me gusta·Comentar·Compartir

jueves, 26 de junio de 2014

Leí por ahí una maldición árabe: OJALÁ TE ENAMORES!... Ojalá... digo yo, y ojalá vivas, y sientas, y caigas, y te levantes, y sentencies tu vida a estar un rato loco, al otro, cuerdo, al otro, sentirte sin escapatoria o sin salida, y al segundo, queriendo tirar todo abajo de tu mundo; y ojalá temas, y ojalá arremetas, y ojalá descubras que solamente con esos sacudones es como te descubres... cómo te emocionas, cómo se te retuercen las mariposas en la panza ante tanta incertidumbre en el día a día... Y es que el amor se construye así, un poco tú con lo tuyo, un poco yo con lo mío... con soles y lluvias en el alma... para no caer en la rutina, pues lo rutinario acostumbra, y de costumbres nos pasamos transcurriendo la vida, hasta que se nos hace tan plana, que se nos cuela la melancolía por una hendija. Ojalá que sientas en tus entrañas, que estás colmado de vida... y que nada hay seguro, sólo este rato en que respiras...

Te libero de mi loco afán de protegerte y defenderte ante todos, de mis excesivos mimos dulces que te asfixiaban... Te libero de mi tonto interés de saber cada día mas de ti; de los saludos de buenos días de los abrazos vespertinos y de los besos de buenas noches... de mis oraciones bendiciéndote y de mis sueños abrazada y aferrada a ti. Te libero... de mi absurda manía de tocarte, de decirte te amo en cada instante tanto... que desgaste la frase. Te dejo libre de mi costumbre de preguntar ¿cómo estas? ¿qué te hace falta? ¿qué necesitas? libre de mis inseguridades que me hacían complacerte, libre de mis miedos y de mis pequeñas dudas que te hacían rabiar... Estás libre por fin... de mis bromas tontas, de mi risa escandalosamente sonora a todas horas; libre de mi mirada que absorta te contemplaba. Te libero de mis silencios... esos,cuando tus pupilas se clavaban en mi y me dejabas sin palabras... libre de mis lágrimas infantiles cuando tu indiferencia me hería y de mis palabras "rebuscadas" para hablar de nuestras fallas... Te dejo libre de mi... de mis ratos de mal humor, de mi simpleza, de mis días grises de melancolía... libre al fin, de mi gran amor por ti. Te libero... porque al liberarte a ti me libero también yo de la dolorosa necesidad de necesitarte, de esta locura de ignorar a la razón, de este inmenso cariño que me tenía voluntariamente presa a ti... con mis alas amarradas a tus pies.

miércoles, 25 de junio de 2014

''VALE LA PENA LEERLO'' SABIDURÍA DE LA VIEJA... "Mira, mija, pa´que dejes de andar quejándote, te voy a dar unas cuantas sugerencias pa' que vivas bien, y no nomás sobrevivas... ¡Mírame a mí, estoy en la flor de la vida y me sigo riendo ! 1.- Agradece por todo No te quejes, dale gracias a Dios que estás, que sigues, y que vives, nomás piensa que a otra bola de gente ya se la llevó...¡la vida! 2.- Cuando puedas comer... come, cuando puedas dormir... duerme, cuando puedas disfrutar... disfruta, cuando puedas trabajar ....trabaja, cuando puedas cojer ..... coje mija y si aún puedes, échate unos traguitos, juega con los hijos, haz el amor o ponte a silbar, a cantar en la ducha, y dá gracias a Dios porque tienes Salud. No te la pases quejando. ¡¡ayyy si hubieraaaa!, ¡¡ayyy les di! ...¡ayyy si tuviera... ¡cuánto sacrificio!, ¡no m'ijita, altas y bajas siempre han habido y siempre habrán! 3.- Si en la noche no puedes dormir, sí estás vuelta y vuelta en la cama, pos' párate y ponte a hacer algo, arregla un cajón, plancha tu blusa pa mañana, ponte a leer, porque si te quedas acostada con los ojos abiertos... ¡vas pensar puras huevadas! Y lo pior es que te paras y las haces... Ya de por sí...... 4.- Los problemas grandotes, esos que son del mundo, y que se oyen en la televisión, que sí se está calentando el planeta, que sí a tal país ya se le llevaron los dineros, que si los narcos..... ¿esos mija?, mándalos a la m........ ¡¡no los vas a arreglar tú! Luego ni les entiendes, ¡no te hagas bolas! Deja que los que pueden, los arreglen. Pero tú... ocúpate de los que se ven más chiquitos, esos que sí están en tus manos. Despabílate, aunque sea a ratos, atiende esos, los demás ¡¡a la p…. madre!! 5.- Si te dan... agarra todo lo que te den. Agárralo, aprovéchalo, así sea un beso o una pendejadita, porque uno vive pensando, que las cosas las genera uno, pero no sabes de qué forma te llegan... ¡así que tú agarra y no te acorbades! 6.- ¡Ahhh! pero eso si.. ¡No agarres lo que no es tuyo¡ ni la bicicleta, ni la bolsa, ni el dinero, ni al marido o amante de otra, lo ajeno respétalo, es de otra, cada quien tiene lo suyo, ¡lo que se gana y lo que se merece! 7.- Lo que hagas hazlo con ganas, con muchas ganas y mucho gusto, y hazlo bien o no lo hagas y déjate de pendejadas, olvídate de las envidias tú ...a lo tuyo porque no sabes cuánto vales... 8.- Cuídate de las cabronas y aléjate de las pendejas, fíjate bien como son ....porque ¡¡hay malvadas!, conócelas y nunca seas como ellas.. Ayuda y escucha a tus amigas, no hables mal de la gente, ní de las cabronas, ni de las pendejas, sé orgullosa, pero no seas arrogante ni prepotente. Sé humilde, no agachada; sé valiente, no imprudente. Cuando ganes, sonríe, cuando pierdas, no armes un escandalo, y si te dá la gana... llora. 9.- Nunca te preocupes por lo que no tienes, por lo que no puedes comprar, cuántas cabronas que tienen todo el dinero del mundo están en la cárcel, enfermas de la cabeza, o guardadas en un hospital, asustadas e inseguras, o tienen un marido pendejo, no son felices, no saben comunicarse, no tienen una familia como la tuya. Tú tienes algo más valioso que es ....tu gente y tu salud. 10.- Manda a la mierda la Muerte que sea ella la que se preocupe por no poderte llevar, y no seas tú la que se preocupe porque ya te va a llevar! ¿Así ?, ¿o más claro? Y, por último, mijita, si la vida te dá limones ... ¡¡ Qué limonada, ni qué mierda!! '' TU PIDE TEQUILA Y SAL''

Lectura para esta noche: Es considerado normal... 1] Cualquier cosa que nos haga olvidar nuestra verdadera identidad y nuestros sueños, y nos haga apenas trabajar para producir y reproducir. 2] Tener reglas para una guerra (Convención de Ginebra). 3] Emplear varios años estudiando en la universidad, y después no conseguir trabajo. 4] Trabajar de nueve de la mañana a cinco de la tarde en algo que no da ninguna satisfacción, con la condición de poder jubilarse después de treinta años. 5] Jubilarse, descubrir que ya no se tiene energía para disfrutar de la vida, y morir pocos años después, de aburrimiento. 6] Usar botox. 7] Procurar tener éxito financiero, en lugar de buscar la felicidad. 8] Ridiculizar al que busca la felicidad en lugar del dinero, calificándolo de “persona sin ambición”. 9] Comprar objetos como coches, casas, ropas y definir la vida en función de estas comparaciones, en lugar de intentar averiguar la verdadera razón de estar vivo. 10] No hablar con extraños. Criticar al vecino. 11] Considerar que los padres siempre tienen la razón. 12] Casarse, tener hijos, y continuar juntos aunque el amor haya terminado, alegando que es por el bien de los niños (como si éstos no presenciaran las constantes peleas). 13] Criticar a todo aquel que intenta ser diferente. 14] Empezar el día con un despertador histérico al lado de la cama. 15] Creer que es verdadero absolutamente todo lo que está impreso. 16] Llevar un pedazo de tela de colores atado al cuello, sin ninguna utilidad conocida, pero que todos conocen con el pomposo nombre de “corbata”. 17] Nunca ser directo en las preguntas, aunque la otra persona entienda lo que se está queriendo saber. 18] Mantener la sonrisa en los labios cuando se tienen unas ganas locas de echarse a llorar. Y sentir piedad por todos los que demuestran sus sentimientos íntimos. 19] Pensar que el arte vale una fortuna, o que no vale absolutamente nada. 20] Despreciar por sistema lo que se consiguió fácilmente, porque, como no se dio el “sacrificio necesario”, no debe de tener las cualidades requeridas. 21] Seguir la moda, incluso cuando parece ridícula e incómoda. 22] Estar convencido de que todo famoso debe tener guardados montones de dinero. 23] Dedicar mucho esfuerzo a la belleza exterior, y preocuparse poco con la belleza interior. 24] Usar todos los medios posibles para mostrar que, aun siendo una persona normal, uno está infinitamente por encima del resto de los seres humanos. 25] A bordo de un transporte público, nunca mirar directamente a los ojos de la gente, pues tal cosa podría entenderse como un intento de seducción. 26] Al entrar al ascensor, mantenerse orientado hacia la puerta de salida, y comportarse como si no hubiera ningún otro ser humano allí dentro, por muy abarrotado que esté el lugar. 27] Jamás reírse a carcajadas en un restaurante, por muy buena que sea la historia. 28] En el hemisferio norte, elegir la ropa que se lleva de acuerdo a la estación del año: brazos desnudos en primavera (por mucho frío que haga) y jersey de lana en otoño (aunque haga mucho calor). 29] En el hemisferio sur, llenar el árbol de navidad de algodón, aunque el invierno no tenga nada que ver con el nacimiento de Cristo. 30] Cuando alguien llega a mayor, creerse dueño de toda la sabiduría del mundo, aunque muchas veces no se haya vivido lo suficiente para reconocer lo correcto. 31] Ir a una feria de beneficencia y pensar que con eso ya se ha hecho bastante para acabar con las desigualdades sociales del mundo. 32] Comer tres veces al día, aunque no se tenga hambre. 33] Creer que los otros siempre nos superan en todo: son más atractivos, más competentes, más ricos, más inteligentes, etc. Es muy arriesgado aventurarse más allá de las propias limitaciones: lo más conveniente es no hacer nada. 34] Hacer del coche un medio para sentirse poderoso, y capaz de dominar el mundo. 35] Soltar improperios en el tráfico. 36] Pensar que todo lo malo que hace el hijo de uno es por culpa de las malas compañías. 37] Casarse con la primera persona que dispone de cierto estatus social. El amor puede esperar. 38] Repetir continuamente “Yo al menos lo intenté”, aunque en realidad no se haya intentado absolutamente nada. 39] Postergar las experiencias más interesantes de la vida para cuando ya no quedan fuerzas para llevarlas a cabo. 40] Huir de la depresión con fuertes dosis diarias de televisión. 41] Pensar que todo lo conquistado se puede dar por seguro para siempre. 42] Creer que a las mujeres no les gusta el fútbol, y que a los hombres no les gusta la decoración. 43] Echarle al gobierno la culpa de todo. 44] Estar convencido de que ser una persona buena, decente, educada, conlleva que los demás la consideren débil, vulnerable y fácilmente manipulable. 45] Estar igualmente convencido de que la agresividad y la descortesía en el trato con los otros equivale a tener una personalidad poderosa. 46] Tener miedo de la fibroscopia (los hombres) y del parto (las mujeres). 47] Por último, creer que la religión de uno, además de la única dueña de la verdad absoluta, es la más importante, la mejor, y que todos los seres humanos de este inmenso planeta que crean en cualquier otra manifestación de Dios están condenados al fuego del infierno.

ME LLAMAS VIEJO Pequeña y desnuda semilla con distorsionado lenguaje me llamó viejo, sin saber que ella misma viene de otro igual. Viejo, pero soy tu sombra, te sirvo y lo haré siempre, tu alimento seré y el suelo te abonaré. Vienes de dos viejos, un viejo y una vieja a la cual les amas y también son viejos. Como viejo desapareceré y tú seguirás el curso, también llegarás a viejo y de esa manera te nombrarán. Un día escucharás tu eco, tus mismas palabras viejo, viejo eso serás. Un secreto te diré, un día dije viejo y ahora lo soy pues lo mismo te pasará. Viejo de cuerpo, pero de espíritu joven.

ME LLAMAS VIEJO Pequeña y desnuda semilla con distorsionado lenguaje me llamó viejo, sin saber que ella misma viene de otro igual. Viejo, pero soy tu sombra, te sirvo y lo haré siempre, tu alimento seré y el suelo te abonaré. Vienes de dos viejos, un viejo y una vieja a la cual les amas y también son viejos. Como viejo desapareceré y tú seguirás el curso, también llegarás a viejo y de esa manera te nombrarán. Un día escucharás tu eco, tus mismas palabras viejo, viejo eso serás. Un secreto te diré, un día dije viejo y ahora lo soy pues lo mismo te pasará. Viejo de cuerpo, pero de espíritu joven.

Espere por ti tantas veces... Espere por un gesto o una palabra, quizá un mensaje, tal vez una mirada o algo que me diera esperanza de saber de ti, de volver a verte. Espere, tranquila y calladamente a que tus dudas y miedos se despejen de tu alma, de tu mente. Espere por ti tantas veces, que poco a poco me fui desesperando, al no saber el como o el cuando se terminaría esta tortura de extrañarte tanto o si debía seguir por ti esperando. Espere a que mis lagrimas secaran, que mi corazón sanara, a que todo cambiara y a no esperarte mas; y ahora me pides nuevamente ¿que espere? lo haría, nuevamente, lo haría... pero es que... espere por ti tantas veces... pero creo... que ya fue suficiente.

martes, 24 de junio de 2014

Síndrome Literario Habrán momentos los cuales dejaré de ser yo mismo, momentos en que no seré igual, seré otro yo, otro ser, uno que no es capaz de ser el mismo que fue ayer, uno indiferente, con una visión lejos de la comprensión. Habrán momentos en que no importará nada, momentos desinteresados, apagados, aburridos, momentos poco abrumadores, con resonancia aguda que me haga escuchar lo que habla el silencio de un sin su vos, silencio que se haga preguntas sin sabor: ¿Ves lo que yo veo? ¿Oyes lo que oigo? ¿Sientes lo que yo siento? Habrán momentos en que oleré su esencia, su a floración, el incienso consumido por los pulmones en días anteriores al de hoy, habrán momentos en que sólo seré yo y mi pensar, siempre yo y mi oscuro pensar, seré silencio, y otra vez seré pregunta, ¿Ves lo que yo veo? ¿Oyes lo que oigo? ¿Sientes lo que siento? creo que al final no somos igual, no somos dos gotas de agua, Habrán momento en que seré todo lo que esperabas, y momentos en que desconozcas mi verdadero proceder, ahora hay visiones que me desterrarán a mí mismo de lo que soy y me vuelven distinto, poco comprendido, abrumado, un hombre no soñador. Mi tono debiera adecuarse a la falta de sensibilidad, a la des costumbre, a la poca afección en momentos como este, mi espíritu no siempre seguirá un rastro nauseabundo, yo siempre seré pecaminoso, inestable en momentos en que la nada llena todo con vació. Habrán momentos en que mis palabras destruirán la esperanza y seré siempre yo, siempre solamente yo.! Tendré mi estadía en el espacio, una mirada desde los cielos, una nada entre mis manos y un sin sabor de tus labios rojos, habrá un momentos en que mi vida se esfumará de esta tierra y como un mártir escritor, deslumbrare con palabras en desacuerdo con sacrificio bien fingido, y con lágrimas que sólo quedan en los recuerdos y el olvido. Habrán momentos como este, incómodos, absurdos, incapaces de decir verdades más allá de las que se me están permitidas Habrán momentos felices y sin sabor, amargos y con el mejor de los disfrutes, habrán momentos simples, sucios, incorrectos pero serán momentos muy bien aprendidos. No tendré razones propias, no habrán necesidades falsas, no escribiré a la desesperación por causar del desorden de un amor, con pasos inmortales, piso y mido, me detengo a retar al olvido me grabo a mí mismo con un momento, como un momento muy bien vivido. Habrán Momentos Perdidos

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA DEPRESIÓN La depresión es una cuestión de total actualidad, un efecto de la época, de la cultura imperante, un nombre que se la ha dado a un trastorno que designa síntomas como fatiga, insomnio, tristeza, etc. y que la sola administración de fármacos no es suficiente para su tratamiento. La depresión neurótica es como un velo que cae sobre los sujetos, que permanecen ciegos en relación a los que les sucede, a sus verdaderos problemas, o bien no quieren saber nada de ellos. Prefieren creer en soluciones rápidas y/o milagrosas. Recurren a médicos que acallan lo que sucede y solo se quedan con la queja y en la descripción del malestar conocido sin poder poner remedio porque no encuentran el lugar donde deben ponerlo, porque le huyen a lo desconocido. ¿Por qué hay tantas consultas por depresión? La depresión es la gran enfermedad del siglo XX y del siglo XXI:Si bien el término depresión ha existido desde siempre, es recién en el siglo XX cuando toma una significación vinculada a lo psíquico. Las personas se mueven más en la dimensión de la exigencia que en la del deseo. El consumo actualmente excede las cosas materiales y se transforma en consumo de confort psíquico, salud . bienestar y estética (promesas ilusorias absorbida en forma de mandatos varios que bien se pueden ver en anuncios televisivos :Mensajes que prometen confort y felicidad… compre tal o cual cosa, que lo hará feliz o le devolvemos el dinero). Es decir que la exigencia incluye el bienestar emocional y la salud física. Es decir que el sujeto de nuestra época se encuentra atiborrado por el consumo de objetos y sepultado por los ideales que han devenido mandatos. El hiperconsumo de objetos (entre ellos, los fármacos en general y los antidepresivos en particular) no le procura el bienestar. Cuanto mayor es el consumo y la exigencia correspondiente de bienestar, más lejos se encuentran las personas de conseguirlo. Jacques Lacan sitúa la depresión en el registro de la COBARDÏA MORAL y la relaciona con el deber del bien-decir o de reconocerse en el inconsciente. En principio, se trata de una dimensión ética que debemos situar en el registro de la verdad subjetiva; no en el registro de una dimensión psicológica que permitiría acceder a una especie de adaptación a una "felicidad no responsable". La cobardía moral es no poder sostener el deseo, no poder anudar el deseo con su causa, no conducir la propia vida en el sentido en que uno quiere (sino por mandatos), no poder hacerse responsable de los propios actos. Aunque sostener el deseo no sea fácil (es más fácil entregarse al goce), la renuncia al deseo comporta un afecto depresivo, porque dicha renuncia se experimenta subjetivamente como culpa. El afecto depresivo surge cuando el sujeto no consigue hacerse amar por el propio ideal (Ideal del yo), puesto en el otro. El ser parlante que se caracteriza como un sujeto de deseo, por estructura tiene dificultad para hacerse cargo de su propio deseo. En el lugar de esta dificultad aparecen los síntomas. Este es el mapa de la neurosis. La época duplica esta dificultad propia del sujeto para hacerse con el deseo porque ofrece objetos que le brindan una satisfacción por fuera del deseo e invita a desconocer la relación con el deseo y el trabajo subjetivo que supone vincularlo a su causa perdida. El sujeto permanece abocado al goce, sin saberlo, pero experimenta malestar porque el superyó siempre pide más, este malestar se expresa en la queja por la supuesta responsabilidad del otro en sus padecimientos. Como el sujeto no puede hacerse responsable de sus actos, exige esta responsabilidad al otro (al partenaire, al médico, al Estado), exige una solución que sólo podría encontrar él mismo. J. Lacan plantea que los afectos engañan porque van a la deriva, que el único afecto que no engaña es la angustia (porque muestra la confrontación del sujeto con el deseo del Otro). El afecto depresivo no se puede resolver si no se pone "en causa". La depresión puede estar vinculada a una pérdida cuyo duelo no se termina de realizar. El sujeto, en lugar de admitir la pérdida del objeto y lo más propio que el objeto arrastró consigo, se ahoga en un estado depresivo que no lo confronta con lo que resulta insoportable asumir: la pérdida del objeto y la falta que queda de su lado. En este sentido la época ofrece el fármaco que brinda una "indiferencia narcótica" Frente a la dificultad para sostener el deseo, más allá de la pérdida de aquello que lo sostenía, el sujeto contemporáneo encuentra, paradójicamente, un refugio en la depresión. Encuentra un nombre que le permite identificarse y le da un lugar "soy depresivo" y, a la vez, lo fija a un malestar del cual goza sin poder saber nada. Cuál es la apuesta de un análisis? A que la persona que consulta puede tomar la palabra y pensar en relación a su historia, y lograr un cambio en su posición Introducir al sujeto en la dimensión de la palabra, darle un lugar donde reescribir su historia, donde pensar sus ideales, sus miedos, sus tristezas, sus afectos y su responsabilidad en relación a los acontecimientos que ha protagonizado y donde poder, en última instancia, recuperar algo de su dignidad humana (en contra de su "cosificación"). Cuando el sujeto puede pasar de la queja inicial a la interrogación en relación a lo que le sucede y queda de su lado en cuanto a lo que le toca vivir y a la conexión que eso tiene con su propia historia, la vivencia subjetiva cambia. El afecto depresivo comienza a diluirse y en su lugar aparecen otras cosas, más verdaderas: preguntas, dudas,, rabia. Una interrogación sobre la vida y el malestar en el que el sujeto buscará otros nombres, otras implicaciones que es, en definitiva, lo único que puede permitir una rectificación subjetiva, un cambio.

lunes, 23 de junio de 2014

Lectura para esta noche: Un hombre, su caballo y su perro, caminaban por un sendero. Al pasar cerca de un árbol gigantesco, cayó un rayo, y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había dejado este mundo, y siguió caminando con sus dos animales (a veces a los muertos les lleva un tiempo ser conscientes de su nueva condición…) La caminata se hacía muy larga, colina arriba, el sol era de justicia, y todos terminaron sudados y sedientos. Necesitaban desesperadamente agua. En una curva del camino, avistaron una puerta magnífica, toda de mármol, que conducía a una plaza adoquinada con bloques de oro, en cuyo centro había una fuente de donde manaba un agua cristalina. El caminante se dirigió al hombre que guardaba la entrada: - Buenos días. ¿Qué lugar es éste, tan bonito? - Esto es el cielo. - Pues qué bien que hemos llegado al cielo, porque nos estamos muriendo de sed. - Usted puede entrar y beber toda el agua que quiera. - Mi caballo y mi perro también tienen sed. - Lo siento mucho, pero aquí no se permite la entrada de animales. Al hombre aquello le disgustó mucho, porque su sed era grande, pero no estaba dispuesto a beber él solo; dio las gracias y siguió adelante. Tras mucho caminar, ya exhaustos, llegaron a una finca que tenía por entrada una vieja portezuela que conducía a un camino de tierra, bordeado por árboles en sus dos orillas. A la sombra de uno de los árboles, había un hombre tumbado, con la cabeza cubierta con un sombrero, posiblemente durmiendo. -Buenos días – dijo el caminante.-Tenemos mucha sed, mi perro, mi caballo y yo. -Hay una fuente en aquellas piedras – dijo el hombre señalando el lugar -. Pueden beber cuanto les plazca. El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y mataron su sed. A continuación, regresó para dar las gracias. -A propósito, ¿cómo se llama este lugar? -Cielo. -¿Cielo? ¡Pero si el guarda de la puerta de mármol dijo que el cielo era allá! -Eso no es el cielo, es el infierno. El caminante se quedó perplejo. -¡Pero ustedes deberían evitar eso! ¡Esa falsa información debe causar grandes trastornos! El hombre sonrió: -De ninguna manera. En realidad, ellos nos hacen un gran favor. Porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a los mejores amigos…

sábado, 21 de junio de 2014

Lectura para esta noche: ¿A quién queremos? Ya de niños, nos preguntan: ¿Quieres a papá? ¿Quieres a la tía? ¿Quieres a tu profesor? Nadie nos pregunta: ¿Tú te quieres a ti mismo? Y terminamos gastando gran parte de nuestra vida y de nuestra energía en intentar agradar a los demás. Pero, ¿y qué hay de nosotros? El jesuita Anthony Mello cuenta una genial historia sobre este asunto: Una mujer y su hijo se encuentran en una cafetería. Tras escuchar el pedido de la madre, la camarera se dirige al niño: -¿Y tú qué vas a querer? -Un perrito caliente. -De eso nada – salta la madre – Lo que él quiere es un filete de ternera con guarnición de verduras. La camarera, ignorando el comentario, le pregunta al chico: -¿Lo quieres con mostaza o con kétchup? -Con los dos – responde el chico. Y a continuación se vuelve hacia la madre, todo sorprendido: -¡Mamá! ¡ELLA CREE QUE SOY DE VERDAD!

"Y debo decir que confío plenamente en la casualidad de haberte conocido. Que nunca intentaré olvidarte, y que si lo hiciera, no lo conseguiría. Que me encanta mirarte y que te hago mía con solo verte de lejos. Que adoro tus lunares y tu pecho me parece el paraíso. Que no fuiste el amor de mi vida, ni de mis días, ni de mi momento. Pero que te quise, y que te quiero, aunque estemos destinados a no ser". JULIO CORTÁZAR.

Lectura para esta noche: Los dos monjes Cuenta una conocida historia japonesa que dos monjes, Tanzan y Ekido, quienes, cuando regresaban a su monasterio, les agarró una lluvia torrencial. Al cabo de un rato, vieron que una mujer joven, vestida con un precioso kimono de seda, vacilaba en cruzar un pequeño torrente que bajaba de la montaña y había inundado por completo el camino. Tanzán acudió en su ayuda, la cargó en sus brazos, atravesó la corriente y la dejó sana y salva al otro lado del camino . Ekido permaneció en silencio, visiblemente molesto, durante todo el resto del camino. Por fin, cuando ya llegaban a la puerta del monasterio, Ekido soltó con ira toda su queja: -Se supone que los monjes no deben tocar a las mujeres, mucho más si son bellas y jóvenes como la que tú cargaste sobre el agua. No sé cómo pudiste cometer una falta tan grave… Su queja y sus palabras sorprendieron a Tanzan que se había olvidado por completo del incidente. Miró fijamente a los ojos de Ekido y le dijo: -Mira, yo dejé a la mujer allá al otro lado del camino cubierto por el agua. Pero parece que tú todavía la sigues cargando.

jueves, 19 de junio de 2014

SI TE PREGUNTAN Si alguna vez te preguntan ¿De quien es tu mirada?, solo diles que; del que te dejo desolada.. Si te preguntan ¿Quien fue el dueño de tu alma? solo diles que; del que te robo la calma.. Si preguntan, ¿Quien es dueño de tu boca? diles solamente; del que se llevo mi ansia loca.. Si te llegaran a preguntar ¿De quien es tu vida? contestales tristemente; del que se fue sin despedida.. Si te preguntan, ¿Porque lloran tus ojos? solo diles; porque no esta, el que llenaba mis antojos.. Si alguna vez te inquieren ¿Por el dueño de tu cuerpo? solo diles; !Se fue!.. !Se lo llevo el viento!.. Si te preguntaran curiosos, ¿si volverias a querer? replica con resolucion, solo que !El vuelva a nacer!.. Si alguna vez te preguntan, si volverias a amar, contesta con firmeza, solo si el polvo, !Se pudiera renovar!..

"Para mi corazón basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas. Desde mi boca llegará hasta el cielo lo que estaba dormido sobre tu alma. Es en ti la ilusión de cada día. Llegas como el rocío a las corolas. Socavas el horizonte con tu ausencia. Eternamente en fuga como la ola. He dicho que cantabas en el viento como los pinos y como los mástiles. Como ellos eres alta y taciturna. Y entristeces de pronto, como un viaje. Acogedora como un viejo camino. Te pueblan ecos y voces nostálgicas. Yo desperté y a veces emigran y huyen pájaros que dormían en tu alma". PABLO NERUDA

"Yo te estaba esperando. Más allá del invierno, a través de los libros, de las tardes de fútbol, de la flor que no quiso convertirse en almohada, más allá del muchacho obligado a la luna, por debajo de todo lo que amé, yo te estaba esperando. Yo te estoy esperando. Por detrás de las noches y las calles, de las hojas pisadas y de los comentarios de la gente, por encima de todo lo que soy, con más prisa que el tiempo que me huye, más cerca de la luz y de la tierra, yo te estoy esperando. Y seguiré esperando. Como los amarillos del otoño, todavía palabra de amor ante el silencio, cuando la piel se apague, cuando el amor se abrace con la muerte y se pongan mas serias nuestras fotografías, sobre el acantilado del recuerdo, después que mi memoria se convierta en arena, por detrás de la última mentira, yo seguiré esperando".

lunes, 16 de junio de 2014

Lo amas tanto, así, como en su momento yo lo ame y otras también; pero ¡CUIDADO!, su amor es pasajero y su corazón gitano es, va por el mundo cautivando corazones y dejando tras su paso rotas ilusiones y así, como de tantos amores sin previo aviso se alejo; del tuyo, cuando él crea que es el momento, también lo hará... se marchara. Quizás creas que digo esto con mala intensión, por atormentarte o para enturbiar tu felicidad; pero equivocada estas, no es así, lo digo porque se como duele su ausencia y el caos que ocasiona su adiós...

Me enamoré de una mujer que no solía arreglarse como si tuviera una fiesta a diario. No, fue diferente. Me enamoré de una mujer que no suele importarle qué tan arreglada está, de ese tipo de mujeres que prefiere media hora de sueño antes que media hora de rituales inservibles; de ese tipo de mujeres que cuando le dices que son hermosas, no te cree. Fue extraño(si se le puede decir así) ver tanta belleza, tanto orden que desestabilizó mis desorden. Sus destinos vencieron mis casualidades. Sus haz terminaron con mis yo nunca. Me enamoré de una mujer que no solía arreglarse demasiado, y la veía jodidamente hermosa de todos modos. Lo hice porque me gusta ese pequeño segundo en el que mi corazón deja de latir y revive, como si de una resucitación se tratase , cuando es un día especial la veo con un vestido de noche, maquillada y esperando mi urgente arribo.

domingo, 15 de junio de 2014

PAPÁ: NUNCA TERMINAMOS DE APRENDER Por César Lozano Papá, me das permiso para… Papá, qué opinas de… Papá, ¿por qué no? Papá, ¿por qué yo? Papá, no estoy de acuerdo… Por supuesto que nunca terminamos de aprender, los hijos se convierten en grandes maestros y cada día nos enseñan y ponen a prueba nuestra paciencia, nuestra prudencia y, sobre todo, nuestra capacidad de adaptación. Los tiempos cambian, los hijos también. Me sorprende constantemente la capacidad de amar que como padre tengo y que, puedo asegurar, cada día es más y ¡sin manual de procedimiento! Estoy seguro que tú, al igual que yo, a veces te preguntas si las decisiones que tomamos son las correctas, si los límites que aplicamos son suficientes o innecesarios y, sobre todo, si nuestra labor como guías será adecuada. La madre Teresa de Calcuta, cuyo nombre verdadero es Agnes Gonxha Bojax-hiu, fundadora de la Congregación de Misioneras de la Caridad en Calcuta y que durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, dijo lo siguiente: “El día a día esta formado por cientos de actos cotidianos que pasan desapercibidos para la mayoría de nosotros, pero que contribuyen de manera insospechada a que el mundo mejore o empeore. Pequeñas decisiones en todos los ámbitos de nuestro día que van configurando de manera silenciosa el futuro de la sociedad. No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor”. Esos pequeños actos son los que van moldeando el futuro de nuestros hijos. Siempre observan nuestras reacciones, nuestros enojos y nuestros reclamos. Analizan silenciosamente la manera en la que reaccionamos ante lo inesperado y sobre todo la forma en la que tratamos a quienes amamos y a quienes no soportamos. Los nuevos descubrimientos en el cerebro relacionados con la neuroplasticidad, nos dicen que las neuronas sí se pueden multiplicar y que podemos aprender constantemente nuevas formas de hacer las cosas e incluso aprender o re-aprender a tener paciencia, bondad e inteligencia en el control de todas las emociones que poco a poco nos separan de los demás. Olvidemos la teoría que, sin miramientos ni excepciones, decía: “árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza”, para cierta gente que sigue inmersa en el dolor y en la violencia, probablemente es mucho más difícil que se enderece, pero para quienes toman la firme determinación, sí es posible. Aprendemos y tomamos la decisión de cambiar como padres por varios motivos: 1. Porque han sido tantos los errores que hemos cometido, que al voltear hacia atrás, decides tomar acciones para cambiar. No estás de acuerdo con lo que ha pasado o con la forma en la que has tratado a tus hijos, por los pésimos resultados que has obtenido. Como lo dijo Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos ¿por qué seguir haciendo lo mismo?” O como lo dijo Shakespeare: “El pasado es sólo un prólogo. Tu pasado no es tu futuro, tu presente es tu futuro”. 2. Aprendemos y cambiamos cuando conocemos o admiramos a quienes queremos imitar, igualar e incluso superar. Bertrand Russell dijo: “La mejor prueba de que algo puede hacerse es que antes alguien ya lo hizo”. Las personas verdaderamente inteligentes tienen la humildad de aprender de la experiencia de los demás. Incluyo aquí a quienes se llenan de la sabiduría que los libros aportan. Películas con historias donde los protagonistas han sido los padres que logran sacar la casta y la actitud positiva ante las adversidades. ¿Quién no recuerda la maravillosa película La vida es bella, escrita, dirigida y protagonizada por Roberto Benigni?, quien en forma conmovedora nos transmitió el mensaje de fortaleza que un padre tiene hasta el final de su vida, haciendo hasta lo imposible por evitar el sufrimiento de su pequeño hijo en un campo de concentración. 3. También existen quienes cambiamos para bien cuando simplemente lo decidimos. Tomamos la rienda de nuestra vida para mejorarla. Por simple convicción, por amor y por esas ganas que todos tenemos en el fondo de nuestro corazón de querer trascender. Mención aparte merecen todas esas mujeres que, ante la ausencia de un padre por diferentes razones, toman la firme determinación de educar, formar y amar a sus hijos. Lo que más he aprendido en esta maravillosa experiencia de ser padre es que no se ven los mejores resultados en forma inmediata. Recordemos papás, que se plantan las semillas hoy y se recogen los frutos mañana y que la paciencia la prudencia y la inteligencia pueden hacer milagros. El segundo regalo más grande que le podemos dar a nuestros hijos es la disciplina, el primero es el amor. ¡Feliz día del padre!

viernes, 13 de junio de 2014

Una vez superadas exaltaciones y ensoñaciones, calmadas y aprendidas las pasiones de las primeras relaciones, dejado atrás lo que no fue y guardándolo sin rencores, gastadas las falsedades y maduradas las voluptuosidades. Una vez asimilada y corregida la falta de experiencia, encontrada en el día a día la ratificación ya sin ausencias, de que el querer a alguien es la más definitiva de las pruebas, al mostrarse ante el otro tal y como uno mismo se conserva, al comprobar que lo que uno da es lo que al final uno se lleva. Una vez diluidas entre fuentes de sinceridad las diferentes fantasías, por querer hacer un proyecto real con y de nuestras vidas, en el que uno sabe ofrecer cuando el otro más lo necesita, en el que de lo que se trata es de no llenarse de sensaciones vacías, de crear el propio camino sin dejar de lado las otras expectativas. Una vez ganada y exigida la propia independencia, respetadas las distancias cuando ésta nos lo sugiera, abandonada la idea de que sino se comparten todas las vivencias, acaba por marchitar lo que antes crecía por propia inercia, más de un destino ha dejado a otro por exceso de absorbencia, aprender a dejar tiempos muertos para renovar así viejas sorpresas. Una vez recordada la evolución de las diferentes situaciones, en las que la naturalidad vence a lo forzado sin limitaciones, en las que uno más uno excede a lo que por separado se pretende, en las que no hay más obstáculos que juzgar sin mirarse antes la frente, que reaccionar a la primera devolviéndonos así disparidades ingentes. Una vez rota la costumbre de rodearse siempre de escudos, de querer tener siempre razón por no traicionar al orgullo, de ceder al otro las deudas que no zanjamos en nuestro rumbo, de negar la realidad cuando lo que sucede no es de nuestro gusto, de ostentar con palabras los que debieran ser nuestros propios asuntos. Una vez aclaradas las ideas en cada uno de estos puntos, es cuando empieza el inicio del verdadero aprendizaje, no dejar al azar lo que tenemos que poner de nuestra parte, sólo hay un secreto y esto es lo que su interior contiene, para aprender a querer hay qu

"Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma. Y uno aprende que el AMOR no significa acostarse. Y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad. Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del Sol puede quemar. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y así cada día... Con el tiempo aprendes que estar con alguien, porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado... Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad... Con el tiempo te das cuenta de que si estás con una persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla... Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados y que quien no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades... Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida... Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes... Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, es muy probable que la amistad jamás sea igual... Con el tiempo te das cuenta que aún siendo feliz con tus amigos, lloras por aquellos que dejaste ir... Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible... Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá multiplicada las mismas humillaciones o desprecios... Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe… Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen, ocasiona que al final no sean como esperabas... Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante... Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás a los que se marcharon... Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba ya no tiene sentido... Pero; desgraciadamente, sólo con el tiempo..." Jorge Luis Borges

Ella se cansado de tirar la toalla, Se va quitando poco a poco telarañas, No ha dormido ésta noche, pero no está cansada, No mira ningún espejo, pero se siente to’ guapa… Hoy ella se puesto color en las pestañas, Hoy le gusta su sonrisa, no se siente una extraña, Hoy sueña lo que quiere, sin preocuparse por nada, Hoy es una mujer, que se da cuenta de su alma… Hoy vas a descubrir, que el mundo es sólo para ti, Que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño, Hoy vas a comprender, Que el miedo se puede romper con un sólo portazo… Hoy vas a hacer reír, Porque tus ojos se han cansado de ser llanto, de ser llanto… Hoy vas a conseguir, Reírte hasta de ti y ver que lo has logrado que… Hoy vas a ser la mujer, Que te dé la gana de ser, Hoy te vas a querer, Como nadie te sabido querer, Hoy vas a mirar pa’lante, Que pa’ atrás ya te dolió bastante, Una mujer valiente, una mujer sonriente, Mira como pasa… Hoy nació la mujer perfecta que esperaban, Ha roto sin pudores las reglas marcadas, Hoy ha calzado tacones, para hacer sonar sus pasos, Hoy sabe que su vida, nunca más será un fracaso… Hoy vas a descubrir, que el mundo es sólo para ti, Que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño, Hoy vas conquistar el cielo, Sin mirar lo alto que queda del suelo, Hoy vas a ser feliz, Aunque el invierno sea frío y sea largo, y sea largo… Hoy vas a conseguir Reírte hasta de ti y ver que lo has logrado… Hoy vas a descubrir, que el mundo es sólo para ti, Que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño, Hoy vas a comprender, Que el miedo se puede romper con un sólo portazo... Hoy vas a hacer reír, Porque tus ojos se han cansado de ser llanto, de ser llanto, Hoy vas a conseguir, Reírte hasta de ti y ver que lo has logrado…

martes, 10 de junio de 2014

Matando nuestros sueños El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo. Las personas más ocupadas que he conocido en la vida siempre tenían tiempo para todo. Las que nada hacían estaban siempre cansadas, no conseguían realizar el poco trabajo que tenían y se quejaban constantemente de que el día era demasiado corto. En realidad, tenían miedo de enfrentarse con el Buen Combate. El segundo síntoma de la muerte de nuestros sueños son nuestras certezas. Porque no queremos ver la vida como una gran aventura para ser vivida. Comenzamos a creernos sabios, justos y correctos en lo poco que le pedimos a la vida. Miramos más allá de las murallas de nuestra cotidianidad y oímos el ruido de las lanzas que se quiebran, el olor del sudor y de la pólvora, las grandes caídas y las miradas sedientas de conquista de los guerreros. Pero nunca sentimos la alegría, la inmensa alegría presente en el corazón de quien está luchando, porque para ellos no importan ni la victoria ni la derrota, importa sólo participar del Buen Combate. Finalmente, el tercer síntoma de la muerte de nuestros sueños es la paz. La vida se convierte en una tarde de domingo y ya no nos pide grandes cosas, ni exige más de lo que queremos dar. Entonces creemos que somos maduros, dejamos de lado las fantasías de la infancia y alcanzamos nuestra realización personal y profesional. Nos sorprende cuando alguien de nuestra edad dice que aún quiere esto o aquello de la vida. Pero en realidad, en lo más profundo de nuestro corazón, sabemos que lo que sucede es que renunciamos a luchar por nuestros sueños, a librar el Buen Combate. Cuando renunciamos a nuestros sueños y encontramos la paz, tenemos un pequeño periodo de tranquilidad. Pero los sueños muertos comienzan a pudrirse dentro de nosotros e infectan todo el ambiente en que vivimos. Comenzamos a ser crueles con los que nos rodean y, finalmente, dirigimos esa crueldad contra nosotros. Surgen las enfermedades y las psicosis. Lo que queríamos evitar en el combate —la decepción y la derrota— se convierte en el único legado de nuestra cobardía. Y un bello día, los sueños muertos y podridos vuelven el aire difícil de respirar y comenzamos a desear la muerte, la muerte que nos libera de nuestras certezas, de nuestras ocupaciones y de aquella terrible paz de las tardes de domingo. _________________

Corazón coraza Mario Benedetti Porque te tengo y no porque te pienso porque la noche está de ojos abiertos porque la noche pasa y digo amor porque has venido a recoger tu imagen y eres mejor que todas tus imágenes porque eres linda desde el pie hasta el alma porque eres buena desde el alma a mí porque te escondes dulce en el orgullo pequeña y dulce corazón coraza porque eres mía porque no eres mía porque te miro y muero y peor que muero si no te miro amor si no te miro porque tú siempre existes dondequiera pero existes mejor donde te quiero porque tu boca es sangre y tienes frío tengo que amarte amor tengo que amarte aunque esta herida duela como dos aunque te busque y no te encuentre y aunque la noche pase y yo te tenga y no.—

Jamás me he llevado bien con las cursilerías, con los “te amo” demasiado empalagosos ni con los besos exageradamente apasionados. Nunca me he jactado de ser demostrativa, como un vidrio empañado, a duras penas dejo entrever lo que siento. Mis manos nunca aprendieron el recorrido de una caricia, ni mis labios las palabras precisas para confesar lo feliz que me hace despertar atrapada en la red de tus brazos, ni la sensación de protección que me dan tus piernas cuando abrigan mis pies siempre helados. No me juzgues de insensible porque las lágrimas se mantienen amotinadas detrás de mis parpados. Simplemente debes entender que no soy como todas las demás, que mi cuerpo no está formado por células, sino por palabras, que mi sangre es de tinta, que mis pensamientos son turbios y muchas veces sin sentido. Debes comprender que beso con poemas, que abrazo con versos, que lloro canciones, que rio poesía. Es imperioso que sepas que mis huesos son frases rotas, que mi soledad es una gran hoja en blanco en la que no hay más que dolor, que mi amor es puro, es antiguo, es como los de antes. Que le temo a la noche, que amo la lluvia que escribe sobre la ventana lo que no me atrevo a decir, que el pasto recién cortado me inunda de paz, que en el agua de tu mirada se ahogan mis fantasmas, que soy más amiga de la muerte que de la vida, que sé mucho de penas, que a veces supuro olvidos. Debes ser consciente que mi tiempo no es el de los relojes, que me escondo detrás de un escudo de altanería para que nadie borre lo poco de esencia que me queda, que no se mucho de felicidad, que soy muy mala aprendiz… Pero sobre todo (y a pesar de todo), tienes que estar convencido de que te amo, y que a diario me esfuerzo por, al menos, insinuarlo.

Amar a un ser humano. Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá des sus máscaras y sus defensas; contemplar con ternura sus más profundos sentimientos, sus temores, sus carencias, sus esperanza y alegrías , su dolor y sus anhelos; es comprender que detrás de su careta y su coraza, se encuentra un corazón sensible y solitario, hambriento de una mano amiga, sediento de una sonrisa sincera en la que pueda sentirse en casa; es reconocer, con respetuosa compasión, que la desarmonía y el caos en los que a veces vive son el producto de su ignorancia y su inconsciencia, y darte cuenta de que si genera desdichas es porque aún no ha aprendido a sembrar alegrías y en ocasiones se siente tan vacío y carente de sentido, que no puede confiar ni en sí mismo; es descubrir y honrar, por encima de cualquier apariencia, su verdadera identidad, y apreciar honestamente su infinita grandeza como una expresión única e irrepetible de la VIDA. Amar a un ser humano es ser suficientemente humilde como para recibir su ternura y su cariño sin representar el papel del que nada necesita; es aceptar con gusto lo que te brinda sin exigir que te de lo que no puede o no desea; es agradecerle a la Vida el prodigio de su existencia y sentir en su presencia una auténtica bendición en tu sendero; es disfrutar de la experiencia sabiendo que cada día es una aventura incierta y el mañana, una incógnita perenne; es vivir cada instante como si fuese el último que puedes compartir con el otro, de tal manera que cada reencuentro sea tan intenso y tan profundo como si fuese la primera vez que lo tomas de la mano, haciendo que lo cotidiano sea siempre una creación distinta y milagrosa. Amar a un ser humano es también atreverse a establecer tus propios límites y mantenerlos firmemente; es respetarte a ti mismo y no permitir que el otro transgreda aquello que consideras tus derechos personales; es tener tanta confianza en ti mismo y en el otro, que sin temor a que la relación se perjudique, te sientas en libertad de expresar tu enojo sin ofender al ser querido y puedas manifestar lo que molesta o incomoda sin intentar herirlo o lastimarlo. Es reconocer y respetar sus limitaciones y verlo con aprecio sin idealizarlo; es compartir y disfrutar de los acuerdos y aceptar los desacuerdos, y si llegase un día en el que evidentemente los caminos divergieran sin remedio, amar es ser capaz de despedirte en paz y armonía, de tal manera que ambos se recuerden con gratitud por los tesoros compartidos. Amar a un ser humano es ir más allá de su individualidad como persona; es percibirlo y valorarlo como una muestra de la humanidad entera, como un expresión del Hombre, como una manifestación palpable de esa esencia trascendente e intangible llamada ³ser humano´, de la cual tú formas parte; es reconocer, a través de él, el milagro indescriptible de la naturaleza humana, que es tu propia naturaleza, con toda su grandeza y sus limitaciones; apreciar tanto las facetas luminosas y radiantes de la humanidad, como sus lados oscuros y sombríos; amar a un ser humano en realidad, es amar al ser humano en su totalidad; es amar la auténtica naturaleza humana, tal como es, y por tanto, amar a un ser humano es amarte a ti mismo y sentirte orgulloso de ser una nota en la sinfonía de este mundo.—

lunes, 9 de junio de 2014

Lectura para esta noche: Reconstruir el mundo El padre estaba intentando leer el periódico, pero el hijo pequeño no cesaba de molestarlo. Ya cansado de aquello, arrancó una hoja, que mostraba el mapa del mundo, la cortó en varios pedazos y la entregó al hijo. -Mira, ahí tienes algo para hacer. Acabo de darte el mapa del mundo y quiero ver si consigues montarlo exactamente como es. Y volvió a leer su diario, sabiendo que aquello mantendría al niño ocupado el resto del día. Quince minutos después, no obstante, el chico volvió con el mapa montado. -¿Es que tu madre te estuvo enseñando geografía? -preguntó el padre, aturdido. -Ni sé lo que es eso -respondió el niño- Es que en el otro lado de la hoja había el retrato de un hombre. Y una vez conseguí reconstruir al hombre, también reconstruí el mundo. En ''Ser como el río que fluye''

"Recuerda que quien no te busca no te extraña, y quien no te extraña no te quiere... Que el destino determina quién entra en tu vida, pero tú decides quién se queda. Que la verdad duele una sola vez, y la mentira cada vez que nos acordamos. Hay tres cosas en la vida que se van y no regresan jamás: las palabras, el tiempo y las oportunidades... así que, valora a quien te valora y no trates como prioridad a quien te trata como una opción".

sábado, 7 de junio de 2014

Adiós para siempre, mitad de mi vida, Un alma tan sólo teníamos los dos; Mas hoy es preciso que esta alma divida La amarga palabra del último adiós. ¿Por qué nos separan? ¿No saben acaso Que pasa la vida cual pasa la flor? Cruzamos el mundo como aves de paso... Mañana la tumba, ¿por qué hoy el dolor? ¿La dicha secreta de dos que se adoran Enoja a los cielos, y es fuerza sufrir? ¿Tan sólo son gratas las almas que lloran Al torvo destino?... ¿La ley es morir?... ¿Quién es el destino?... Te arroja a mis brazos, En mi alma te imprime, te infunde en mi ser, Y bárbaro luego me arranca a pedazos El alma y la vida contigo... ¿por qué? Adiós... es preciso. No llores... y parte. La dicha de vernos nos quitan no más; Pero un solo instante dejar de adorarte, Hacer que te olvide, ¿lo pueden? ¡Jamás! Con lazos eternos nos hemos unido; En vano el destino nos hiere a los dos... ¡Las almas que se aman no tienen olvido, No tienen ausencia, no tienen adiós!

A veces se busca a quien no merece nada ni siquiera una partícula de pensamientos o una molécula de recuerdo.. a veces se busca calor para acariciar el alma pero solo encontramos a alguien que no nos da ni siquiera la mirada… a veces buscamos y buscamos para solo darnos cuenta y entender que ni nosotros sabemos lo que buscamos para ser felices… pero en el momento mas inesperado, cuando todo es tormenta, cuando la luna no despierta y el sol no duerme, llega aquel ser que cambia el significado de la vida y se transforma en lo que se busca en lo que se sueña en lo que se esperaba en el pensamiento en la partícula en la molécula… en todo lo que te rodea si hasta el tiempo se acorta y el reloj ahoga… a veces el amor llega porque la vida, es bella.

Dime o tan solo dame un motivo para dejar de quererte… Dime o tan solo entrégame las pruebas que me permitan despedirme, Dime en que momento dejaste de quererme… dime cuando fue que la noche no me permitió verte, Dime porque aun siento la humedad de tus labios si han pasado años… Dime por favor, dime en que momento perdí tu mirar, tus manos…si hasta mi alma te has llevado.

jueves, 5 de junio de 2014

El instante mágico Es necesario correr algunos riesgos. Sólo entendemos adecuadamente el milagro de la vida cuando permitimos que lo inesperado se manifieste. Todos los días Dios nos da – junto con el sol – un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. Todos los días intentamos fingir que no vemos este momento, que no existe, que hoy es igual que ayer y mañana será igual que hoy. Pero el que presta atención descubre el instante mágico. Puede esconderse en el momento de meter la llave en la cerradura por la mañana, o en el silencio que sigue a la cena, o en cualquiera de las mil y una cosas que nos parecen repetidas. Ese momento existe – un momento en el que toda la fuerza de las estrellas nos atraviesa y nos permite hacer milagros. La felicidad es a veces un don, pero generalmente es una conquista. El instante mágico nos ayuda a cambiar, nos empuja en la dirección de nuestros sueños. Vamos a sufrir, vamos a pasar por momentos difíciles, vamos a enfrentar muchas desilusiones, pero todo eso es pasajero, inevitable, y acabaremos enorgulleciéndonos de las marcas señaladas por todos los obstáculos. En el futuro, podremos mirar hacia atrás con orgullo y fe. Pobre del que tuvo miedo de correr riesgos. Porque tal vez no se decepcione nunca, ni tenga desilusiones, ni sufra como los que tienen un sueño que cumplir. Pero cuando mire hacia atrás – porque siempre se acaba mirando hacia atrás – va a escuchar a su corazón diciendo: “¿Qué hiciste con los milagros que Dios sembró a lo largo de tus días? ¿Qué hiciste con los talentos que tu Maestro te confió? Los enterraste bien hondo en una fosa, porque tenías miedo de perderlos. Por lo tanto, esta es tu herencia: la certeza de que desperdiciaste tu vida”. Pobre del que llega a escuchar estas palabras. Porque entonces creerá en los milagros, pero los instantes mágicos de su vida ya habrán pasado. Tenemos que escuchar al niño que fuimos un día, y que aún existe en nuestro interior. Este niño sabe de instantes mágicos. Podemos sofocar su llanto, pero no podremos acallar su voz. Si no nacemos de nuevo, si no volvemos a mirar la vida con la inocencia y el entusiasmo de la infancia, la vida deja de tener sentido. Existen muchas maneras de suicidarse. Los que intentar asesinar su cuerpo ofenden a la ley de Dios. Los que procuran matar su alma también ofenden a la ley de Dios, aunque su crimen resulte menos visible a los ojos de los hombres. Pongamos atención en lo que nos dice el niño que llevamos guardado en el pecho. No nos avergoncemos por su causa. No debemos dejar que tenga miedo por estar solo o porque casi nunca lo escuchamos. Vamos a permitir que tome un poco las riendas de nuestra existencia. Este niño sabe bien que cada día es diferente del anterior. Vamos a hacer que se sienta nuevamente querido. Vamos a agradarlo, aunque eso signifique actuar de maneras algo insólitas para nosotros mismos, aunque los demás consideren que estamos haciendo tonterías. Recuerden que la sabiduría de los hombres Dios la ve como locura. Si escuchamos al niño que tenemos en el alma, nuestra mirada volverá a brillar. Si no perdemos el contacto con este niño, no perderemos el contacto con la vida. ¡Vivamos todos los instantes mágicos! Amor (Alma Gemela) Siempre existe en el mundo una persona que espera a otra, ya sea en el medio del desierto o en medio de una gran ciudad. Y cuando estas personas se cruzan y sus ojos se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierden completamente su importancia y sólo existe aquel momento y aquella increíble seguridad de que todas las cosas debajo del sol fueron escritas por la misma Mano. La Mano que despierta el amor y que hizo un alma gemela para cada persona que trabaja, descansa y busca tesoros debajo del Sol. Porque sin esto, no tendrían ningún sentido los sueños para la raza humana.

miércoles, 4 de junio de 2014

obsesión llega y dice: “A partir de ahora, tu destino me pertenece. Haré que busques cosas que no existen. ”Tu alegría de vivir me pertenece también. ‘Porque tu corazón ya no tendrá paz, porque estoy expulsando al entusiasmo y ocupando su lugar. ”Dejaré que el miedo se esparza por el mundo, y tú siempre estarás aterrorizado, sin saber por qué. No necesitas saberlo: lo que necesitas es seguir aterrorizado, y así alimentar el miedo cada vez más. ”Tu trabajo, que antes era una Ofrenda, está ahora poseído por mí. Los demás dirán que tú eres un ejemplo, porque te esfuerzas más allá del límite, y tú sonreirás a tu vez y agradecerás el cumplido. ”Pero en tu corazón, yo estaré diciéndote que todo tu trabajo es ahora mío, y servirá para apartarte de todo y de todos: de tus amigos, de tu hijo, de ti mismo. ”Trabaja más, para que no puedas pensar. Trabaja más de la cuenta, para que dejes de vivir por completo. ”Tu Amor, que antes era la manifestación de la Energía Divina, también me pertenece. ‘Y esa persona a la que amas no se podrá apartar un momento siquiera, porque yo estoy en tu alma diciendo: ‘Cuidado, puede irse y no volver’. ”Tu hijo, que antes debería seguir su propio camino en el mundo, ahora pasará a ser mío. ‘Así, haré que lo rodees de cuidados innecesarios, que mates su gusto por la aventura y por el riesgo, que lo hagas sufrir cada vez que él te desagrade o te provoque sentimientos de culpa porque no correspondió a todo lo que tú esperabas de él”. Por lo tanto, aunque la ansiedad sea parte de la vida, nunca dejes que ella controle tus movimientos. Si se acercara demasiado, dile: “No me preocupa el día de mañana, porque Dios ya está ahí, esperándome”.

Queda prohibido llorar sin aprender, levantarte un día sin saber qué hacer, tener miedo a tus recuerdos. Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que querés, abandonarlo todo por el miedo. No convertir en realidad tus sueños. Queda prohibido no demostrar tu amor, hacer que alguien pague tus dudas y malhumor. Queda prohibido dejar a tus amigos, no intentar comprender lo que vivieron juntos, llamarles solo cuando los necesitas. Queda prohibido no ser tú ante la gente, fingir ante las personas que no te importan, hacerte el gracioso con tal de que te recuerden, olvidar a toda la gente que te quiere. Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo, tener miedo a la vida y a sus compromisos, no vivir cada día como si fuera un ultimo suspiro. Queda prohibido echar a alguien de menos; olvidar sus ojos, su risa. todo porque sus caminos han dejado de abrazarse, olvidar su pasado y pagarlo con su presente. Queda prohibido no intentar comprender a las personas. Pensar que sus vidas valen mas que la tuya, no saber que cada uno tiene su camino y su dicha. Queda prohibido no crear tu historia, dejar de dar las gracias a Dios por tu vida, no tener un momento para la gente que te necesita. No comprender que lo que la vida te da, también te lo quita. Queda prohibido no buscar tu felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva, no pensar en que podemos ser mejores, no sentir que sin ti este mundo no sería igual".

La moneda de la vida.. En mi vida existieron diferentes aristas, conoci el rechazo el amargo sabor de la indiferencia lo frio que se siente la sombra de la ausencia Mis momentos felices nunca fueron continuos el destino y el egoísmo llenaron de vallas ese camino empinado dónde costosamente solo se sube de a dos También disfruté de mis noches de buena compañía pasiones desbordadas inundadas de afectos donde despertar era mágico al lado de la persona amada Asi conocí las dos caras de la moneda de la vida donde nada es coincidencia y el culposo destino es una página en blanco que espera ser escrita con alegría y tristezas durante nuestro paso por esta maravillosa vida.

martes, 3 de junio de 2014

Manual para subir montañas 1. Escoge la montaña que deseas subir: no te dejes llevar por los comentarios de los demás, que dicen “esa es más bonita”, o “aquella es más fácil”. Vas a gastar mucha energía y entusiasmo en alcanzar tu objetivo, y por lo tanto eres tú el único responsable y debes estar seguro de lo que estás haciendo. 2. Saber como llegar frente a ella: muchas veces, vemos la montaña de lejos, hermosa, interesante, llena de desafíos. Pero cuando intentamos acercarnos, ¿qué ocurre? Que está rodeada de carreteras, que entre tú y tu meta se interponen bosques, que lo que parece claro en el mapa es difícil en la vida real. Por ello, intenta todos los caminos, todas las sendas, hasta que por fin un día te encuentres frente a la cima que pretendes alcanzar. 3. Aprende de quien ya caminó por allí: por más que te consideres único, siempre habrá alguien que tuvo el mismo sueño antes que tú, y dejó marcas que te pueden facilitar el recorrido; lugares donde colocar la cuerda, picadas, ramas quebradas para facilitar la marcha. La caminata es tuya, la responsabilidad también, pero no olvides que la experiencia ajena ayuda mucho. 4. Los peligros, vistos de cerca, se pueden controlar: cuando empieces a subir la montaña de tus sueños, presta atención a lo que te rodea. Hay despeñaderos, claro. Hay hendiduras casi imperceptibles. Hay piedras tan pulidas por las tormentas que se vuelven resbaladizas como el hielo. Pero si sabes dónde pones el pie, te darás cuenta de los peligros y sabrás evitarlos. 5. El paisaje cambia, así que aprovéchalo: claro que hay que tener un objetivo en mente: llegar a lo alto. Pero a medida que se va subiendo, se pueden ver más cosas, y no cuesta nada detenerse de vez en cuando y disfrutar un poco del panorama de alrededor. A cada metro conquistado, puedes ver un poco más lejos; aprovecha eso para descubrir cosas de las que hasta ahora no te habías dado cuenta. 6. Respeta tu cuerpo: sólo consigue subir una montaña aquél que presta a su cuerpo la atención que merece. Tú tienes todo el tiempo que te da la vida, así que, al caminar, no te exijas más de lo que puedas dar. Si vas demasiado deprisa, te cansarás y abandonarás a la mitad. Si lo haces demasiado despacio, caerá la noche y estarás perdido. Aprovecha el paisaje, disfruta del agua fresca de los manantiales y de los frutos que la naturaleza generosamente te ofrece, pero sigue caminando. 7. Respeta tu alma: no te repitas todo el rato “voy a conseguirlo”. Tu alma ya lo sabe. Lo que ella necesita es usar la larga caminata para poder crecer, extenderse por el horizonte, alcanzar el cielo. De nada sirve una obsesión para la búsqueda de un objetivo, y además termina por echar a perder la escalada. Pero atención, tampoco te repitas “es más difícil de lo que pensaba”, pues eso te hará perder la fuerza interior. 8. Prepárate para caminar un kilómetro más: el recorrido hasta la cima de la montaña es siempre mayor de lo que pensabas. No te engañes, ha de llegar el momento en que aquello que parecía cercano está aún muy lejos. Pero como estás dispuesto a llegar hasta allí, eso no ha de ser un problema. 9. Alégrate cuando llegues a la cumbre: llora, bate palmas, grita a los cuatro vientos que lo has conseguido, deja que el viento allá en lo alto (porque allá en la cima siempre hace viento) purifique tu mente, refresca tus pies sudados y cansados, abre los ojos, limpia el polvo de tu corazón. Piensa que lo que antes era apenas un sueño, una visión lejana, es ahora parte de tu vida. Lo conseguiste. 10. Haz una promesa: aprovecha que has descubierto una fuerza que ni siquiera conocías, y dite a ti mismo que a partir de ahora, y durante el resto de tus días, la vas utilizar. Y, si es posible, promete también descubrir otra montaña, y parte en una nueva aventura. 11. Cuenta tu historia: sí, cuenta tu historia. Ofrece tu ejemplo. Di a todos que es posible, y así otras personas sentirán el valor para enfrentarse a sus propias montañas.

Cerrando círculos Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. ¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje?, ¿La relación se acabó? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente “revolcándote” en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste ya a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente. El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú. Suelta el resentimiento. El prender “tu televisor personal” para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte lentamente, envenenarte y amargarte. La vida está para adelante, nunca para atrás. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelvan. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio. Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo.

lunes, 2 de junio de 2014

Mi secreto. mi secreto es… que a pesar de no tenerte junto a mi te hago presente aunque estés completamente ausente. mi secreto es… que a pesar de la distancia los kilómetros no coartan esta manera de amarte, porque no existen distancias entre los recuerdos y el alma. mi secreto es… no extrañarte no llorarte no buscarte no hablarte sino el cerrar de los ojos donde te encuentro como lo hace la poesía, que sabe donde tocar el alma.

Espejo de mi Alma Yo se cuánto por un amor que no fue, tú has sufrido Por un amor de esos, que se les llama perdido Yo se cuanto el corazón herido, destrozado hasta el desvelo paso noches enteras, llorando sin tener ningún consuelo Yo se cuantas veces en soledad, pensaste tu vida terminar porque la angustia te invadía , oscureciendo tu pensar porque perdiste la brújula, porque perdiste la razón porque no quedaban ilusiones, en tu pobre corazón Yo se lo que te ha costado, cada día despertar te abrazaban las sabanas, no te querían soltar pese a no haber dormido, ni tus lagrimas secar no tenías las ganas para levantarte y andar Yo se cuánto has sufrido, yo conozco tu dolor de ver que te están hablando, y no prestar atención de querer quedarte solo, solo con tu corazón para decirle al oído, no hay esperanza ni ilusión Yo se lo que has sufrido, yo se que volverás amar olvidándote de todo, lo que tuviste que llorar despertando a la mañana con ganas de caminar ilusionado a la vida, la sonrisa de par en par Yo se que estás enamorada que tu corazón volvió amar se nota en tu alegría, en tu forma de caminar en cada latido de alegría que retumba sin parar en tu mirada brillosa, que solo el amor puede dar Yo se lo feliz que eres, cuanta alegría me da porque no te merecías estar triste por amar Porque sabía que podías, que te ibas a enamorar porque sabía que podías volver en el amor a confiar Yo te veo tan contenta, que lloro de la emoción Nos merecemos estar felices, estar felices las dos gracias espejo del alma, por acompañarme en el dolor gracias espejo del alma, por acompañarme en el amor.

"POEMA DECLARACIÓN" Hoy... en el día de cualquier año, en el año de cualquier siglo, en mis plenas facultades mentales y físicas y asumiendo cuanto digo y escribo declaro, que me declaro "Culpable". Culpable de todo lo que no hice, de todo lo que no he visto ni oído, de las palabras que no dije a tiempo y de las otras que nunca aprendí. Me preocupé por cosas que jamás sucedieron, y pasé gran parte de mi vida en sitios equivocados, en horas equivocadas, con gentes equivocadas. Declaro... que llegué tarde a todas las citas, que no estuve nunca antes en ninguna parte, que encontré la primavera florecida, la tierra repartida y el cielo prometido. Que todo lo que tengo es menos de lo que me falta, que lo que creía, no lo creí después y que cometí el peor de los errores, soñé en un mundo de pesadillas. Declaro también... que no hay nada más cierto que nuestro pasar por la vida, ni nada más falso que nuestra vida al pasar. Que es feliz aquel que no quiere nada, que no sabe nada, que no se pregunta nada, y que no se da cuenta de nada. Que de una mano temblorosa, puede caerse el amor que hay en ella. Que todo lo que no se da, no se acumula... se pierde. Que todos somos al fin y al cabo, esclavos de algún vicio o de alguna virtud, que he sido fiel solamente a mis dudas, y que el hombre más libre que conocí, iba atado al corazón de una "Mujer".

sábado, 31 de mayo de 2014

MI MADRE TENÍA MUCHOS PROBLEMAS. Había estado adelgazando peligrosamente y estaba deprimiéndose. Era irritable, gruñona y amargada. Hasta que un día, de pronto, ella cambió. La situación estaba igual, pero ella era distinta. "Viejita -dijo mi padre- llevo tres meses buscando trabajo y no he encontrado nada, voy a echarme unas chelas con los amigos." -Ah, okey.-Contestaba mi madre. -Ya encontrarás. "Mamá -dijo mi hermano- reprobe todas las materias en la facultad." -Ah, okey. -Respondió mi madre. -Ya te recuperarás y si no pues repites el semestre. Pero te lo pagas tú. "Mamá- dijo mi hermana- Choqué el carro." -Ah, okey. -Suspiró mi madre. -llévalo al taller, busca como pagar y por lo pronto muévete en combi. "Nuera -llegó diciendo su suegra, que siempre la fustigaba y encaraba-, vengo a pasar unos meses con ustedes." -Ah, okey. -dijo mi madre. -Acomódese en el sillón y agarre unas cobijas del clóset. Todos se reunieron preocupados al ver estas "no reacciones" de mi madre. Sospechaban que hubiera ido al médico para que le recetara unas pastillas de Alpinchimadrina de 1000 mgs. Seguramente estaría ingiriendo una sobredosis. Propusimos hacer una "intervención" a mi madre para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento anti-encabritamiento. Pero cual fue nuestra sorpresa que, cuando nos reunimos en torno a ella, explicó: -"Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida. Me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi enojo, mi insomnio y mi estrés, no sólo NO resolvían sus problemas sino que AGRAVABAN los míos. YO NO SOY RESPONSABLE DE LAS ACCIONES DE LOS DEMÁS, PERO SÍ SOY RESPONSABLE DE LAS REACCIONES QUE EXPRESE ANTE ESO. Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde. He tomado cursos de yoga, de meditación, de Milagros, de Desarrollo Humano, de Higiene Mental y de Programación Neurolingüística... y hay un común denominador: QUE YO SÓLO PUEDO TENER INJERENCIA SOBRE MÍ MISMA, USTEDES TIENEN TODOS LOS RECURSOS NECESARIOS PARA RESOLVER SU PROPIA VIDA. Yo sólo podré darles mi consejo si acaso me lo pidieran y de ustedes depende seguirlo o no. Así que de hoy en adelante, yo dejo de ser el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, la lavandera de sus remordimientos, la abogada de sus faltas, la depositaria sus deberes o su llanta de refacción para cumplir sus responsabilidades. Los declaro a todos adultos independientes y autosuficientes." Todos se quedaron mudos. Ese día la familia comenzó a funcionar mejor... Porque cuando mamá está bien, todos en la casa sabrán lo que les toca hacer...

CARTA DE UN ÁNGEL Quiero decirte entre las estrellas más hermosas, entre las nubes, que estoy bien, aquí solo hay paz, amor y perdón... No te pongas triste por mi ausencia, no me he ido de tu lado, simplemente que ahora no me puedes ver como antes, ni puedes oír mi voz, pero estoy contigo a toda hora, en cada latido de tu corazón, en cada lágrima que derramas por mí. Pero, ¿sabes? te las he secado con mis manos y con mis besos. pero no te das cuenta, el dolor y el no aceptar que no estoy físicamente, no deja que me veas. Sabes bien que ésta es la ley de la vida. No culpes a nadie. No te sientas culpable por nada, si no me diste un abrazo cuando tuviste tiempo, si no me dijiste cuánto me amabas, olvídalo, tu dolor lo dice todo; anda, piensa que estoy bien, sonríe cuando te acuerdes de mí. Recuerda los mejores momentos que compartimos, las veces que reímos juntos. No recuerdes cómo fue mi partida, eso te hace mucho daño, desangra tu alma y tu corazón. No te tortures más. Cuando te sientas solo, alza tu mirada al cielo. Si es de día, me verás en la nube que esté más cerca, y si es de noche, simplemente busca la estrella más grande, la que brille más... Ahí estaré viéndote, y mi titilar te responderá. Acuérdate que no fue un adiós que nos dijimos, fue simplemente un hasta luego….

COCINANDO UN AMOR. Quiero cocinar para ti un amor perfecto, delicioso, prepararlo a fuego lento, sin ninguna prisa. Necesito : Días felices, pero también tristes, para dar ese toque agridulce que tiene la vida. Realidades, pero también fantasías, para encontrar un punto exacto, que de sabor a lo nuestro. Optimismo, pero jamás pesimismo, para que no se espesen nuestros días, que sean ligeros y fáciles de digerir. Compañía, pero también una pizca de soledad, para esos ratos, en los que es necesario que rectifiquemos sentimientos. Comprensión, pero también censura, para esas ocasiones en que nos excedemos, que uno ponga el freno, cuando se requiera. Sinceridad, pero jamás mentira, para envolverlo todo y lograr consistencia que vaya dando forma a nuestro amor. Cariño, pero jamás rencor, para que sea la levadura que haga crecer y crecer la relación. Respeto, pero también desacato, para ciertos momentos que así lo ameritan. Romance, pero mucho, mucho romance, para condimentarlo todo, que sea, el toque final. Cocinarlo todo a fuego lento, sin ninguna prisa, servirlo todos los días, con besos y abrazos al gusto.

"TÁCTICA Y ESTRATEGIA" Mi táctica es mirarte aprender como sos quererte como sos mi táctica es hablarte y escucharte construir con palabras un puente indestructible mi táctica es quedarme en tu recuerdo no sé cómo ni sé con qué pretexto pero quedarme en vos mi táctica es ser franco y saber que sos franca y que no nos vendamos simulacros para que entre los dos no haya telón ni abismos mi estrategia es en cambio más profunda y más simple mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites.

Sea como sea, tómalo con tranquilidad, es decir, sosegadamente, con paz interior. Sea como sea, hazlo con los cinco sentidos, es decir, conscientemente, estando en lo que estás. Sea como sea, sigue la ley del mínimo esfuerzo, es decir, emplea las energías justas pero suficientes para llevarlo a cabo. Sea como sea, ama lo que haces, es decir, aprende a valorarlo como si fuese sagrado. Con tranquilidad, con los cinco sentidos, con el esfuerzo justo, y desde el corazón. Actitud correcta, atención plena, esfuerzo justo y con respeto.—

PERDONA Y LIBERA TU ALMA Recuerda que el hecho de perdonar a alguien no significa que estés de acuerdo con la ofensa, sino que estás en vías de decir que, con los ojos del corazón, has sido capaz de ver más allá de la ofensa, de ver lo que pasaba en el interior de la otra persona. El deseo más grande de tu corazón es sentirse en paz y sentir compasión por el otro. Gracias a este perdón podrás co...ncederte más fácilmente el derecho de ser tú mismo, de convertirte en una versión mejor de ti. Por otro lado, el hecho de perdonar es un hermoso ejemplo para ayudar al otro a que también lo consiga. Y ese mismo perdón que tu das, regresará a ti, cunado necesites ser perdonado. La vida es una rueda, todo vuelve !!

BUENOS DÍAS, MUNDO!!!! Coge el timón de tu sábado, de tu vida, y llévalo por donde tú quieras... No tienes que vivir en una situación que no quieres, no tienes por qué resignarte, no te ha tocado eso... hay mil cosas que puedes hacer para cambiar tu realidad... hay que tener valor, por supuesto... pero vivir resignados y mal es morir en vida... así que... va siendo hora de ver qué somos y dónde estamos y si es esto lo que queremos... y si no... arria las velas, pilla el catalejo, vira el rumbo y hacia un nuevo horizonte... seguro que el viento sopla a tu favor!!! FELIZ SÁBADO!!!

viernes, 30 de mayo de 2014

NO TE DETENGAS No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tu puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre. No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye. "Emito mis alaridos por los techos de este mundo", dice el poeta. Valora la belleza de las cosas simples. Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad. Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo. Aprende de quienes puedan enseñarte. Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la vida La sociedad de hoy somos nosotros: Los "poetas vivos". No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

miércoles, 28 de mayo de 2014

"Algunas veces vuelo y otras veces me arrastro demasiado a ras del suelo, algunas madrugadas me desvelo y ando como un gato en celo patrullando la ciudad en busca de una gatita, a esa hora maldita en que los bares a punto están de cerrar, cuando el alma necesita un cuerpo que acariciar. Algunas veces vivo y otras veces la vida se me va con lo que escribo; algunas veces busco un adjetivo inspirado y posesivo que te arañe el corazón; luego arrojo mi mensaje, se lo lleva de equipaje una botella... al mar de tu incomprensión. No quiero hacerte chantaje, sólo quiero regalarte una canción. Y algunas veces suelo recostar mi cabeza en el hombro de la luna y le hablo de esa amante inoportuna que se llama soledad. Algunas veces gano y otras veces pongo un circo y me crecen los enanos; algunas veces doy con un gusano en la fruta del manzano prohibido del padre Adán; o duermo y dejo la puerta de mi habitación abierta por si acaso se te ocurre regresar; más raro fue aquel verano que no paró de nevar. Y algunas veces suelo recostar mi cabeza en el hombro de la luna y le hablo de esa amante inoportuna que se llama soledad". "Que se llama soledad" (canción), de JOAQUÍN SABINA.

"Espérame donde rompen los días porque iré a buscarte -créelo-, para inundarte de amor, lavar tus heridas, lamer tu cintura, mojarte de besos. Vi escrito en la luna que volarás conmigo, cuando al fin puedas olvidarte de respirar y te sobre el aire, y te dé risa el tiempo y te dejes caer en mis brazos infinitos".

Un niño estaba parado, descalzo, frente a una tienda de zapatos temblando de frío. Una señora se acercó y le dijo: "Mi pequeño amigo ¿qué estás mirando con tanto interés en esa ventana?". Él respondió: "Le estoy pidiendo a Dios que me de un par de zapatos". La señora lo tomó de la mano y lo llevó adentro de la tienda y pidió a un empleado media docena de pares de medias para el niño y un par de zapatos. Preguntó si podría prestarle una tina con agua y una toalla y llevó al niño a la parte trasera de la tienda. Con cariño empezó a lavar los pies del niño y se los secó, luego le colocó las medias y los zapatos. Ella acarició al niño en la cabeza y le dijo: "¡No hay duda pequeño amigo que te sientes más cómodo ahora!". Mientras ella daba la vuelta para marcharse, el niño muy feliz, la alcanzó y la tomó de la mano, mirándola con lágrimas en los ojos le preguntó: "¿Es usted la esposa de Dios?. La Señora le respondió: "No, solamente soy una mujer agradecida con lo que el me ha dado, ". Queridos amigos, se imaginan ¿Qué diferente sería el mundo? Pero tal vez tu no eres capaz de compartir este mensaje! Yo si lo hago y también estoy infinitamente agradecido con Dios!

Mereces un amor que te quiera despeinada, con todo y las razones que te levantan de prisa, con todo y los demonios que no te dejan dormir. Mereces un amor que te haga sentir segura, que pueda comerse al mundo si camina de tu mano, que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel. Mereces un amor que quiera bailar contigo, que visite el paraíso cada que mira tus ojos, y que no se aburra nunca de leer tus expresiones. Mereces un amor que te escuche cuando cantas, que te apoye en tus ridículos, que respete que eres libre, que te acompañe en tu vuelo, que no le asuste caer. Mereces un amor que se lleve las mentiras, que te traiga la ilusión, el café y la poesía

SUELTA… Si no trae alegría a tu vida...SUELTA. Si no te ilumina ni te construye...SUELTA. Si permanece, pero no crece...SUELTA. Si te procura seguridad y así te evita el esfuerzo de desarrollarte...SUELTA. Si no brinda reconocimiento a tus talentos...SUELTA. Si no acaricia tu ser...SUELTA. Si no impulsa tu despliegue...SUELTA. Si dice, pero no hace...SUELTA. Si no hay lugar en su vida para ti...SUELTA. Si intenta cambiarte...SUELTA. Si se impone el "yo"...SUELTA. Si son más los desencuentros que los encuentros...SUELTA. Si simplemente no suma a tu vida...SUELTA. SUÉLTATE...la caída será mucho menos dolorosa que el dolor de mantenerte aferrado a lo que NO ES.

viernes, 23 de mayo de 2014

"Para no llamarte ahogo mi voz en el sonido de las conversaciones cotidianas, la convierto en palabras que no tienen nada que ver con lo que verdaderamente pienso. Para no llamarte me muerdo los labios, aprieto los puños, trato de olvidarme de tu nombre porque tengo miedo de gritarlo en sueños y que el aire lo lleve a tus oídos. Para borrarte de mi camino por las calles que transitamos voy cerca de los lugares donde estuvimos juntos y digo despacito que nunca exististe, que nunca estuve ahí con vos, que fuiste un invento de mi imaginación. Para borrarte de mí me quedo largo rato sumergida en el agua, me froto con perfumes que no se parecen a tu olor. Me quedo parada en el viento y me restriego los ojos para arrancarles tu imagen. Pero todo es inútil".

l "Algún día encontrarás a alguien a la medida. Que se olvide tu pasado, de tus fracasos, que no le importe lo que fuiste, lo que hiciste, lo que algún día por malos actos quizá perdiste. Alguien que te levante, que te perdone, que te cuide, que llore contigo, y si es necesario te haga llorar, alguien que te entienda, cuando ni siquiera tú lo haces. Alguien que al entrar a tu vida te hará saber por qué no funcionó con nadie más, alguien a la medida."

jueves, 22 de mayo de 2014

Ella no es perfecta. Tú tampoco lo eres, y ninguno de los dos probablemente lo seréis. Pero si ella puede hacerte reir al menos una vez, te hace pensar dos veces, si admite ser humana y cometer errores, no la dejes ir y dale lo mejor de ti. Ella no va a recitarte poesía, no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de ella que sabe que podrías romper. No la lastimes, no la cambies, y no esperes de ella más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, díselo cuando te haga enojar y extráñala cuando no esté. Ámala con todo tu ser cuando recibas su Amor. Porque no existen las chicas perfectas, pero siempre habrá una chica que es perfecta para ti.

Durar no es vivir Hace dos años, en el vestíbulo de la estación L´Enfant Plaza del metro de la ciudad de Washington, a muy temprana hora de la mañana, un hombre de vaqueros y camiseta desenfundó su violín, colocó su sombrero en el suelo para recibir los donativos y comenzó a tocar. Permaneció por un espacio de cuarenta y cinco minutos interpretando seis piezas de Bach. En ese lapso, pasaron por el lugar más de mil personas, de las cuales, siete se detuvieron a escucharlo por unos minutos y veintisiete le dejaron algo de dinero (concretamente, treinta y dos dólares). Todo lo anterior no tendría nada de extraño, si quien estuviera tocando fuera un músico callejero cualquiera, pero se trataba de Joshua Bell, uno de los violinistas más afamados del mundo y a quien se lo considera un superdotado. El violín con el que tocaba era un Stradivarius de su propiedad valorado en tres millones de euros (sonido inigualable) y la música que interpretó fue magistral. El periodista que ideó este experimento social y luego escribió un artículo al respecto, fue galardonado por este trabajo con el Pulitzer en el año 2008. ¿Qué pasó con la gente que circuló por dónde estaba Bell esa mañana? Sorprende ver el video. La gente pasaba a su lado sin detectar la belleza de aquella melodía extraordinaria, a excepción de algunos niños que repararon en el músico e intentaron quedarse pero sus madres los arrastraron rápidamente. Mientras tanto, Bach sonaba en todo se esplendor ante una audiencia sorda, inmutable y acelerada. La conclusión es triste: la vida a veces pasa de largo, acontece como si la cuestión no fuera con nosotros. Estamos físicamente presentes, pero nuestro cuerpo y nuestra capacidad de apreciación y “degustación” parecen disociados. No tenemos tiempo ni espacio para el paisaje. No sé si somos pobres de espíritu, ignorantes musicales o personas insensibles que han pedido el rumbo, pero aquel día y en aquel lugar, la gente no captó el esplendor y la gracia. Durar no es vivir. Nos mantenemos desatentos casi siempre y en una situación casi esquizofrénica entre quienes somos y quienes aparentamos ser. En lo más profundo de cada uno está latente la verdadera esencia nuestro ser que punga por salir, pero en lo superficial, en la conducta manifiesta, ocurre el automatismo y la mecanización de la mente. Estar conectado al espíritu y a la propia sensibilidad no es una estupidez: mantenerse en contacto permanente con el propio yo es la virtud de las mentes libres. ¿Cuántas cosas realmente hacemos “conscientemente” en lo cotidiano? ¿Por qué los hechos a veces pasan de largo y ni siquiera nos tocan? ¿Acaso no estamos inmersos en el movimiento de la vida? La belleza esta a nuestro alrededor, el encanto la existencia se nos exhibe descaradamente y sin embargo nuestra capacidad de percepción está embotada o embolatada. Admiramos muchos más a un automóvil último modelo que un amanecer o el abrazo de un hijo ¿Cuándo fue que perdimos el norte? Quizás cuando le hicimos demasiado caso a las agencias de socialización o cuando nos dejamos seducir por el mercadeo de una felicidad envuelta para regalo y lista para consumir. Lo que queda claro, es que todos los días, a cada momento, a nuestro alrededor ocurren eventos de todo tipo que podrían asombrarnos y no los vemos, no los sentimos, no los procesamos. Los maestros espirituales de todo el mundo y a través de todos los tiempos han dicho una y otra vez: “¡Despierta!”, y la respuesta, tristemente, ha sido la misma: un bostezo. Insisto: en algún momento de la evolución se detuvo en nosotros el impacto de la sorpresa y por desgracia se instaló la modorra intelectual y afectiva, es decir, hubo una involución, en la cual, sobrevivir se hizo más importante que vivir… Y no nos damos cuenta.

Hola mi amor ... Se q como muchos otros habra momentos donde no podre llevarte de la mano junto a mi pero cuando pase solo bastara q cierres los ojos y al sentir la brisa acariciar tu rostro sabras q siempre voy a estar ahi para ti.  Desde aquella vez en q en ese primer beso me mostraste q eres muy especial para mi , no sabes lo feliz que soy por contar con tus besos tus abrazos y tus caricias cada dia.  Gracias por ser mi solecito en los dias mas grises, mi luna y estrella en las noches mas oscuras, te quieroo.

UN NUDO EN LA SABANA En una junta de padres de familia de cierta escuela, la Directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos. También pedía que se hicieran presentes el máximo de tiempo posible. Ella entendía que, aunque la mayoría de los padres de la comunidad fueran trabajadores, deberían encontrar un poco de tiempo para dedicar y entender a los niños. Sin embargo, la directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, en forma humilde, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana. Cuando salía para trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo. Cuando regresaba del trabajo era muy tarde y el niño ya no estaba despierto. Explicó, además, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia. Dijo también que el no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba redimirse yendo a besarlo todas las noches cuando llegaba a su casa y, para que su hijo supiera de su presencia, él hacía un nudo en la punta de la sábana. Eso sucedía religiosamente todas las noches cuando iba a besarlo. Cuando el hijo despertaba y veía el nudo, sabía, a través de él, que su papá había estado allí y lo había besado. El nudo era el medio de comunicación entre ellos. La directora se emocionó con aquella singular historia y se sorprendió aún más cuando constató que el hijo de ese padre, era uno de los mejores alumnos de la escuela. El hecho nos hace reflexionar sobre las muchas formas en que las personas pueden hacerse presentes y comunicarse con otros. Aquél padre encontró su forma, que era simple pero eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía, a través del nudo afectivo, lo que su papá le estaba diciendo. Algunas veces nos preocupamos tanto con la forma de decir las cosas que olvidamos lo principal que es la comunicación a través del sentimiento. Simples detalles como un beso y un nudo en la punta de una sábana, significaban, para aquél hijo, muchísimo más que regalos o disculpas vacías. Es válido que nos preocupemos por las personas pero es más importante que ellas lo sepan, que puedan sentirlo. Para que exista la comunicación, es necesario que las personas “escuchen” el lenguaje de nuestro corazón, pues, en materia de afecto, los sentimientos siempre hablan más alto que las palabras. Es por ese motivo que un beso, revestido del más puro afecto, cura el dolor de cabeza, el raspón en la rodilla, el miedo a la oscuridad. Las personas tal vez no entiendan el significado de muchas palabras, pero saben registrar un gesto de amor. Aún y cuando el gesto sea solamente un nudo. Un nudo lleno de afecto y cariño

Como escribir cuando sientes que tu corazón se desgarra como sacar un ultimo suspiro para plasmar aquello que no sale,sino desangrado por la pena,por la preocupación por la rabia,por la desesperación,por la angustia...! ¡como decir,sin estallar en llanto,sin explotar por la ira, como gritar en silencio para que tu quejido no lastime a otros como ser,si no te dejan ser,si no tienes ya tu tiempo ni tu vida es tuya,ni tus sueños te pertenecen,si ya no eres tu...! ¡como aplacar tus sentidos y explicarles lo que te ocurre como nacer a la verdad de tu interior,sin recurrir a la mentira exterior como saciar tus oscuridades sin reflejar la claridad que ocultas como decidir que es lo que conviene sin perder en la decisión como luchar contra corriente, ¿como hago para olvidar lo que no quiero, lo que ya no tiene vuelta atrás?

Ser fuerte... Aún cuando todo se derrumba y la soledad te aprieta, si el vacío crece dentro y la nostalgia anda inquieta, si la confusión se acerca queriendo entrar por la puerta, si la tristeza no avisa y te llega de sorpresa, si el amor esta distante si la confianza se aleja, si sientes que ya no puedes ni pararte con firmeza, si lagrimas amenazan con cubrir todo tu rostro, y nudos en la garganta con romper en mil sollozos, mi reflejo en el espejo que parece triste y débil, me grita que el ser fuerte a veces, es la única opción que tienes. Me gusta Comentar Compartir

miércoles, 21 de mayo de 2014

Un chico de 24 años viendo a través de la ventana del autobús gritó: “¡Papá, mira los árboles como van corriendo detrás!” el Papá sonrió y una pareja de jóvenes sentados cerca, miro al joven de 24 años con conducta infantil y murmuraron que ya estaba viejo como para andar diciendo eso de pronto, otra vez exclamó: “”¡Papá, mira las nubes están corriendo con nosotros!” “La pareja no pudo resistirse y le dijo al anciano: ” “¿Por qué no llevas a tu hijo a un buen médico?”” El anciano sonrió y dijo: “”ya lo hice y apenas estamos viniendo del hospital, mi hijo era ciego de nacimiento, y hoy por primera vez puede ver gracias a Dios, la pareja de jóvenes quisieron tragarse lo que habían dicho … Cada persona en el planeta tiene una historia. No juzgues a la gente antes de que realmente los conozcas. La verdad puede sorprenderte.

"Espero curarme de ti" Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor Que se han pronunciado sobre la tierra y Se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras de amor Están entre dos gentes que no se dicen nada. Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral Y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero Cuando digo: "qué calor hace", "dame agua", "¿Sabes manejar?", "se hizo de noche" Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, Te he dicho "ya es tarde", y tú sabías que decía "te quiero"). Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: Guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana Para entender las cosas. Porque esto es muy parecido A estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón. (Jaime Sabines)

MADRE Me van pasando los años y un día dejaré de ser, mientras tanto seguiré evocando los hermosos recuerdos de esa infancia juguetona que pasé. Aunque de joven fui rebelde, para mal o para bien, atrapado en la bebida y el placer; la experiencia juvenil es el tesoro más valioso que guardé. De esa época de sombras y pendencias, fue grande la enseñanza, gracias a las bondades y consejos que me brindara mi madre al comienzo en mi crecer. Reciclando aquellos tiempos en el regazo pueblerino, en donde un día mi arte revelé... aprendí a enfrentar la vida y no retroceder. Esa ha sido la añoranza más grandiosa que de mi vida atesoré, evocando la silueta de mi vieja reclinada sobre la mesa, diseñando los vestidos, para luego confeccionarlos en su máquina de coser.

Me envuelvo en alas de ángel, he tirado mi ropa. No me sirve vestir el cuerpo si el alma está desnuda ante ti. Nada temo, temes tú acaso enamorarte. amarme? Si yo no lo hiciera, no estaría entre tus brazos cerrados sobre mi alma. Mi mirada den tu pecho, en tu hombro, tus brazos... Caigo desde lo alto de montañas nevadas, me derrito sobre las aguas del mar nocturno, cuajado de un manto de astros que no distingo, y que me hablan sin embargo, un idioma que entiendo. Late en mi pecho y no necesita de palabras ni sonidos propios, acapara la música y el llanto para ponerlos voz de ángel. Hubo momentos de soledad, de pánico, pero acepto la soledad en la que estoy, rodeada, de silencios, pues no escucho las voces que me hablan. Creí lo más fácil era rendirse, tonta yo...al contrario! Lo difícil es quedarse a luchar el aire que respiro, por el hecho de nacer en este lugar en un cuerpo que me ancla y no me deja volar. Me gustaría de veras, darme la vuelta en la cama, y que mi ángel me abrazara para dormir sin preocupación más, que no separarme de él un centímetro siquiera. Abrazarme y ser abrazada por alas de ángel. Una canción de tiempos pasados late en mi sien. Corre! Corre! Sálvate tú! Como si eso dependiera de mí y no de las noches que pierdo en el borde de un acantilado. No voy a saltar, no me da confianza esa muerte, pero es pura poesía...Volar como un ángel. Desplegar las alas y por fin, sin prisa, abrazarte.

sábado, 17 de mayo de 2014

Mi café, mi compañero largas charlas de silencios, sonrisas y lagrimas compartidas cómplice de mis desvelos. Más oscuro que la noche más amargo que sus besos, más caliente que el verano más fuerte que su recuerdo. Mi café, mi compañero cada sorbo es un te quiero atrapado sutilmente entre mi taza, mi boca y sus dedos. Dulce mezcla de amor y de olvido su aroma me hace pensarlo, triste corazón mio que solo puede sentir, recordando.

Yo quiero ser una mujer consciente del privilegio y milagro de la vida… de sentir que tengo todo el derecho a vivir y disfrutar lo que ella me ofrece… Yo quiero ser feliz siendo yo misma, sin máscaras, sin sentimientos de culpa, conforme a mi vocación, a mi misión y a mis sueños… Yo quiero tener el coraje de ser y sentirme libre, para elegir mis caminos, vencer mis miedos y temores, y asumir las consecuencias de mis actos… Yo quiero tener alegría para reír,para hacer y recorrer mi camino a la felicidad, para sentir la energía de vivir plena e intensamente… Yo quiero sentir que soy una mujer completa,amarme, reconocer que soy única, irrepetible e irreemplazable; que valgo, porque en mí han instalado una luz divina, y porque en mi interior hay mucho para dar… Yo quiero hacer conciencia de que nadie puede lastimarme a menos que yo lo permita; que nadie puede agredirme porque no lo merezco… Yo quiero ser luz Yo quiero ser luz para mi sol, mi familia y mis hijos, porque así, les ayudaré a crecer, sin miedos y con responsabilidad. Yo quiero dejar de ser y sentirme víctima, para retomar o tomar por primera vez en mi vida, la capacidad de autogobernarme, de ser protagonista de mi historia… Yo quiero amar el presente, elegir el futuro y luchar para hacerlo, con el corazón sin renunciarme, ni cansarme jamás… Yo quiero recordar el pasado, pero no vivir en él, para aprender a no cometer los mismos errores. Quiero soñar con un futuro brillante, lleno de estrellas; sin dejar de vivir y disfrutar mi presente, teniendo plena conciencia, que lo único seguro, es el hoy, el aquí y el ahora…Yo quiero perdonarme mis errores, mis culpas, mis caídas y liberar la carga, para hacer más liviano mi caminar, hacia una vida nueva… Yo quiero, todos los días de mi vida, en esta dimensión, agradecer cada instante de aliento, cada sonrisa, cada lágrima, cada amigo que me ha dado la mano en mi peregrinaje; cada experiencia vivida, que me han hecho SER quien soy, con mis defectos y virtudes.